11:15

Publicado por Erickknox el 17 de junio de 2017.
En el pasillo hablamos como si nuestras mentes pensaron en nosotros todo el tiempo, como si nuestro recuerdo fuera tan grande como para unirnos en la noche, como si nuestra voz fuera tan fuerte para alzarse en medio de una risa con personas ajenas.
Nada malo ocurrió. Yo creí que lo peor, iba a pasar. Tuve miedo.
Entonces sonreímos y por un momento sentí su nerviosismo, que de alguna forma me hizo sentir seguro.
Nuestras anécdotas eran tontas y aleatorias como siempre.
Nuestras risas eran fuertes y largas.
La confianza era toda.
Aunque el miedo estaba siempre en mi mente, lo evité durante todo el rato, superándolo entre cada momento que todo se quedaba en silencio, observando a todas partes buscando algo en el aire para decirle. El miedo me vencía y guardaba palabras. El día era negro y guardaba lluvia. Mis ganas eran tremendas y guardaba un abrazo.
Lo demás no importa.
Luego de separarnos un tiempo, ignorando nuestros sentimientos en común, parece ser que lo que no teníamos en común, era tan divertido para reír.
Y claro, pensé en que quizás en un tiempo todo sea otro error.
Da igual, su sonrisa siempre me encantó y desde el momento que se lo dije al mundo, este me contó que jamás me iba a dejar de encantar.

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Erickknox

  • Cambio.

    126 lecturas | 0 comentarios
  • De Ti

    12 lecturas | 0 comentarios
  • 23.

    76 lecturas | 0 comentarios
  • ¿qué Hago?

    53 lecturas | 0 comentarios
  • 11:15

    68 lecturas | 0 comentarios