TusTextos.com

la Muerte No Llama a la Puerta la Tira Abajo


El hombre intenta aplicar una lógica
que en realidad no existe.

Desde el descubrimiento de la física cuántica,
las paradojas tienen mucho más sentido.

El electrón le ha usurpado a Dios
el don de la ubicuidad.

¿Por qué eres tan materialista?
Porque soy materia.

¿Una experiencia que te haya asustado?
Nacer.

Las familias son como las placas tectónicas que de tanto rozar,
de vez en cuando necesitan liberar tensión.

El matrimonio es la única causa de divorcio.

Soy trasnochador por que siempre espero del día algo más.

Soy pesimista porque amo la vida.

Yo no veo ni la botella medio llena ni medio vacia;
yo la veo rota.

A veces los sueños se cumplen; hasta que te despiertas.

El cuadro de Goya “Saturno devorando a su hijo”
decorando un Mc Donald´s.

El notario dejo escrito un epitafio en su tumba:
”Doy Fe de que estoy muerto”.

Una española me cocinó lentejas en Canadá;
nunca pensé que las lentejas oliesen tanto a España.

Lo trágico no es que Venecia se hunda,
es que se seque.

A Venecia solo le falta navegar.

Bañándome en la playa de Benidorm pensé:
el horizonte nunca es hortera.

En Las Vegas te encuentras el Imperio romano convertido en centro comercial y a Seneca subiendo las escaleras mecánicas.

Las Vegas: la grandeza del subvenir.

Los hospitales son el frente de batalla de una guerra sin opción a paz.

Los paseos marítimos aburguesan el mar.

El cementerio: el huerto de todos.

Las vías del tren siempre terminan en un adiós.

Con lo que amo el espacio no soporto la idea del ataúd.

Quiero pasarme la eternidad en un ataúd descapotable.

Le colocaron al pintor un pincel dentro del ataúd,
era como si le hubiesen colocado una flor.

Después de la batalla, los muertos tomaban el sol.

Embalaron a los soldados en bolsas de plástico,
como trágicas crisálidas.

En la primavera de Praga florecieron los tanques.

Los bombarderos tiraban pétalos.

Pol Pot jugaba a los bolos con calaveras.

El átomo destruyó la divinidad del emperador japonés

EE.UU. se fundó con una Biblia en una mano y en la otra, un revólver.

El dictador le arranca las alas a todos los pájaros.

El comunismo iguala, por eso ha casado tan bien con la muerte.

Los aztecas arrancaban corazones en las cimas de las pirámides; los nazis eran más discretos, a los judíos los mataban sin “glamour “.

Ojalá existiesen los fantasmas, viviríamos más acompañados.

La Virgen, como los extraterrestres, siempre está jugando al escondite.

Los extraterrestres son ángeles laicos.

Los mormones llevan a Dios en la mochila.

Busco el fósil de una pompa de jabón.

Se me derriten los dientes y me los trago.

Mis cajones están llenos de nubes.

Le di al interruptor y en vez de apagar la luz
apagué el sol.

Trepé por la sombra del árbol.

¡Enterradme en la luz!

Conciencia es dolor ¡Anestesia por favor!

La verdad de este mundo solo te la revela el dolor.

Los celos son terribles, siempre
van disfrazdos de otra cosa.

El amor se equivocó de universo.

¡El miedo es tan vivo!

Hay lugares que ocupan la mitad de mi memoria,
que solo le pertenecen a mi tristeza.

Hay lugares que son un nunca más,
que son más que un lugar.

Me aburro y las nubes no cambian de forma.

Aburrirse es hacer ganchillo con la muerte.

¡Tanta vida que tuvo que luchar para que yo existiera!

La vida en el universo: una mariposa dentro del ojo de un huracán.

La muerte no es el misterio, el misterio es la vida.

La vida: ilusionismo de la materia.

Hay dos vidas: cuando juegas con ella
y cuándo juega contigo.

La vida: un haz de posibilidades
y una hez de circunstancias.

La vida no es un encuentro, es una despedida.

La vida; prometo no volver.

Hemos tenido tanta suerte en nacer, que cuesta creer
que vayamos a tener más suerte por morir.

La vida es tan práctica que te mueres.

La muerte no es democrata porque no morimos todos a la misma edad.

Espero al tren de la muerte en la estación de la vida, su imprevisible horario no está anunciado en ningún sitio.

La gente habla tan bien de los muertos
porque nadie los envidia.

El cadáver me miraba con envidia.

Nunca tocaré el horizonte, nunca tocaré mi cadáver.

¡Qué duro es que las personas pasen de ser concretas a ser abstractas!

La pesada broma de ser para no ser.

Al final seremos el equipaje de un ataúd.

La muerte solo me dice una cosa: ¡Cállate idiota!

Suicidarse es anticiparse.

Al arrojarse el suicida, le brotaron las alas.

El suicida se puso la pistola en la boca, como un bebe, su chupete.

Hay algo que el hombre puede y Dios no, Dios no puede suicidarse.

La soledad te tienta a ser soberbio, pero te obliga a ser humilde.

Lo que hace insoportable la soledad es la ausencia de la risa.

A veces me he metido en jaulas de caniches
por no poder soportar la soledad

Sentirse solo es sentirse rechazado.

Solo en un hotel de cinco estrellas, soledad cinco estrellas.

Si el dolor fuese un paisaje, la soledad sería el horizonte.

La soledad le escribe cartas al olvido.

Me arrancaron la felicidad de cuajo, sin anestesia

La única felicidad segura es la basada en uno mismo.

Quien bien te quiere, te hará feliz.

La felicidad perjudica mi escritura y eso
es un lujo que no me puedo permitir.

La infancia, aquellos maravillosos años en que la vida era para siempre.

De niño miraba por las ventanillas de los trenes,
aunque estuviese a oscuras.

De niño me gustaban los trasteros, olían a secretos.

Qué cerca está para un niño el cielo,
hasta que se le escapa un globo.

La infancia: cuando la distancia a las estrellas se medía con cinta métrica.

¿Por qué nos ilusionan las pompas de jabón si estan vacías?

El niño en cada puñado de arena encuentra un deseo

La arrogancia es la propina de la juventud.

Juventud, fruto tropical; vejez, fruto seco.

La lenta vejez amoldándose a la estática muerte.

Envejecer es desacoplarse.

Buscaba entre los cajones la risa de su infancia,
pero solo encontró la dentadura postiza de su vejez.

Las momias nos susurran: si viajas a la
inmortalidad, olvídate del orgullo.

Ningún ojo mira con orgullo al sol.

La gente se toma a sí mismo demasiado en serio
y no tiene motivos.

El hecho de que te vayas a morir, justifica
que te pases toda tu vida riendote de tí mismo

Ríete de ti mismo, te harás querer.

El humor : la exageración a tiempo.

Hacer reír es un acto de caridad.

El sarcasmo es la metamorfosis de la amargura en humor.

La ironía: la gran desacralizadora.

No sé si cepillarme los dientes o suicidarme.

El chiste: el humor en lata de conservas.

Hágase la luz y se hizo la ciencia.

Einstein dejó al tiempo sin osamenta.

No quiero que el tiempo se detenga, no quiero que el tiempo pase.

No quiero la eternidad, quiero más tiempo.

Un deseo: detener el tiempo sin parar el corazón.

Nada vale más que el tiempo, vale una vida.

El tiempo no se puede ahorrar.

Nunca poseeré una nube, nunca poseeré un instante.

Hoy es nunca más.

Tiempo: ¡Hay que beberse el veneno!

Ningún corazón late hacia atrás.

Fin de año:¡Qué ironia celebrar lo que nos destruye!

Fin de año: cumpleaños colectivo.

El pasado no existe, he ahí el milagro de la memoria.

Quedan los lugares, no las personas.

Al disparar la cámara de fotos, cierro el grifo del olvido.

Hay un pájaro posado en la luna es el hombre.

El hombre: el único pájaro que hará nidos en otros planetas.

¡Monos que quieren tocar estrellas!

Somos “la vida” en busca de su autor.

Somos “polvo de estrellas” contemplando estrellas.

Darwin descubrió el ombligo de Adán.

Hemos sido creados a imagen y semejanza del mono.

Evolución: las patas se convirtieron en manos
y las manos en pensamientos.

El ámbar son las fotografías de la Prehistoria.

Las palomas mensajeras: los “twits” de la Edad Media

El mérito de los griegos fue sacralizar la duda.

La carrera de cuádrigas romanas fue
la formula uno de hace 2000 años.

Rómulo sin Remo.

Al dios Neptuno o a la diosa Cibeles no le quedan más seguidores que los hinchas de un equipo de fútbol.

Neptuno: ¡Qué ironía que el Dios del mar se haya convertido en el Dios de una fuente!

Todos los dioses terminan siendo souvenirs de una religión extinta.

Es fácil creer en Dios en un convento, pero en un manicomio...

El dolor es fácil de entender si Dios no existe, pero si existe …

Dios es la necesidad humana de tener un interlocutor en el misterio.

Nadie puede dialogar con la nada;he ahí el éxito de Dios.

Por muy abstracto que sea Dios lo es menos que la nada.

No puedo perdonar que le perdonen a Dios lo imperdonable.

Te perdonamos Dios por que no sabes lo que haces.

No hay mejor negocio que vender ilusión,
no tiene coste de producción.

Creencias: !Qué curioso que la verdad
coincida con tus deseos!

En nada se equivoca más a placer el hombre
que en sus consuelos.

La verdad es terrible, por eso hay tanto menor de edad

La religión es una petulancia del hombre contra la muerte.

¡Y el mono se creyó divino!

La fe : hacer trampas al solitario.

La fe coloca lacitos rosas a las calaveras.
“La fe mueve montañas”, la razón hace túneles.

“La vida es una mala noche, en una mala posada”
y sin posadero.

El creyente al ateo: “no trasciendes”;
el ateo al creyente: ”no analizas”.

Blasfemar es quejarse libremente.

La blasfemia nunca sacia al dolor, lo aviva.

Soy mis límites, sin mis límites no soy nada.

Somos como las piezas del ajedrez,
sin el tablero no somos nada.

Me despertaron de la nada para decirme
que soy nada.

Toqué la nada y me quedé sin dedos.

En la eternidad necesitaría saber qué hora es.

De la eternidad no puedo imaginar ni un segundo.

Sabemos contar hasta el infinito,
lo que pasa es que nos falta tiempo.

Es fácil crear el infinito, otra cosa es alcanzarlo.

El color es siempre afirmación.

El blanco y el negro se aman en el gris.

¡Si al menos al morir en vez de ser cenizas fuésemos espuma del mar!

Cenizas ¿A dónde te has ido color?

Las cenizas no pueden pagar más.

La naturaleza tan generosa en sus demostraciones
y tan celosa en sus secretos.

La naturaleza es muy sabia, tan sabia que te mata.

La vanidad es la burla con la que nos manipula la naturaleza, la humildad es la certeza con la que nos aplasta.

Somos pavos reales a los que la vida va quitando sus plumas.

Estoy hastiado del sentido común, en un mundo que no tiene ningún sentido.

La única respuesta lógica a la falta de sentido de este mundo es el azar.

El azar me llevará como me trajo, sin preguntarme nada, sin responderme nada.

Existir es estar sosteniéndose en el azar.

Azar: el dios de los ateos y el de los ludópatas.

Creo en el caos todopoderoso;
creo en el azar, su único hijo.

No podemos firmar un contrato con el azar,
no tiene nada escrito.

El futuro es un tablero de juego sin casillas.

No hay destino, solo trivial contingencia.

El azar nos recordará siempre,
que vivimos en un universo radical.

El hombre intenta ponerle bozales al azar.

El azar no tiene riendas.

Con los pies descalzos caminamos sobre el azar.

Vivimos en la oscuridad del azar,
imaginando horizontes.

Cuanto tardamos en aprender,
que nada del azar nos pertenece.

¿Quién puede vengarse del azar?

¿Quién puede rezarle al azar?

¡Azar ten piedad!

La FIFA, como la Iglesia, saben que no hay mejor negocio en el mundo que vender una ilusión absurda.

El fútbol, metáfora de la inanidad del hombre.

No nos gustaría el fútbol si fuese lógico y justo;
¡Estaría tan lejos de la vida!

¿Qué pensará Dios del fútbol?: “Me habeis superado”

El Mundial es un patriotismo de sofá.

El rugby es un corral de gallinas en las
que todas luchan por un único huevo.

El pádel es un tenis amputado.

Los libros son esos amigos que
nunca mueren antes que tú.

Embalamos la librería en cajas:
parecía un cadáver descuartizado.

Los libros hay que olerlos, como los percebes.

Quiero un libro en mi ataúd, por si acaso.

Leer te hace amigo de ti mismo.

Si un libro es sagrado todos los demás corren peligro.

Al mirarme en el espejo me veo como el cuco
de un reloj, atrapado en un espacio hermético,
sin más objeto que marcar el tiempo.

Enterraban el espejo conmigo agitándome dentro.

Envejezco ante el silencio del espejo

No me miran ni los espejos.

Menos mal que las dianas no sangran.

Las rosas de plástico sueñan con marchitarse.

A la ametralladora le va a dar un infarto.

El sobre ha nacido para guardar secretos.

No se puede negar que el “punch” de boxeo no
sea católico, siempre está poniendo la otra mejilla.

El único horizonte del piso era la televisión.

El grifo habla con la boca llena.

Una maleta de besos.

Un columpio fijado entre dos estrellas.

Los únicos que salen de los ataúdes son los violonchelos.

Con ataúdes han hecho un tablado flamenco.

La reina del ajedrez se quedó embarazada.

El fumador nublo el cielo.

Las semillas no se pueden podar.

El ciprés no puede abrazar.

Cuando ves la rosa marchita, te das cuenta
que su belleza ha sido una violenta explosión

La rosa ya no cabe en el jardín.

Las religiones monoteistas son para los girasoles.

Los girasoles esperan otro Van Ghoh.

Al cortar la fruta nos estremecemos si encontramos un gusano; hemos destruido su paraíso y el nuestro.

Nunca es más libre la hoja que cuando cae.

Las hojas inventaron el otoño

El amanecer bosteza.

El tiburón es un cocodrilo que se ha hecho un lifting.

Los murciélagos siempre parece
que salen de una lata de conservas.

El erizo nunca conocerá la caricia.

Las únicas relciones sexuales que pueden
tener los erizos son sadomasoquistas.

La jirafa se ahogó en la piscina.

Las jirafas merecen collares.

La tortuga tiene mucha vida interior.

El rinoceronte y el caballo tienen
el mismo sueño: el unicornio.

El gorila nos mira pensando
que desciende del hombre.

Murió el pájaro y enterramos el cielo.

Enterramos el pájaro con la esperanza
de que volasen bajo tierra.

Quemaron el pájaro y el cielo se cubrió de cenizas

Al pájaro se lo llevó la nube.

El pájaro se estrangulo con el horizonte.

Al pavo real solo le falta defecar mariposas.

Los cucos de todos los relojes salieron volando.

A la araña le gustan los deportes de riesgo.

La araña : visión geométrica de la vida.

Las mariposas son flores libres.

¡Qué es el latido del corazón sino un límite!

Somos tan frágiles como un latido.

En el primer latido está el misterio.

A un latido de la nada.

El alcohol mata muchas neuronas, pero las mata felices.

Los espermatozoides se mueven como cometas.

Cesárea : abrir latas.

Anoche tuve una pesadilla, soñé que
estaba dentro de una calavera.

La lágrima le caía por su ojo de cristal.

Has vertido tus lágrimas en un frasco
y las has derramado en mis ojos.

La lágrima: el cerebro escapándose de la calavera.

El hombre es un monólogo frente al mar.

De día el horizonte del mar está en nuestros ojos;
por la noche en nuestros oídos.

La oscuridad es cómplice del mar; dos absolutos se unen.

En un mar sin costa ¿Qué importa el rumbo?

Lo que vemos no es el mar sino su techo.

Quisiera arrancar el mar y convertirlo en cometa.

Al faro solo le falta una vela para navegar.

Las islas navegan.

Una isla a la que jamás llegó el viento.

Se desplomó el cielo y tiñó todo de azul.

La niebla: blanca oscuridad.

La gota de lluvia cae por la mejilla del cristal.

Llevaba como pendiente una gota de lluvia.

La nieve: la lluvia vestida de novia.

Nevaba de noche e iluminé el cielo, los copos parecían luciérnagas, !Millones de luciérnagas!

Las nubes siempre nos están diciendo adiós.

La nube salió del cuadro.

Ninguna nube vuelve.

Lo que me gusta del viento es que no disimula que es caos.

El viento no tiene guion.

El agua de las fuentes parece tan dichosa,
tan jovial por nada.

La luna llena parece el agujero que hace
el esquimal en el hielo, para acceder al mar.

Luna llena: el otro amanecer.

Una noche de verano, de luna llena, mi madre
regaba el jardín - riega la luna - le dije.

Paró de llover y salio la luna; estaba mojada.

La luna le levanta la falda al mar.

La luna necesita un jardinero.

Oigo pisadas en la luna.

En este universo todo parece que esta hecho,
para que nada tenga la más mínima importancia.

Sería justo que una lágrima de un hombre,
pudiese apagar el sol.

En un universo indiferente,toda pasión es intrascendente.

Toda la indiferencia del universo,condensada en un cadáver.

Las estrellas son los puntos suspensivos de la oscuridad.

Cada estrella nos reconforta, es un límite.

Nunca vemos más lejos que en la noche, vemos estrellas.

Hemos creído durante tanto tiempo que las estrellas nos aplaudian.
Javiersanz04 de enero de 2015

Más de Javiersanz