No Siempre Hay un Final Feliz

Quería bajarse del mundo,que todo se detuviera,la inspiración hace tiempo que abandonó sus dedos...
la vida era monótona,tenia los pensamientos desordenados.
Ponía su playlist y pasaba las canciones sin apenas dejar que sonara un acorde,la música,esa misma que un tiempo atrás lo trasladaba a su mundo,el mismo del que hoy quería bajarse,hoy la detestaba.
No sentía dolor,lo físico estaba en un segundo plano.
Solo necesitaba sentir su cuerpo caer.
Anhelaba cualquier tiempo pasado,no por la juventud,no por la energía,ni siquiera por la falta de responsabilidad que te da la adolescencia.
Anhelaba lo que era,el pensamiento libre,anhelaba encontrar inspiración en un trozo de papel que era empujado por el viento.
¡Sí! un mísero deshecho rodando podía hacerle sentir.
¿Y,ahora?
Ahora ni la persona amada le servía de inspiración.
Todo estaba gris,con niebla,con tormentas,sin luz.Todo era tan triste que era incapaz de derramar una lágrima.
¿Dónde has llegado? ¿qué te está pasando?
No paraba de preguntarse lo mismo,sin obtener ningún tipo de respuesta,sin ni siquiera pretender obtenerla.
Todo era complicado,todo se había vuelto terriblemente difícil.
Dormirá esta noche sin pretender que mañana sea un día mejor.
Y sin buscar un final feliz.

Etiquetas:

Más de Micho