Horrores Escondidos

Publicado por Mauriciolb95 el 08 de febrero de 2015.
Un día en un pueblo lejano comenzaron a surgir asesinatos,
recuerdo que las voces llegaron hasta a mi, y decidí investigar, pero el mayor rumor que corría era el de suicidio. Lo que la gente no sabia es que había algo peor, alguien detrás, con la sangre fría por las cosas que le hacia a aquellas personas. Me acuerdo perfectamente los lugares de los crímenes y eran casi parecido, lo aterrador era ver pelo por donde mires, el cuero cabelludo mal cortado, arrancado y despellejado, era todo muy asqueroso. Aparecieron muchas hipótesis y seguí en el crimen, mientras las personas morían, una cada día. tuve que ir a una casa, un poco mas alejada del pueblo, estaba con mis compañeros Emanuel y Gaston. Paramos sobre la carretera y caminamos hasta la casa, al llegar notamos que era un poco desprolija, sin cuidado y tenia una cerca que era tipo tranquera el frente. Llegamos y al golpear las manos fuimos sorprendido por un perro tipo Pitbull, pero era un poco mas grande, al golpear otra vez sale un hombre de estatura media, rasgos fuertes en su rostro y con cicatrices, el pelo encrespado, y ropa sucia. En el momento que quise hablar, dijo -"no quiero a nadie acá, yo no hice nada y no tengo tiempo que perder con ustedes, ¡Tengo muchos animales que esquilar!"- esas palabras generaron temor, lo que nos hizo dar un paso atrás a cada uno de nosotros. El hombre al irse, el perro volvió, pero con mas agresividad, nos alejamos y recuerdo ver los ojos del perro que comenzaron a dilatarse de una forma extravagante, y cada vez mas, entonces comencé acelerar el paso, Emanuel y Gasto continuaron conmigo al darse cuenta de lo que sucedía. En ese momento el perro se escapa, lo que fue desesperante, corría hacia nosotros como a sus presas, cada vez se nos acercaba mas, yo levante una piedra y se la arroje con fuerza, pero no lo detuvo. Nos dimos vuelta y mi compañero Gaston se puso en posición de defensa, lo cual al perro no lo intimido y fue directo a su brazo. El comenzó a sacudir fuertemente intentando sacárselo de encima y yo fui ayudar agarrando al perro por detrás, Gaston cae al suelo y no podía sacar al perro encima de el, levante la cabeza y entre los pastos altos veo aquel hombre siniestro, que sale con un tipo de alambre muy fino, se acerco de golpe por detrás de Emanuel y lo tomo con el alambre por el cuello, asfixiandolo, sin que el pueda hacer algo. entre gritos de Gaston y la desesperación de Emanuel, muy cobarde los deje ahí, y corrí como nunca, me di vuelta y vi el brazo de Gaston desprenderse y comencé a llorar. Llegue a la carretera, me subí y encendí el auto con muchos nervios, puse primera y huí, huí para no volver, nunca mas después de eso.

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Mauriciolb95