TusTextos.com

Lluvia.

Que silencio se oye desde mi cama. La lluvia cae lentamente y se desliza por mi ventana, el viento mueve la cortina y como que mi mirada se clava en la nada. Una nada que acaba siendo todo. Un todo que se convierte en un recuerdo y un recuerdo que se transforma en lágrimas. Y parece que la carretera se ha transvestido de una pizca de tiempo, y ese tiempo trae momentos de nostalgia, la cual marcó y marca mi alma. Pero la lluvia sigue allí. Cayendo como si nada. Como si mi mente la imaginara. Era increíblemente perfecta. Empapaba cualquier rincón, arropaba cualquier acera. Cuidaba de todo el cielo y acercaba su brisa al alba. Era testigo del brillo de mis pupilas, de la separación de mis labios y del giro de mi cuello. Era todo y nada. Algo sin palabras. Sin rimas, ni si quiera versos, ni pintadas. Era ella. Y por eso la admiraba. Porque la mire quien la mire.. Seguirá siendo lluvia.
LepontPublicado el 23 de enero de 2016
Archivado en lluvia nostalgia llanto melancolia sentimiento mundo rendirse tirar la toalla dolor decepcion argumento texto argumentativo vida mujer hombre persona personas reflexion fuerza valentia esperanza espera alegria llanto risa tiempo racha malestar desafortuna

Más de Lepont