Mi Infancia Se Fue Con Sus Golpes

Publicado por Idytwy333 el 14 de diciembre de 2017.
Era una niña inocente. Era pequeña, fiel a jugar al parque y ver los dibujos en la televisión. Era una niña en paz, tímida pero feliz. Tenía un sin fin de oportunidades frente a sus ojos, mil opciones que escoger. Confiaba y amaba, esperaba sin prisas porque su presente ya le hacía sentir afortunada. No se apremiaba por crecer y marcharse, por correr a cualquier lugar que no doliese. Pero toda esa magia se rompió. Él la pegaba, la castigaba a golpes cuando no cumplía sus deseos. Sangró más por sus manos que por cualquier rasguño en las rodillas. Lloró más por sus palabras que por cualquier herida física. La obligaba a hacer cuanto él quisiese, la trataba como un trapo sucio más o como un juguete olvidado con el que nadie quiere ya jugar, excepto ese niño de mente enferma que destroza cuanto está en sus manos.
Fingía amor y era posesión, fingía socorrerla y era de él de quien necesitaba protección. Día a dia de maltratos, de puños que no entendía porque la tenían que golpear a ella. De oscuridad después de encerrarla en una habitación pese al pánico que sentía. De dientes rotos por sus golpes, de morados por todo el cuerpo, de una autoestima que con solo 9 años ya no existía. Le nubló la mente y robó su inocencia, sus derechos se fueron con su risa tras hacerla llorar cada tarde en casa de sus abuelos. Su autoestima se esfumó con todas esas humillaciones, esos abandonos, esa indiferencia por parte de los ojos adultos que les rodeaban, argumentando que eran juegos de niños. Y al final llegó el día en que el vaso de agua se desbordó. Éste es un secreto entre tu y yo le dijo. Y ahí empezó su fin. Ahora lo recuerda y siente repugnancia hacia sí misma. Él, a quien le atribuyó en su día el concepto de amigo fiel, fue el que destrozó su futuro por unos ratos de diversión. La tocó como quiso, la engañó fingiendo un juego. Disfrutó por primera vez, con sus manos. Ella no lograba comprender. Su mentalidad cambió, la cordura dejó de tener sentido. Sentía en su interior un desenfreno lleno de rabia, ira y dolor al que no le encontraba explicación. Odiaba todo lo que le rodeaba, odiaba a cualquier ser humano y más a sí misma. Desconocía el principio de esos sentimientos que destrozaban su camino. Desconfiaba de todo el que atreviese a pronunciar palabra en su presencia, desconfiaba incluso de ella. Creció sumida en un sin fin de emociones negativas, de reproches, mal humor y un carácter negro. Miraba al resto con desagrado, aparentaba no tener corazón ni sentimientos que pudiesen romper. Porque cada vez que alguien se le acercaba prometiéndole amor, ella solo recordaba el rostro de aquél muchacho que le robó la oportunidad de vivir y machacó su corazón.

Lo recomiendan

3 Comentarios

  • Regina

    Desgarrador totalmente, un nudo en el estómago tengo, que ser más maligno ese que le hizo eso a la pequeña, !Que horror, que dolor más grande!Un texto cargado de sufrimiento , Un beso Idytwy333.

    14/12/17 08:12

  • Oliviaferrer

    Increíble y muy bestial. Es que no puedo decir nada más, aunque se podrían decir tantas cosas... Y expresado tan real, que ha sido, como dice Regina, desgarrador.
    Besos.

    14/12/17 09:12

  • Remi

    Se me encoge el corazón al leer tu texto, que padecimiento, un horror...
    Un abrazo.

    15/12/17 12:12

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Idytwy333