Puñal

Tan doloroso fue, para mi. Tan fácil, para ti.
Dos mentes que se fueron distanciando con el paso de los días, cambiando de rumbo, de deseos, de ilusiones. Yo deseaba verte sonreír y tú, deseabas una copa más en aquel bar.
Tan difícil fue, para mi, tan divertido, para ti.
Tan sutil, me habría gustado no ser así, ser completamente ignorante y no sentir los días de una flor cortada, marchitándose.
Me fuiste empujando poco a poco hacia el borde del precipicio y al llegar, no te creí capaz. Aún cuando me dabas el último empujón, no te creía capaz. Hasta que sentí el inmenso vacío, seguía sin verte capaz.
Cuando llegué abajo, nadie nadie había esperándome pero todos sabían que me dejarías caer, menos yo. Me levanté del suelo, dolorida, te busqué, hasta donde mis ojos no podían llegar, pero no había nada. Solo yo y el infinito vacío que dejaste. A pesar del golpe, la decepción, seguí adelante, sin rumbo, o quizá en mi rumbo seguías estando tú. Hasta que llegué.
Un sitio oscuro pero lleno de gente, extraños y conocidos. Y sucedió,
mirándome a los ojos clavaste un puñal en el corazón que solo latía por ti. Tan frío.
Ahora te llevaste lo único que le quedaba.
Fuiste capaz. Te habría regalado mis sentidos, mi vida. Y tú. Regalaste a extrañas lo que más quería. A ti. Regalaste parte de ti a quien no lo valoraba.
Te pedí una y mil veces que sacases el puñal, que eras el único que podía hacerlo, y fue entonces cuando sin mediar palabra, me miraste en silencio con una extraña sombra entre los ojos y te alejaste sin más. Me condenaste.
Estaba acabando conmigo. Intenté con todas mis fuerzas, sin éxito, deshacerme de él por mi misma, pero era más fuerte que yo y ya empezaba a cicatrizar. Cicatriz que dolía como mil agujas.
Fui tan ingenua, tan ignorante, que creí siempre en ti. Y así fue, me quedé sin nada, dándotelo todo. Y tú, me diste engaños, noches de lágrimas, corazones vacíos, palabras sin hechos, soledad& y lecciones.
La mayor lección de mi vida, de la cual te doy gracias. Por todo lo demás, el puñal sigue estando,
hasta el final de mis días.

15 / noviembre / 2017

Etiquetas:

Lo recomiendan

3 Comentarios

  • Remi

    Desgarrador relato, falsedad, traición... todo lo que en una relación no puede haber. Esa persona no te merecía.
    Besos Sara.

    15/11/17 05:11

  • Sarandipia

    De malos momentos salen relatos bonitos, en el sentido de expresar una emoción.
    Gracias :)

    15/11/17 08:11

  • Chay

    De estas lecciones es de las que se aprende,Sara....No era para tí...mejor dicho,no eras para él.....Saludos,princesa.

    15/11/17 10:11

Mas de Sarandipia

  • Inevitable

    236 lecturas | 4 comentarios
    7 lo recomiendan
  • Al Filo

    122 lecturas | 2 comentarios
    1 lo recomienda
  • Olvida

    264 lecturas | 5 comentarios
    6 lo recomiendan
  • Un Desacierto Más

    66 lecturas | 1 comentarios
    1 lo recomienda
  • Silencio

    193 lecturas | 3 comentarios
    2 lo recomiendan