Memoria, En la Memoria

Aquellos días fueron tristes. No te explicas las razones: son y los aceptas esperando que cambien. Nada equivale a ese despertar repentino para no seguir siendo tú. Sigues en las mismas horas, te aferras a las rutinas. La lentitud de cada día los convierten en memoria densa que jamás consume el tiempo.

23 / febrero / 2015

Etiquetas:

Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Serge

    Sigues en las mismas horas, te aferras a las rutinas. La lentitud de cada día los convierten en memoria densa que jamás consume el tiempo.

    Muchas veces me pregunto por qué los seres humanos insistimos en el mismo error. Repetimos lo mismo aunque nos cause dolor.

    Amigo del alma, tú siempre estarás en la memoria de fibonacci.

    Un gusto leerte.

    Serge.

    23/02/15 07:02

  • Sonoridario

    No Serge, no es un error es una forma de amar el tiempo. Quizá duro, quizá...lento, pero no soy alma que venere el tiempo. Las palabras si adquieren rutinas y formas estáticas: quizá desean ser, o permanecer. Un gran saludo.

    23/02/15 08:02

  • Bierrodot

    Amarrarse cuello a cuello con algún minuto que agoniza para traerlo más a la vida o llevarnos más a la muerte. Gran texto.

    23/02/15 11:02

  • Polaris

    Palabras sinceras, recitas como los ángeles.


    Un abrazo amigo mio.



    Pol.

    25/02/15 01:02

Mas de Sonoridario