Retrovisor

El pasado puede dejar marcas que son imposibles de borrar, marcas que sabes que te acompañarán toda la vida cada vez que apoyes la cabeza en la almohada; marcas que, a veces, te recuerdan donde quisiste estar y otras donde no quieres volver jamás, pero al menos se pueden esconder.

Y cuando crees que nada puede hacerte más daño, se abren nuevas heridas; heridas que no sabías que estaban ahí. Porque cuando una herida que no sabías que tenías se abre las consecuencias son imprevisibles, por eso antes de dar pasos adelante tienes que estar muy segura de que estás bien. Que el pasado es pasado y no puede volver a hacerte daño.

Porque aunque pienses que el pasado puede esfumarse como el humo que sube al cielo en medio de la noche...no es tan sencillo, nadie sabe si en realidad ese humo es el final del incendio o tan sólo es el principio.

Por mucho que digan cualquier tiempo pasado no siempre fue mejor.

Etiquetas:

Más de Onlyou