Paraíso.

Hablan de haber estado en el paraíso pero nunca han estado en la misma cama que tú viéndote dormir. Y es irónico, porque lo que no saben es que el paraíso es algo más que un lugar, es un momento exacto. Y no les juzgo, yo me di cuenta cuando te vi entrar por la puerta de aquel bar un miércoles a primera hora de la mañana, y eso, joder, eso si que fue el paraíso. Porque el paraíso es verte despertar un domingo con resaca, ver como lees el periódico, verte frustrado porque no te pasas el nivel de ese juego de estrategia que tienes en el movil, escucharte tararear una canción que no te sabes, verte como se consume un cigarrillo entre tus labios. El paraíso es cuando me susurras al oído y me entra un escalofrío, cuando te levantas a media noche porque has tenido una pesadilla, cuando sonríes, o incluso cuando cuentas un chiste sin gracia. Paraíso es verte enfadado, triste, contento, y llorando, verte sin ganas cuando llegas a casa, cuando me abrazas, cuando dudas de si te quiero, cuando te pones celoso, cuando corres para no llegar tarde al trabajo, cuando vas en la parte trasera del metro, cuando tienes frío. Paraíso es verte en primavera, verano, otoño e invierno. Joder, paraíso eres tú, cielo, y es una lástima que el resto del mundo no lo sepa.

14 / octubre / 2015

Etiquetas:

1 Comentarios

  • Apurimak

    Muy buen texto, me hizo reflexionar, sobre el paraíso no solo de tu pareja, aunque yo no la tenga. El paraíso de lo que está contigo de la vida. Hay tanto que aprender!

    15/10/15 09:10

Mas de Sitapolis