Un Viaje

Publicado por Mag el 30 de mayo de 2017.
Desconcierto de raíces. Un corazón que sentía mucho, quizá en exceso. Una ilusión, una acción bajo un golpe de coraje que abrumaba, fue la que desencadenó todo lo que me convirtió en quién soy hoy.
Conocerte.
Y así arranca la historia.
Encontrarlo fue un hallazgo, de esos que te vuelan la cabeza y ni siquiera sabes por qué.
Siempre fui muy intuitiva, y cuando decidí seguir lo que, en su momento parecía lo mejor, supe que estaba corriendo a mil por hora sin saber cómo parar.
Confíen en mí cuando hablo de él como si fuese una droga; porque lo fue. La más peligrosa de todas; la que puede tanto destruirte como construirte. Y al probarla, caí en una adicción; de la cual para salir, tuve que dejar el corazón.
Me gusta creer que todo concluye con sentido, que si una persona entra a tu vida es por algo, y que si se va también. Pero éste no fue el caso.
De pronto, se fue, y para cuando quise despedirlo, él ya se había ido.
Su simple ser era explosivo, radiante. Y aún me pregunto cómo pudo irse sin mi. Mi amor, si te conocí volando ¿Cómo creíste que yo sería capaz de cortar tus alas? No pude frenarte, y tampoco quería hacerlo.
Tal vez el sentido era crecer por abstinencia; años me costó seguir adelante. La realidad es que, una vez que sos adicto, en verdad nunca dejas de serlo. Simplemente seguís sin eso. Intentando no caer.
Aunque seguí, día a día lo llevo presente; y pienso que, quizá, ya sea tiempo de recaer un poquito más en vos.
Y reencontrarte.

Lo recomiendan

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Mag