TusTextos.com

Cronicas de un Fotografo Surrealista

Si tuviese que definir el surrealismo diria que es lo imposible pareciendo posible.Un juego en lo que lo absurdo parezca razonable.Es pura magia

Al crear imágenes surrealistas lo único que pretendo es unir dos elementos que aparentemente se encuentran separados por una distancia infinita. Pero no unirlos al azar sino con una cierta coherencia, una coherencia paradójicamente absurda.

Por ejemplo tengo una fotografía en la que hay una plancha sobre un pescado concretamente sobre una raya (pez prácticamente plano) La impresión que nos causa es que realmente la esta planchando

En cierto modo tiene su lógica que una plancha planche una raya aunque sea una lógica absurda, una lógica estética

Busco puentes entre lo absurdo y la lógica

Lugares donde lo absurdo y lo lógico se toquen

Persigo metáforas que sirvan como nexos de las mas disparatadas
e impactantes uniones

La inteligencia es conexión

Todas estas asociaciones se suelen dar muchas veces por un encuentro fortuito.

Por ejemplo tengo una piel de cebra en el Hall de mi casa de tal modo que es lo primero que veo al abrir la puerta. Un día por pura casualidad mientras entraba en casa estaba pensando en el ajedrez y al encon- trarme con la piel de cebra la asociación fue inmediata: ”Y si colocase unas piezas de ajedrez sobre la piel de cebra como si las casillas del tablero de ajedrez se hubiese derretido.” Pensé

A Dalí le paso algo parecido con sus relojes. Mucha gente le preguntaba “¿A usted se le ocurrió la idea de los relojes blandos a raíz de la teoría de la relatividad de Einstein?”(Teoría en la que el tiempo dejaba de ser un valor absoluto para pasar a ser relativo) Pero Dalí siempre lo negó y contaba que en realidad lo que le había inspirado esa imagen fue el hecho de que una noche ceno el queso francés Camenbert. Al volver a su estudio y ver de nuevo el cuadro que estaba pintando tuvo una revelación, sobre la rama de un árbol visualizo un reloj blando derritiéndose igual que las formas que el queso Camenbert adoptaba al derretirse que pocos minutos antes había estado observando. Si Dalí aquella noche no hubiese tomado de postre ese queso probablemente esta idea nunca se le habría ocurrido.

El azar me ha regalado muchas imágenes surrealistas pero también ha sido gracias a que me encontraba en una actitud receptiva y alerta.

Con las fotografías surrealistas muchas veces lo único que pretendo es inquietar al espectador desasosegarlo. Por ejemplo hay una fotografía en el libro en el que las patas de una centolla están marcando un número de teléfono. Lo que hará a esta imagen tan inquietante es que la la inteligencia la asociamos siempre a algo humano no a algo inhumano

En muchas de mis fotografias surrealistas lo único que hecho ha sido poetizar los objeto volviéndolos inútiles

La razón de ser de un objeto es su practicidad si se la quitas pierde su sentido y cuanto menos sentido más poesía. Lo inútil es poético, lo útil no.

Una forma de convertir los objetos en inútiles es sacándolos de su propio contexto como en la película “El piano”, que fuerza tiene ese piano en medio de una playa solitaria y salvaje de Nueva Zelanda; ha perdido su utilidad,no tiene sentido pero es tan poético.

Cualquier objeto sacado de su contexto produce como mínimo un efecto de sorpresa, resulta mucho más impactante que en su ubicación natural, cobra fuerza. Un ajedrez grande de jardín lo lleve a la montaña. Cuando coloque las piezas sobre la nieve me produjo un efecto de shock. Acostumbrado a verlo en una naturaleza a escala humana como la del jardín, me impacto verlo en un escenario tan grandioso, tan dramático. Es absurdo jugar al ajedrez sobre el tablero blanco de la nieve pero verlo allí es mucho más poético.

Pretendo crear imágenes que nadie había visto antes.

Parafraseando a Dalí cuando dijo.

“Lo que me extraña es que en toda la historia de la humanidad a nadie se le haya ocurrido pintar antes un reloj blando”

A mí también me extraña que a nadie se le haya ocurrido antes colocar unas piezas de ajedrez sobre una piel de cebra.

Lo que convierte a uno en artista es que sea capaz de crear un universo propio, un mundo en sí mismo.

El arte siempre es búsqueda de identidad.


WEB:javiersanzfotografia.com
Javiersanz10 de enero de 2015

Más de Javiersanz