TusTextos.com

Poético Castigo.

He recibido un magno vapuleo
Impartido por los dioses y sus beligerantes.
¡Han tenido envidia, los malditos,
De no poseer mi naturaleza!

Si conocieran este mortificante castigo,
Esta pena que vive el poeta,
Escribe mientras sus manos le sangran
Y su propia cárcel apiola su alma.

Ya no distingo colores, pues todo es negro,
Solo veo las almas que vagan en pena
Mientras las almas puras enceguecen mi vista.
Ya no suspiro con aromas de flores,
Mi espíritu se ahonda mientras percibe
Solo aromas de pestilencias.
Ya no escucho la música de liras,
Los ángeles han callado sus arpas,
Los susurros venideros del averno
Son las melodías que mi alma torturan.
No encuentro sabor a vino añejo,
Entre rones amargos me destrozan papilas
Y viperina se convierte la sinhueso.
No percibo dulces roses de amor,
Solo saetas de fuego en mi espalda
Abren heridas que no cicatrizan.

¡Desean venir por mí los ignorantes!
Legos dioses suponen conocerme.
¿Quieres, lector, conocer mi pena?
Pues muere en vida y luego escribe.
MonsieurdaselacoixPublicado el 01 de febrero de 2015
Archivado en dolor poema poeta

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Blancaniebla

    Que hermoso! solo el que sostiene la pluma sabe el castigo que es.

    01/02/15 10:02

  • Monsieurdaselacoix

    Gracias. Me alegra mucho que te haya gustado.

    01/02/15 10:02

Más de Monsieurdaselacoix