Embudo de Esclavitud

Publicado por Sebastiana el 09 de abril de 2017.
La necesidad, nos hace esclavos
dependientes sin libertad real
necesidad muchas veces equívoca.
No queremos ocupar nuestro tiempo
en hacer lo que se puede comprar,
sí, en trabajar, para cada vez,
poder comprar más,
lo que no queremos reconocer
que no necesitamos comprar.
Trabajar más,para consumir más,
igual a menos tiempo para disfrutar
lo que verdaderamente se necesita.
Salimos de un eje principal
"NECESIDADES básicas"
nos vamos alejando de el, girando bajo la misma excusa
nos llegamos a perder, engordando un embudo
que terminará por arrastrarnos al "EJE"
pues nuestra verdadera necesidad
es "vivir y compartir".
En ocasiones, cuanto más conscientes somos
sobre la basura en la que muchos seres humanos
basan ética, moral,convivencia etc..
está tan alejado del eje, que provoca decir:
"SOMOS LA ESCORIA de lo seres vivos".
Sin darte cuenta te vas alejando de las relaciones,
agota ir contra corriente, no hay sentido de "nada"
SIN COMPARTIRLO el conocimiento no es "nada"
si no es conocido y a la vez compartido,
para así una vez más vuelva a trasmitirse.
Volvamos al eje "Necesidades básicas"Las mías
teniendo las básicas cubiertas, lo siguiente es"Compartir"...
Lo que pienso, y lo que no también,
seguir buscando o mejor encontrando
personas y lugares, que me hagan silenciarme.
Deseo jactarme de escuchar.
En definitiva "Compartir".


4 Comentarios

  • Janet

    Muy cierto el compartir es un eje donde algunos no quieten girar.
    Por egosmo o por mezquindad el hombre se ha olvidado de compartir.
    Saludos

    11/04/17 02:04

  • Sebastiana

    Hasta el egoísmo bien razonado nos lleva a compartir,lo que no, es vacío, gracias por compartir janet

    11/04/17 12:04

  • Othella

    muy lindo muy cierto, me gusta lo que escribes !! todo!!

    03/05/17 06:05

  • Sebastiana

    Gracias por tu comentario Othella, se hacen oxigeno para seguir,gracias

    04/05/17 04:05

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Sebastiana