TusTextos

Tres Historias - 1 - un Accidente, un Secuestro y una Sorpresa

Imaginaos por un momento que vivis en un mundo evolucionado. Las estrellas estan al alcance de la mano y podeís viajar de vuestra casa hasta la Luna en menos de 1 hora.

Ahora adentraros en un mundo donde la investigación de lo que se ve más allá, del espacio y de nuestras dimensiones cobrara sentido como despertarse una mañana.

Bienvenidos a Tikonderosa.

Mi nombre no es del nada relevante, puesto que solo soy un narrador. Advertidos de ellos os contare una historia que resultan una fusión única.

En Tikonderosa existen varios miradores y, en ellos, solo hay uno que alberga un superobservatorio pionero en el mundo. es capaz de encontrar la más minúscula partícula a cientos de millones de años luz de nosotros. Me hallo cerca de ella y el atardecer avecina una cálida noche más de verano. Sus complejos mecanismos empiezan a moverse como de una coreografía de metal y cristal apuntando a un basto cono de visión.
De pronto, el suelo dió una sacudida. Un camión-grúa, con una gran pluma, empieza a convulsionar extrañamente. El condutor abandona el vehícula rapidamente y la gente empieza a huir despavorida. Sólo un muchacho joven de pelo abundante parece no temer a la máquina "viviente" y ésta no parecía detectar que un joven se interponía en su increible paso.
No lo entendía ¿Cómo un temblor era capaz de dotar de vida a un camión grua?
Sin dar un papadeo, el joven fue atrapado por las pinzas del camión grua. Atónito, el gigantesco camón fue derecho al oservatorio y se produjo un fuerte impacto. De la brutal colision, el telescopio cayo sobre una de sus fijaciones y se desplomo sobre el causante formando una gran polvareda. La gente ya gritaban al unísono. Todo había sucedido demasiado rápido para el ojo humano. Un camión trasnformado en una bestia feroz. Había atrapado a un joven extraño que no hizo más que interponerse en su camino. y ahora el observatorio astronómico de Tikonderosa estaba al borde del derrumbe. Se oían sirenas a lo lejos pero lo que vendría a continuación, superaría lo acaecido...

Sala de Comando de Emergencias de Tikonderosa (CET) momentos antes del accidente. Yuri, la comandante estaba revisando unos papeles cuando el sargento Axio se presento justo delante suyo. La joven morena de mirada verde se estrañó al verle.
- ¿Qué haces aquí? - dijo Yuri.
El tacto frio de una pistola en su nuca parecio helarle todo el cuerpo.
- Sigue mis isntrucciones. Nadie queire salir mal parado ¿Verdad?
- Va..Vale... - dijo yuri sin soltar los papeles.
- Necesito al chico un tiempo, y necesito salir de este lugar sin levantar sospechas ¿Entendido?
- Si..sí!
Y los dos continuaron el corredor hacia una salida de emergencia.

La noche anterior a unos kilometros al sur del centro de Tikonderosa y a pocos metros del observatorio, en la calle Ferrovial, un hombre salia de una ludoteca tras pasar la noche con sus amigos. Anda un poco ebrio y decide cruzar la calle hasta la otra acera. Aunque ya viviera lejos de donde estaba, la calle le recordaba muchas cosas de su infancia. Embriagado, soñaba con los locales que veía de pequeño. la relojería, la farmacia y...
- No puede ser...
No estaba ya ebrio. La cafetería Trigales estaba abierta, con el cierre medio echado pero había luz por dentro. Trigales había cerrado muchos años atras por asuntos familiares pero ahora...
- ¿Ma...Mama? ¿Manu?
Ambos estaban en la esquina del bar como de costumbre. Manu estaba haciendo caja y la madre del desconocido, estaba repasando un libro con un cigarrio en la mano. Se fijo en él y le miro como si no pasara nada. Luego esbozo una sonrisa a su hijo yu le dijo con cálidas palabras
- Te esperábamos ¿Te importaría echar el cierre?
Keitaro25 de enero de 2010

2 Comentarios

  • Elnovelistadeoro

    parece que esta historia quiere continuar, buena por ahora, tendremos que ver que sige.

    26/01/10 01:01

  • Keitaro

    okis, le veo una duracion corta. Aun he de acabar "La Otra Chica" y ando estancado en "Seiko 3000". Gaxas por comentar

    26/01/10 03:01

Más de Keitaro