¡en una Pequeña Estantería! Paciencia Serenidad y Sabiduria

Publicado por Sebastiana el 16 de junio de 2017.
Pasó una vez, que en un mercadillo encontré, unas minies estanterías
llenas por completo de minúsculos libros , así llamaron mi atención.
Agrupados por temas, ya solo por su tamaño fue mi ilusión tenerlos, más cuando sus delicadas hojas aireé, mi admiración fue tal...era para mi tan verdad lo poco que alcance a leer, a la vez tan atractivas sus formas, con cordones de separación o marcadores.
Compré dichos libros con sus respectiva estantería, adecuada a su tamaño, era como un dedo meñique de largo, más chica seguro, con
tres pequeños libros,uno azul otro en verde y el rojo: PACIENCIA, SERENIDAD Y SABIDURÍA. Sin más, eran sus títulos, no recuerdo que orden en colores, pero si que para mi siempre fue el principal
SABIDURÍA.

Ansiando desde muy joven la serenidad, que ahora sé que pasa por la paciencia,veneraba tanto lo que iba encontrando en sus escritos, ¡tanto! llegué a contactar con la editorial para conseguir más, pero venían de Uruguay, me
fue con mis medios en aquella época imposible.

Mi empeño siempre de transmitir lo que pienso, me hizo en momentos de euforia irme desasiendo de ellos, regalándoos con todos mis mejores deseos,
teniendo certeza en el momento que lo hacía, que harían bien a quienes los regalé, siendo el tiempo el que hablara.
Me queda pena cuando hoy en día hablando de ellos, no tengo ninguno no pudiendo demostrar lo que explico, lo bonitos que eran ,simplemente a los ojos
o mejor dicho son, pues confío en que nadie los haya destruido.

Muchas veces no son las palabras sino las formas en que se nos presentan
llamando nuestra atención, lo que nos hace llegar a ellas.

Veinticinco años más tarde,observando el transcurrir de mi vida, no los busco
conmemoro el día que pasaron a mis manos.
Soy de las personas que piensa que en la vida todo sucede por y para algo, ya lo pensaba en aquella época, al ser tan impetuosa e impulsiva, me estallé tantas
veces por no tener paciencia, en tantos tantos momentos por no conseguir serenidad, en cada situación ¡ser justo! y que lo fueran conmigo. En mi escalafón mas alto elser sabio hoy lo sé, ¡puedo decirlo! me hice aprendiz de sabio,tengo muchísima más paciencia, algo más de serenidad, sin ser en suma la suficiente, pues por momento, la paciencia se me acaba.
Hoy se quien soy, quien quiero ser como persona y aunque llegue la muerte
en el camino estaré, las personas sabias, son las que pueden mover y cambiar
el mundo.

Siendo de sabio aprendiz
regalar libros, sin fin...

MORALEJA:
Quien quiera saber
busque con paciencia
encontrando serenidad
en el camino de la experiencia.


BASADO EN UN HECHO REAL.....CONTINUARA.

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Sebastiana