TusTextos.com

Personas Rotas, Jugando a Ser Felices.

Existen personas, y vaya que no son pocas, con una sonrisa deslumbrante, con una forma de ser que te fascina, te encanta, a tal punto de pensar, querer, y desear, ser o vivir como ellos. Pero, hay un problema. Y de aquí el "Piensa antes de hablar", ¿Conoces realmente esa persona? ¿Hablan por la madrugada? ¿Lo has visto llorar alguna vez en público?. Son preguntas básicas, y algo estúpidas, sí. Pero es que entre esa gente, hay un grupo, algunos, alguien. Que no es del todo real. Que no tiene una sonrisa deslumbrante verdadera, esas personas que ríen en público y lloran en silencio por las noches. Esas personas, amigo mío, se llaman "Personas Rotas". Personas rotas, que creen ser insuficientes. Personas que quizás, por alguna razón, por algo, por alguien. Se rompieron.

Y créeme que no son del todo fáciles de desenmascarar. Porque sonríen tan bonito, ríen tan fuerte, que uno no se los imagina tristes, llorando. A uno no se le pasa por la cabeza que aquella chica, o chico, carismático, simpático, bromista, en realidad, sufre. En realidad, llora. En realidad,
Está roto.

Son personas rotas, que aprendieron a falsificar una sonrisa, una risa, una broma. Son personas que actúan muy bien, y que sujetan su máscara con fuerza, pues, en la vida han pasado tanto, que temen ser ellos. Temen mostrarse realmente. Y eso, casi siempre, se debe a alguien. Alguien que, por ser ellos mismos, los rechazó. Alguien, que no supo valorar lo que tenía, cegado por la avaricia, por las apariencias, por lo exterior.
Una persona que, por ser así, hundió en la incertidumbre a aquella persona, que yace ya rota, llorando en silencio.

Este grupo de gente, esos alguienes, ese alguien. En el fondo, pide auxilio, pide que alguien los abrace en medio de una carcajada y le diga "No finjas", es que esas personas no piden mucho, sólo quieren que alguien los comprenda, los entienda, los vea, los sienta.
Y estas personas, amigo mío, son algo difíciles de entender cuando formas parte de ellos, te preguntas, "¿Por qué?", "¿Para qué fingir?", "¿Para que disfrazar la verdad?". Y como, he explicado antes, ellos temen ser ellos. Ella teme ser ella, él teme ser él. Porque una vez lo fueron, y no fueron aceptados. Y como, generalmente las personas somos frágiles, decidieron esconderse. Encontraron la forma de poder ser "felices" y a la vez no. Se disfrazan. Actúan.

Juegan.

Jath_modPublicado el 12 de noviembre de 2018
Archivado en personas realidad roto rotas rotos sad triste soledad mascaras

Más de Jath_mod