TusTextos

La Calesita Interminable Del Sistema.


Hoy vemos que en materia penal el poder ejecutivo hizo completo abandono de los presos.
Todos se lavan las manos, jueces, fiscales, ministros, gobernador, y el presidente.
Todos se pasan el problema como jugadores en un campeonato de fútbol.

El problema humanitario en las cárceles es algo que pareciera no tener fin, nadie lo quiere arreglar. Los centros de detención son azotados por el poder constantemente y nadie hace nada para frenar la violencia institucional.
El poder ejecutivo tiene el poder de revertir esta situacion, pero carece de voluntad política para instar a la justicia a regularizar la crisis carcelaria. Todos se lavan las manos y como en un partido de fútbol se pasan la pelota uno a otro.
El presidente dice: “ante la amenaza del corona virus los presos están bien donde están”. Y asi le pasa la pelota al flamante gobernador.

El gobernador no quiere arriesgar su carrera, ni pagar el costo político porque desea postularse en las próximas elecciones. Entonces dice:” que se haga cargo el ministro de seguridad”.

El ministro de seguridad, no tiene las más mínima intención de solucionar el problema de las cárceles, ya que su postura es muy decorativa. Este distanciándose de la pelota, compra unos containers con el objetivo de que los presos vivan allí.

Aparecen los derechos humanos. Estos, ante la actitud del estigma e inhumana del ministro de seguridad intervienen haciéndose cargo del problema. Al descubrir que no pueden solucionar se lo pasan al ministerio de justicia. Exhortando a que el ministro saquen un conejo de la Calera y haga algo.
Así, de esta manera, el virus va avanzando.
Así, la población carcelaria queda expuesta al contagio y al riesgo de perder sus vidas.
El tiempo va pasando, la falta de compromiso político hace que el problema de los presos siga sin resolverse.
El ministerio de justicia desconoce la falta la explotación de los detenidos por tomarte del Estado y demostrando su inoperancia, cita a la corte suprema que inventé un remedio jurídico para conformar a los presos que se dan cuenta de que sus extisten y están siendo vulnerados por la justicia.
La Suprema corte, sale a jugar como la defensora de los derechos humanos e intentando cubrir los actos arbitrarios del poder ejecutivo.
Está encubre las cagadas de los demás, anunciando cómo remedio acordadas y resoluciones REVEINDICADORas, las cuales nadie cumple. Los presos desesperados ante el abandono del poder ejecutivo, quedan deslumbrados por las palabras bonitas del procurador general.

Los presos nuevamente son engañados como en los tiempos de la colonización quedándose con el brillo barato de una mentira, pero se dan cuenta que solo le dieron como respuesta espejitos de colores y chucherías.
Hay quienes se dan cuenta de esta farsa y deciden seguir su lucha hasta el final.

La Corte se lava las manos y le tira la responsabilidad a los jueces de tribunales inferiores. Éstos, son más hijos de puta aun, por que declarada la emergencia sanitaria y el aislamiento social y obligatorio, deciden declararse en asueto dejando a la deriva a los detenidos.
La situación carcelaria comienza a agravarse cada vez mas, los detenidos atemorizados por el virus entran en pánico y la paz amenaza con perderse.
En muchas carceles se producen hechos de violencia, donde los detenidos son protagonistas y víctimas.
Ante la problemática se solicita que los jueces atiendan la emergencia, pero estos por el asueto, brillan por su ausencia.
Asi, de esta manera el poder judicial, patea el problema y deja a los presos en manos del servicio penitenciario.
La violencia carcelaria comienza a agravarse desatándose una revuelta de presos. Toma de rehenes, intentos de fuga fallidos y muertes.
El servicio penitenciario ante la ausencia de la justicia aprovecha la ocasión.

PRIMERO, balas de gomas y gases lacrimógenos. Luego la violencia de la represión y la tragedia. Se producen hechos de violencia muy severos entre penitenciarios y detenidos. Los detenidos son fuerte mente reprimidos e inclusive asesinados por el mismo penitenciario.

¿ A dónde van a denunciar? ¿ Quien se va a ser cargo? Si el poder judicial por el asueto hizo completo abandono.
Si el presidente, el gobernador, y los ministros no intervienen, todo queda en la nada.
Todo queda en la nada por que no les interesa, está es la gran familia estatal.

El Estado es el mayor connivencia de injusticias, abandonando a sus presos, entregándolos en manos de las fuerzas de seguridad para ser reprimidos.
El Estado, es quien legítima la tortura, la dirección violencia, entregando a sus presos a un poder judicial corrumpido.
Los derechos humanos y otras organizaciones hacen peticiones ante los juzgados, donde los jueces se encuentran en sus casas cegándose en todo lo que pasa.
El ministro de justicia, mira todo por TV. Encubre las arbitrariedades de un sistema que se encuentra en estado crítico.

Asi funciona la Calesita Interminable del Sistema.
Así de esta forma. Todos estos hijos de puta se van pasando la pelota uno al otro.
Asi de esta forma demuestran que hay falta de interés.
Así de esta forma el Estado pone en. Practica su plan de exterminio, deshumanización jugando con la cara de derecho humano para hacerle creer a la gente que son buenos.
Así, los presos son víctimas del aparato represivo del Estado.
Así, de esta forma demuestran su más hostil deseo de venganza, sangre destrucción, muerte, extermino de los sectores más vulnerables.

SRES. MINISTROS, SRES, JUECES, INTERVENCIONISTAS POLÍTICOS sino piensan hacer algo por los presos.

VALLANSEN A La puta que los parió.




Niumberproducciones17 de enero de 2021

1 Recomendaciones

Más de Niumberproducciones