TusTextos.com

Manchas (microrrelato)


El masajista no tardó en reconocer aquel lunar bajo la nuca del cliente. En cuanto acercó las manos, apareció ante sus ojos invitándole a aferrarse a él de tal modo que el cuello, sumiso, terminó quebrándose ante la presión que éstas ejercían. El crujido le devolvió a la realidad, algo más sereno y aliviado. Sin embargo, el problema comenzaba a ser otro, la capacidad de su cámara frigorífica, de hecho era la cuarta vez que limpiaba la dichosa manchita durante ese mes.
Jucapega1963Publicado el 06 de septiembre de 2016
Archivado en obsesiones limpieza manchas

Lo recomiendan

Más de Jucapega1963