Pasajera Onírica

Jóvenes delgados, indiferentes y sombríos
Ella y su amante yacen en su nido.
Sus cuerpos demacrados por pecados del carácter,
sobrevivientes modernos del anonimato, del olvido.

Él la toca cuando se siente vacío,
cuando le incomoda aquello que se insinúa significativo.
Más ella no se mueve ni lo siente,
yace inerte e inconsciente.
Pero él no lo sabe, porque sus ojos miran fijos,
ya que ella no los necesita a donde se ha ido.

Está viendo galaxias desconocidas,
mientras su esencia etérea deja atrás distancias infinitas.
teme perderse, no recobrar el sentido.
Pero para que volver?
y si recuerda haberse ido?

Pero ya es demasiado tarde, su amante ha logrado atraparla
la conciencia arrasadora que todo devasta, la llama.
Vuelve en sí con un bramido que a él arroja fuera de la cama
y el relato de sus ojos lo mata
otra vez su alma cautiva,
otra vez confinada.

29 / abril / 2018

Etiquetas:

Mas de Hamletsrevenge