TusTextos.com

¿cÓmo Fijar El Precio de un Producto O Servicio?

Por: Jared Santiago Espinosa

Para muchos negocios, la pregunta más difícil es: ¿Cómo fijar el precio de mi producto o servicio?

¿Cómo se fija el precio en un producto o servicio?

Para este punto, cuando ya tienes desarrollada tu idea de negocios, necesitas fijar tu precio lo suficientemente alto como para generar ingresos. Esto significa un precio más alto que el costo de los materiales, la renta, el seguro, utilidades, honorarios legales y costos contables. Incluyendo costos de deterioro y pérdida. Después recuerda que debes de añadir el salario para ti y tus empleados.
Por un lado, si fijas tus precios demasiado alto, puedes recibir un alto ingreso, pero tu flujo de efectivo puede ser inferior porque puedes perder algunas ventas.
Por otro lado, como los vendedores suelen decir, si tu precio es demasiado bajo, estarás viendo mucho dinero. Pero recuerda que siempre habrá suficientes oportunidades de negocio para obtener beneficios económicos.
Pero empecemos por diferenciar entre costo y precio:
§ El costo es la cantidad total de dinero que necesitas pagar para la fabricación o la compra de tu producto o servicio y su ofrecimiento a la venta. Estos pueden ser costos fijos o variables.
§ El precio es la cantidad de dinero que tu pides que pague al cliente o consumidor por tu producto o servicio.

Fijación de precio para un producto

Comienza a analizar detalladamente tus costos fijos y tus costos variables. Los costos fijos son aquellos que no cambian no importa cuántos productos vendas o cuantos servicios preveas; esto es usualmente referido como gastos generales. Por ejemplo, si rentas una oficina, el gasto mensual es un costo fijo que tu negocio hace. Así, también, es el costo por cualquier herramienta y equipo básico que debes de comprar o rentar, pueden ser seguros y utilidades básicas.

Si tienes empleados, son costos fijos si les das un salario y les pagas sin importar que vendan o no.
Los costos variables son aquellos que están relacionados con lo que vendes; este costo es referido usualmente como costo incremental por unidad. Por ejemplo, si eres una persona que hace relojes, la cantidad de dinero que gastas en las partes y en los suministros varía en base al número de relojes que vendas cada mes. Si contratas personal y les pagas en base a horas, tus costos varían de acuerdo a la producción o el servicio, si pagas $50 en materiales y gastas una hora de tu tiempo que la valoras en $50 en el ensamble del reloj, el costo incremental es $100.
Es esencial que tengas una contabilidad realista de tus costos fijos (gastos generales) y de tus costos variables (costos incrementales por unidad) antes de que determines tu punto de equilibrio y tengas un lucro.

Fijación de precios para un servicio

Como consultante o proveedor de servicios, tu principal comodidad es el tiempo y su administración se basa en ti. En general, tus costos fijos representan gran parte de tus gastos.
Los costos fijos, para un negocio de servicios, incluyen la renta de oficina, el costo de cualquier herramienta o equipo básico, seguro y utilidades básicas.
Los costos variables para un negocio de servicios son principalmente el valor que le pones a tu propio tiempo más gastos extras como la transportación.
En realidad no hay un incremento de precio en sí para un negocio de servicios. Tú pagarás por tus gastos fijos y generas ganancias de acuerdo al costo de tu horario.
Nota que un negocio que ofrece un servicio único, como tutor o consejero, no tendrá gastos operacionales, sin embargo debes de tener cuidado en no ignorar el costo del tiempo de preparación para ofrecer el servicio, incluyendo investigación, educación, y ventas de ese servicio. Para los negocios basados en servicios, el incremento de precio es equivalente a la tarifa por hora que cobras.
Cuando fijas una tarifa por hora, asegúrate de tener en cuenta a algunos ayudantes que podrías pagar por separado. Por ejemplo, si tienes a alguien que maneje tu oficina o ayude en el mantenimiento de tu equipo, eso se convierte en un elemento de tu costo de bienes.
No hay ninguna fórmula que fije el costo de tu tiempo; tú puedes, sin embargo, usualmente encontrar la tarifa por hora en otras compañías que trabajen de forma similar en tu área. Podrías elegir un precio por debajo de tu competencia para poder construir tu negocio, o puedes estar seguro que tu experiencia y habilidades garantizan una tarifa más alta por hora.
Puedes ajustar fácilmente tu tarifa por hora y bajarla en tiempos sin tanta demanda y subirla cuando la demanda es alta.
En algunos pequeños negocios, la labor es el mayor componente de trabajo pero los gastos operacionales y el costo de los bienes también son un componente principal. Por ejemplo, un negocio que se dedique a cortar el césped tiene costos fijos, tales como el costo de la maquinaria, el vehículo, los permisos, licencias, seguro, gastos variables extras, incluyendo gasolina, mantenimiento, impuestos.
Finalmente, lo recomendable para llevar bien un negocio es estar preparado y la mejor forma de estarlo es capacitándose en los temas que en los que menos tenga conocimiento y experiencia.

Bibliografía

1. https://www.entrepreneur.com/article/268911
2. www.100negocios.com/como-fijar-el-precio-de-un-producto-o-servicio
3. www.gestion.org/estrategia-empresarial/productos-servicios/30583/como-fijar-los-precios-de-un-producto-o-servicio/
4. www.emprendices.co/?s=como+fijar+el+precio+de+un+producto

Jared07 de diciembre de 2017

Más de Jared