Casi Día y Medio Sin Ti(crónica de Los Quince).

Publicado por Elinea el 16 de julio de 2014.
No me costó dormirme, necesitaba descansar pero en lo mas profundo del engaño de aquellos sueños en los que me sumergía mi subconsciente, el resorte de la realidad se accionó y me desperté.
Puedo decir, para que si alguien lee esto lo entienda, que he pasado tanto tiempo siendo fuerte y fingiendo que nada me hace daño que cuando aparecía una persona, como él, que me sacó de toda la mierda en la que estaba sumergida entraba en una relación sin dejarme a mi misma enamorarme...pero no nos engañemos, de él me enamoré y me volví vulnerable. Me daba igual esa vulnerabilidad porque confiaba en él, o confíe digase en el tiempo verbal en que se quiera, no tengo clara la linea divisoria entre el presente y el pasado. Confíe en que lo que vivía con él, besos incluidos, "te quiero más" incluidos, era de verdad...pero cuando un día te dan las buenas noches diciéndote que te quieren, que metas tus besos en una maleta para que se la lleve con él, y al siguiente te saludan con un beso en la boca, te sientan en un sofá y te dicen "tenemos que hablar" seguido de "yo te quiero pero no estoy enamorado","me voy quince días de vacaciones y voy a pensar". ¿Qué quieres realmente pensar?, ¿crees que se puede hacer eso?, no, no se puede. Y quizá me odie a mi misma por verme envuelta siempre en estas situaciones, por creerme tan inteligente con todo menos con esto, menuda prepotencia de mierda, menuda dignidad y cabeza alta la mía cuando la única forma en la que reacciono delante de él es no sabiendo que decir. Y puta dependencia emocional, puta parte mía que se siente completa estando a tu lado;¿qué coño hago yo con esto mientras conduces a valencia?¿lo estrello?.
Llorar me vaciaría más todavía... y nunca se me han dado bien las artimañas de mujer, no tanto como a ti el cambiar de dirección. Como dejas a alguien diciendo "te voy a echar de menos estos días, seguro. Y cuando vuelva tendré ganas de verte. Pero no me saldrá ir corriendo según llegue. Por eso no funciona.".
¿No te saldrá venir corriendo?, no te salio las dos veces anteriores en las que una de ellas llegaste a mi casa a la una de la mañana, en pleno invierno subiendo en bicicleta, media hora de camino porque tu padre no te dejaba el coche y querías verme, no te saldrá como la segunda vez que fuiste que acabaste en mi casa con un regalo porque te había recordado a mi mientras estabas allí. No te saldrá... lo que no me sale a mi es esa inmadurez tuya de tener las cosas delante para no verlas.
"Llámame estos quince días, que sepas que puedes hablar conmigo si quieres. Mandame algún whatsapp, un simple ey y ya podemos hablar." ¿Qué me haces un favor así?. "Que hablemos depende de ti, tendré ganas de verte al volver pero no podre hacerlo." No puedes porque no quieres, que te llame o te hable durante quince días para que veas que te echo de menos, no te equivocas te echare de menos, como si fueras aire que necesito respirar, pero no te confundas, eres tú el que está haciendo las cosas mal. Tú el que se marcha y el que está rompiendo conmigo, tú la veleta guiada por un viento que ni siquiera conoce. Que tan claro lo tienes todo y cuando me doy la vuelta para irme te despides diciendo que emplearás estos quince días para pensar, pensar si has hecho bien o no. Y lo que yo pienso, es cómo puedo necesitarte tanto...y tú saberlo tan poco.

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Elinea