TusTextos.com

Poema de un Perro.

Yo soy el que te espera...
Tu coche tiene un sonido especial y puedo reconocerlo entre mil.
Tus pasos tienen un timbre mágico, son música para mí.
Tu voz es el mayor signo de mi tiempo feliz y, a veces, no es necesario mencionar: oigo tu tristeza.
Si veo tu alegría, me hace feliz!
No sé lo que es olor bueno o malo, solo sé que tu aroma es el mejor.
De algunas presencias a veces me gusta. Otras, no tanto.
Pero tu presencia es lo que mueve mis sentidos.
Tu despierto, me despierta.
Tu durmiendo eres mi Dios, reposando en casa, y yo cuido tu sueño.
Tu mirada es un rayo de luz, cuando me doy cuenta de tu despertar...
Sus manos sobre mí, tienen la ligereza de la paz.
Y, cuando Tu sales, todo está vacío otra vez...
Y vuelvo a esperarte siempre y siempre...
Por el sonido de tu coche;
Por tus pasos;
Por tu voz;
Por tu estado siempre inconstante del humor;
Por tu olor;
Por tu reposo bajo mi vigília;
Por tus ojos;
Por tus manos.
Y soy feliz así.

Yo soy el que te espera:
_¡Soy tu perro!

Es más, quienes poseen un animal, tiene un "Ángel" para guardarlos...
Son los Ángeles de cuatro patas...
Hay personas que no les gustan los perros.
Estos, por supuesto, nunca tuvieron en su vida un amigo de cuatro patas o, si tuvieron, nunca miraron dentro de sus ojitos para darse cuenta de quién estaba allí.
Un perro es un ángel que viene al mundo a enseñarnos el amor.

¿Quién más puede dar amor incondicional?
Amistad, sin pedir nada a cambio;
Cariño, sin esperar regreso;
Protección, sin ganar nada;
¿Fidelidad, 24 horas al día?

Ohhh, nada de nada de que los padres hacen eso. Los padres son humanos y, cuando riñen a sus hijos, tienden a enojarse y a frustrarse...
Sin embargo un perro no se va lejos!
Incluso cuando les reprendemos vuelve con la cabecita baja, a pedir disculpas por algo que a lo mejor no ha hecho... Y lamen nuestras manos para pedir perdón.
Algunos ángeles no tienen alas,
tienen cuatro patas,
un cuerpo peludo,
nariz de bola,
orejas atentas,
mirada de angustia y necesidad.
Martinamanuello08 de febrero de 2013
Archivado en:
poema perro amistad

4 Comentarios

  • Elmalevolico

    Toda mi vida la he pasado con un perro en la familia... el primero fue Bel, un samolledo hermoso, pero falleció de moquillo a los seis años(una enfermedad de perros) después sigue Tania, mmm no recuerdo su raza, porque yo estaba pequeño, y ella falleció en un parto... después estuvo conmigo una perra de raza pastor alemán de nombre Laika, ella sólo estuvo de vacaciones en mi casa como por un año y después su dueño volvió por ella... Después vino Pelusa, una french poddle que vivió con nosotros por 10 años, hasta que enfermó de cáncer y tuvimos que dormirla para que no sufriera más... el último se llama Nicolás, es un schnauzer mediano, pero tiene una fuerza increíble... parece un boxer miniatura... y camina como si fuera físico-culturista jajaja

    A un perro le debo la vida, protegió mi vida en un asalto, tenia dueño así que no me lo pude quedar jejeje, pero fuimos vecinos hasta que falleció de viejito... su nombre era Boggie y era un perro siberiano enorme... Otro que fue muy importante en mi vida fue un husky color blanco, de nombre Lobo... según nos contó su dueño (mi vecino), tenía descendencia de lobos, aunque no se si eso era cierto, un día tuvo una pelea mortal con un pitbull que le desgarró el vientre... esa vez salvó a mi madre y hermana de un ataque, pues el pitbull se había soltado de la cadena donde estaba sujeto y se metió en nuestra casa... como el Lobo siempre estaba con nosotros, se puso a pelear con él, afortunadamente un vecino estaba cerca y antes de que acabara con mi amigo, golpeo tan fuerte al pitbull en la cabeza con un madero enorme, que lo soltó y pudo escapar... se curó y todavía vivió con nosotros por varios años más... pasaba mas tiempo en nuestra casa en en la propia jejjee

    Pero el perro que mas me ha impresionado es una cruza de rottweiler con gran danés que vivió conmigo por unos meses... era enorme y demasiado fuerte, y llegó a mi casa por si sólo... un día apareció acostado frente al a puerta y ya no se quiso ir... era demasiado dócil, pero su tamaño y aspecto atemorizaba a todos los vecinos, a´si que no falto el resentido miedoso que le habló a control de animales y se lo llevaron para sacrificarlo... así que hay me tienes consiguiendo ayuda para rescatarlo y llevarlo de vuelta casa. Una vez libre tuvimos que caminar como 15 kilometros de vuelta a casa, porque nadie de mis amigos me se atrevió a conducir con el en su carro y los autobuses tampoco me dejaban subirlo, menos lo taxis... Esa tarde regresamos cansados y durmió toda la noche como bebe... lo malo fue que como estaba acostumbrado a estar en la calle ya después no se acostumbró a estar dentro de la casa y todo el tiempo quería acompañar a quien saliera... por mí no había problema, pero el resto me mi familia no quería salir con el, porque asustaba a todos en la calle y a ellos les reclamaban... y ni habla de cuando salía con correa, porque a todos arrastraba.

    Lo tuve que entregar a un amigo que vive en una provincia cerca de la ciudad donde vivo... hasta la fecha sigue cuidando el rancho de mi amigo, y cuando llego a ir todavía se acuerda de mí...

    Nunca he estado sin un perro, pero creo que después de Nicolás ya no tendré otro... para mí un perro es como un hermano, y daría la vida por él de ser necesario así que como no puedo abandonarlo, prefiero no adoptar otro más...

    mmm Ya abuspe mucho de tu espacio, pero como me gustó mucho tu poema, me seguí sin notarlo... disculpa jejjee

    un beso... te quiero...

    08/02/13 04:02

  • Martinamanuello

    Gracias... te gusto enserio?? significa mucho para mi.. gracias.. besitos :) igual!

    08/02/13 11:02

  • Gabiela

    Super lindo el poema, gracias por compartirlo.....me enamoro mas de mi perrita hermosa...

    30/11/13 08:11

  • Martinamanuello

    Si, la verdad los perros son criaturas magnificas.

    01/12/13 01:12

Más de Martinamanuello