TusTextos.com

My Name Was (mi Nombre Era) -d1-victoria

Aquí esta el link del capítulo anterior
http://tustextos.com/kuroneko23.1/my-name-was-mi-nombre-era-c3-el-guerrero/

LINK DEL PRIMER CAPÍTULO
http://tustextos.com/kuroneko23.1/my-name-was-mi-nombre-era-/

-Vaya,ahora sera turno de la hermana...creo que esto se pondrá muy interesante-pensaba Clarisa muy ansiosa

*Tarde 2 días en llegar a Transilvania, pero por fin he logrado dar con el lugar, encontré a la mujer estaba con su hija pequeña , al principio me nego haber conocido a Victoria y a Kuga pero al final la pude convencer.

-mi abuelo, trabajo antes en el castillo de Vlad IV y mi padre tuvo que irse a trabajar al castillo del esposo de Victoria al parecer se había quedado sin sirvientes .

-¿entonces me puede hablar sobre ellos desde pequeños?

-Si, mi abuelo me llevaba al castillo ,como mis padres también en un principio trabajaban ahí con esa familia, fui testiga de varias cosas,desde que el hijo mayor solía ser muy sádico y distanciado de sus hermanos, de Victoria me acuerdo que era una chica muy bella, su cabello negro y ondulado, una piel envidiable, sus ojos verde oliva, esa mujer era realmente muy bella, lo único que le interesaba era el bienestar de Kuga, aunque no se... Su relacion al principio se veía como el de una madre, era de entenderse ya que ambos estaban solos, recuerdo la primera vez que fui al castillo, tenía la misma edad que el joven Kuga 13 años, cuando me vio Victoria le exigió a mi abuelo que me prohibía acercarme a Kuga, eso fue bastante raro, a decir verdad ella tenía el mismo carácter que su hermano mayor, era fría y........

-¿que más recuerda de ella? Pregunte impaciente.

-El señor Vlad, dejaba que sus hijos presenciaran los juicios públicos al igual que ejecuciones en el pueblo, el quería que la gente conociera a los que en un futuro serían los gobernantes, así que un día Yoshiatsu, Victoria y Kuga asistieron a un juicio , Victoria tenía 10 años......

-¿Que tienen que decir al respecto par de infieles?- decía un señor muy furioso.

-¿Que esta sucediendo? - preguntó Yoshiatsu a su padre quien estaba junto a él.

-Lo que pasa es que ese señor es el esposo de la mujer que está amarrada y la encontró con su amante, el otro sujeto de ahí.

-Victoria.... Yo no quiero.... Ver eso... Vámonos- imploraba un kuga de 8 años.

-¿Como los declara mi rey? - preguntó el obispo.

-Culpables--dijo Vlad muy serio.

-¡Que los quemen! - grito Yoshiatsu

-Hagan lo que mi hijo dice....

-¡No por favor! ¡Piensa en nuestros hijos! - gritaba desesperada la mujer al escuchar su sentencia de muerte.

-¡No... Ella me sedujo... Por favor! - decía el hombre, a los dos los amarraron a un gran palo de madera, los rodearon de paja y de leña y les rociaron aceite por todo el cuerpo, el verdugo les prendió fuego, la gente del pueblo aplaudía, Victoria solo miraba, los cuerpos consumidos por el fuego, sentía una sensación extraña, muy profundo de ella sabia que era felicidad, no pudo evitar sonreír Kuga lloraba con los ojos cerrados y tapándose los oídos para no escuchar los gritos de dolor de las personas.

-Bueno eso me lo contó mi abuelo, creo que Victoria desde muy pequeña ya mostraba el lado monstruoso que había en ella, en los años posteriores, solía castigar a las sirvientas más jóvenes de una manera muy fuerte, parecía dos personas a la vez, con los demás era una persona despreciable pero con Kuga era una chica bondadosa y dulce, le diré una pequeña historia de la cual yo fui testiga, me escondí para no ser descubierta.......

-señorita Victoria, su padre ha llegado y quiere verla.-decía un sirviente.

Victoria fue con su padre y lo recibió con una reverencia.

Yoshiatsu se encontraba a lado suyo.

-¿Que deseas de tu hija, padre mío?

-Mi querida hija Victoria he tomado la decisión de que te casaras con Luis V de transilvania.

-¡¿Qué?! - cambio el semblante de Victoria, estaba enojada.

-Necesitamos una alianza con el reino de Transilvania, Victoria hazlo por tu pueblo, eso es motivo suficiente, amor por tu gente.

-Ya oíste hermanita, ya todo está arreglado, es un poco mayor que tu pero se que sabrás complacerlo - decía Yoshiatsu burlandose

-¡Tú callate! - grito furiosa -¿Que pasará con Kuga?

-el estará bien con nosotros, es hora de hacerlo un verdadero caballero. -dijo Vlad

-¡No, no me quiero casar, por favor! padre, no me separes de él... - Victoria se arrodillo mientras lloraba.

-ya tome una decisión y no pienso dejar perder esta gran oportunidad, además ya estas en edad para casarte- dijo Vlad con voz firme y se fue, dejando a su hija en el piso llorando.

-no te preocupes Victoria, yo me haré cargo de ese mocoso, lo tratare como se merece..... - dijo Yoshiatsu en cuclillas, ella alzó la mirada, sus ojos llenos de rabia .

-No te atrevas a lastimar a Kuga, porque soy capaz de......

-¿De que? ,¡pequeña hermana vamos dime!

-¡Soy capaz de MATARTE!- grito

Yoshiatsu solo comenzó a reír, se levantó y se fue.

Más tarde Victoria metió a Kuga a su cuarto.

-¿por qué lloras?, no me gusta verte así-dijo el niño secando las lágrimas de las mejillas de su hermana con sus dedos.

-nos quieren separar.....Me van a casar con un príncipe de Transilvania y me van a llevar a vivir muy lejos.

-No, no, no te vayas, papá y Yoshiatsu nunca me han querido.... tú eres la única que me quiere y, siempre me has cuidado, llévame contigo Victoria - el pequeño la abrazo de la cintura y comenzó a llorar .

-claro que sí,no voy a permitir que te quedes con esos dos, pero tampoco me pienso casar, decidi que nos vamos a escapar juntos y a vivir felices, solos tú y yo-dijo muy decidida.

-¿cuando? y ¿A dónde? - pregunto confundido.

-Esta noche, aun no se a dónde , pero me llevare mis joyas, con eso nos alcanzara por un tiempo, no te preocupes, pasare a tu habitación cuando todos duerman, debes tener listo algunas cosas que te quieras llevar, pero que no sean muchas.

El chico asintió con la cabeza muy emocionado pero no se percataron que alguien los estaba escuchando

Cayó la noche y todos dormían, Victoria envolvió unos vestidos y sus joyas, silenciosamente fue al cuarto de Kuga, el chico estaba despierto esperando el momento igual envolvió unas cosas.

-Es hora de irnos- susurro Victoria

El niño camino lentamente, bajaron las escaleras, abrieron la gran puerta, pero antes se aseguraron que no hubiera nadie, se fueron por la parte de atrás donde estaban las caballerizas, había un muro mediano, se subieron para poder escapar, del otro lado había un bosque que daba al pueblo, el primero en subir fue Kuga, era el turno de Victoria, subió y brinco con éxito, pero no vio a Kuga por ningún lado, comenzó a preocuparse, miro por todos lados, cuando escucho una voz por detrás.

-¿buscas esto? - dijo en tono de burla.

23 de julio de 2018