Oxímoron para mi Amada

Bebí de tus ojos, vuelo sin destino,
pero no era eso.
Tomé fuerte mis manos a las tuyas,
pero no era.
Tampoco tu cuerpo, cripta de mis deseos,
era eso.
No y no. Mucho más.

Tu oscuridad es la que me alumbraba
Tu silencio el que elocuente se posaba en mi oido.
Tu soledad, espléndida, la que me acompaña.
Oxímoron de mi dolor gozoso, eterna presencia ausente.
Amada mía… qué puedo decirte… que no sea nadería.

16 / agosto / 2014

Etiquetas:

3 Comentarios

  • Indigo

    Pues si Fabio, son esas frases dignas del título, frases de distintas etapas del duelo motivadas por la ausente.
    "Tu soledad, espléndida, la que me acompaña."

    Saludos.

    16/08/14 01:08

  • Vanished

    bueno... creo que casi todo lo que escribo es un proyecto tambien, dificil es saber si realmente estamos escribiendo el "poema" pero encuentro que es allí donde nace la poesía, en el dejarse llevar por el instinto y el deseo de expresar, siendo que comenzar a escribir siempre es lo mas dificil, lo demas encuentra por si solo el sentido. Me gusto leer. Saludos

    16/08/14 09:08

  • Fabio

    Índigo y Vanished muchas gracias por sus atenta lecturas y sobre todo por la generosidad del comentario. Saludos cordiales, salud!

    21/08/14 08:08

Para comentar debes registrarte »
Si eres miembro inicia sesión »

Mas de Fabio