21/3

Perdón, cualquier parecido y rima con la poesía original del S. XIX es pura coincidencia.

Primero hablaré un poco de mí. Desde el año 95 los veranos son abrasadores. Y desde hace más o menos 200 días, la tinta negra nunca fue tan soluble con mis ojos azules. Siempre se me dio bien recitar vidas y arruinar versos, plantar rosas con espinas, laurear amaneceres, evaporar instantes y lucir en otras vidas. No lo entenderíais. Suelo fingir bonito y escribir triste. Escribo porque estoy triste, y al estar triste, hace que quiera escribir más. Escribo porque siento, y siento por lo todo lo escrito. He entrado en un bucle infinito y no tiene pinta de que quiera salir. La palabra es verdad que tiene ese don que dicen que tiene y la fama no tiene porque ser mala de seudónimo.

Los que dicen que una imagen vale más que mil palabras no conocen la poesía. No siempre queremos leerla, ni muchos menos escribirla. Pero siempre la queremos. Hiciste que lo impensable saliera en forma de palabras y al ahorcado jamás le sentó tan bien una cuerda alrededor del cuello, al pirómano una caja de cerillas en la boca, y a mí un bolígrafo en la mano con un papel en blanco. Reconcíliame con el mundo. Hazme creer que todo me pertenece y que nada puede conmigo. Me inculcas eso de Mañana ya no seré y hoy ya he sido.. Al final sea como sea, elijo llevar la poesía por bandera y los versos a cañonazos.

¿Por qué leemos poesía? Porque la poesía somos nosotros. La poesía siempre eres tú, tú, tú, y a veces incluso yo. Porque la poesía es arte. La creamos y ella nos da forma. A veces muy raras. Aunque a veces nos tape con una manta que deja al descubierto nuestros pies dejándolos tiritando, al igual que deja tiritando al corazón. Aunque la poesía se ría de la boca por no saber darnos el placer de escupir lo que sentimos y tener que recurrir a ella para hacerlo.

Porque estuviste escondida delante de mí todo este tiempo. Porque la chica italiana que estaba sentada delante de mí en el momento en que escribía estas líneas no tenía ni idea de qué estaba apuntando en mi libreta color madera, y jamás sabrá que pienso que es tan guapa que encargaría que la esculpiesen en ébano, yo no, que soy un poco manazas, pero seguro que alguien con el nombre de Miguel Ángel lo haría mejor. Tampoco sabrá jamás que formará parte de este modesto poema, y que le diese efímera existencia antes vosotros, que sois poesía. Ahí radica su magia. Porque ella tiene ese poder de sorprender y esa facultad tan humanamente nuestra de la sorpresa. Ese olor a libro nuevo y a miles de experiencias. O solo una contada de mil maneras distintas. En la poesía, como en el piano, las teclas negras también crean canciones maravillosas. Tan cierto como que en los periódicos antiguos la maquina de escribir sienta mejor, tan cierto como que a la poesía cuando la ves en blanco y negro solo avecina tormenta.

Empecé con un perdón y acabo dando las gracias. Como en tantas otras cosas que nos suceden a lo largo de nuestra vida. Gracias de corazón por liberar a este por un momento y saber dirigir su sangre. Gracias por decir tanto lo que tanto pienso que tanto tanto te quiero. Te agradezco esas tardes ocupadas y esos ratos en los que te cogía asco por ser tan sincera conmigo, pero una sinceridad que necesitaba. Te agradezco el conocerme tan bien, porque eso ha hecho que me he conozca mejor. Por acercarme más a ciertas personas, y alejarme de ciertas otras. Y al fin lo mejor para el final. Gracias a vosotros, porque como he dicho antes, poesía somos todos.

22 / marzo / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

11 Comentarios

  • Clopezn

    Desde luego ese el reto: plasmar imágenes reales como la vida misma,conseguir imbuirnos en sensaciones diametralmente opuestas, o solamente transmitir sentimientos como lo hace una mirada cercana y todo ello sólo... con palabras

    22/03/18 11:03

  • Clopezn

    Me gusta. Un saludo

    22/03/18 11:03

  • Galvez

    ¡Muchas gracias Clopezn! Y sí. efectivamente ese es el reto. Y muchas vaces más complejo de lo que parece. Saludos

    23/03/18 02:03

  • Regina

    Muy buen texto, como todos los tuyos, escritor. Saludos cordiales.

    23/03/18 05:03

  • Diegozami

    "¿Por qué leemos poesía? Porque la poesía somos nosotros"...me pareció un texto interesante y bien escrito.

    Saludos.

    23/03/18 10:03

  • Galvez

    Muchísimas gracias Regina. Me alegra mucho que digas eso :)

    24/03/18 06:03

  • Galvez

    Te lo agradezco Diegozami. Un saludo

    24/03/18 06:03

  • Remi

    "La poesía es arte. La creamos y ella nos da forma" nos toma de la mano y dirige nuestros dedos a través de nuestra alma, para sacar lo que llevamos dentro.
    Me parece maravilloso tu texto, tengo la sensación de que tienes mucho más que contar, un placer leerte.
    Un abrazo.

    24/03/18 07:03

  • Voltereta

    Sin duda las musas te han acompañado y te han mostrado el camino, en un texto sin verborrea y lleno de complejidad verdadera, en la que muestras un camino que has convertido en atajo, para llegar a la verdadera realidad, de lo que pudiera ser poesía o quizá no. Ahí radica sin duda, el enigma de este mundo irreal, en el que todos nos perdemos, pero sin duda amamos transitar.

    Estupendo y reflexivo texto.

    Un saludo, Galvez.

    24/03/18 08:03

  • Galvez

    No sabes cuánto te lo agradezco Remi. Un placer que tú me leas. Muchísimas gracias y un abrazo muy fuerte.

    25/03/18 02:03

  • Galvez

    ¡Te agradezco muchísimo tu comentario, voltereta!. Intento hacerlo lo mejor posible, y sí, las musas me acompañan para bien y para mal, pero es mi camino. Un saludo y un gusto leerte

    25/03/18 03:03

Mas de Galvez