TusTextos

HipocresÍa

Todos, sin excepción, ocultamos algo.

Tenemos barreras y corazas sujetas a hipócritas y patéticas normas morales, sociales, culturales y religiosas, por destacar algunos de los factores mediante los cuales jugamos a encajar y obedecer como borregos al yugo arbitrario del sistema social opresor de nuestra verdadera esencia.

Vivimos a diario vegetando como cínicos zombis soberbios e ilusos, persiguiendo sueños o milagros que alimenten nuestros egos con ese subjetivo y relativo concepto que denominamos FELICIDAD. Toda esta penitente y errante marcha la hacemos detrás de nuestros inalienables escudos naturales de mentiras, el consciente y el subconsciente.

Llevamos dentro nuestro, monstruos, que solo dejamos salir en momentos íntimos, y que liberamos a diario en nuestro fuero interno, con pensamientos impuros, perversos y placenteramente culpables.

Es nuestro demonio, al único que no podemos engañar, el único que conoce nuestros mas lúgubres secretos, el que nos iguala con una escoria de la sociedad (violadores, sádicos, torturadores, psicópatas, asesinos en serie, estafadores, extorsionadores, etc.,etc.) al que repudiamos externamente, pero al que entendemos o justificamos e inclusive festinamos en nuestra intimidad mas oscura.

Y es precisamente ahí en donde radica el conflicto y el límite de lo que nos hace buenas personas aceptadas y útiles para la sociedad o inadaptadas escorias de la peor clase , y pese a lo fuerte que suene esto, debemos agradecérselo a la HIPOCRESÍA.

Que pasaría si por un maldito o bendito día, todos nos mostrásemos tal cuales somos, sin considerar al hipócrita consciente, sujeto a tanta patética y reprimida norma moral, política , religiosa, cultural y social, mostrar la esencia, al inconsciente. Y si ese día además se revelaran todas las verdades...Seguiríamos pidiendo y siendo partidarios de la sinceridad y de la honestidad ante todo?

Tal vez sea mejor dejar drogada y adormecida de falacia a nuestra bestia...¿o no?...
Roque201403 de junio de 2016

1 Recomendaciones

3 Comentarios

  • Janet

    Las dos caras de la moneda, el ser humano tiene dos polos, el que sale del alma, aquella que apuesta a la bondad y protección y la animalista, aquella que solo vive para lograr lo que quiere a toda forma.
    Tanta hipocresía disfrazada en todos los campos de la sociedad, que cuando es descubierta en personas influyentes, le salen defensores que los excusan de su proceder.
    Pero si son del común de la gente, ese demonio es juzgado con las peores de las penas.
    Cada persona tiene que domar la bestia interior, ver si ser humano o seguir los instintos animalistas.
    Hipocresía ocultar tu yo animal o tu yo conciliador? O es más bien que somos los domadores de nuestra dualidad existencial, todos ocultamos debilidades o sentimientos infernales, pero lo que nos hace especial es que tenemos una tercera opción, la esencia que nos lleva a equilibrar ese descarrilamiento de sentimientos.
    Buen tema
    Saludos

    04/06/16 06:06

  • Roque2014

    Coincido contigo en muchos aspectos de fondo,no así de forma. Conceptualmente difiero contigo,particularmente con lo del instinto animalista. Los animales son criaturas maravillosas, hermosas y puras (salvo las moscas -broma-), y su actuar está dado por el instinto de supervivencia, a excepción de unos cuantos que curiosamente son los más inteligentes que tienen en algunas ocasiones comportamientos sádicos y hedonistas (chimpancés y delfines por ejemplo), pero esa es harina de otro costal.
    En fin, siempre he considerado que el equilibrio natural de la vida requiere imperiosamente de la polaridad radical, luz y oscuridad, calor y frío, bondad y maldad, etc. y que en ese sentido son igualmente importantes y necesarios los pensamientos e instintos malignos, para así valorar,distinguir y/o optar por cual sea el mejor camino a tomar,dependiendo de cada uno, a no olvidar de que lo que es bueno para uno, es malo para otro. Uff podríamos estar filosofando y compartiendo tantos puntos de vista y experiencias al respecto que faltaría vida incluso.
    Agradezco mucho tu comentario y que te hayas dado el tiempo de leer, analizar y compartir tu percepción.
    Saludos amiga, un abrazo.

    04/06/16 03:06

  • Janet

    Tienes razón debí decir conducta animalista, si no conducta de animal salvaje por la supervivencia del más fuerte.
    Y es verdad podemos estar filosofando por nuestros puntos de vistas largo tiempo, dandonos cuenta que enfrentamos ideas a las cuales le damos nuestro punto de vista individual.
    No me des las gracias, yo leo para aprender y sentir lo que el autor expresa y no busco ser el centro de la atención, aunque algunas veces dejo salir mi tigresa interior cuando le quieren hacer pasar a uno gato por liebre jajajaja ese es harina de otro costal jajajaja
    un gran saludo

    04/06/16 05:06

Más de Roque2014