TusTextos.com

Narrador En Primera Persona Con Toques de Tercera.

Desconecté el Wifi del móvil y lo dejé en el armario detrás de la cama, dispuesta a meditar junto al sonido de la tormenta hasta quedarme dormida. Sin embargo, enseguida empecé a pensar mis propios pensamientos como si estuviese escribiéndolos y volví a coger este trasto infernal. Sin activar la conexión, empecé a escribir todo esto en un grupo en el que estoy yo sola.

Me di cuenta de que hace unos días no podía ni soportar la idea de dormir sin calcetines, y que, gracias al calor, que me hizo quitarmelos, ahora he superado una de las tantas cosas que me dan grima.

Es una situación realmente curiosa: reflexionar, imaginar como escribiría esa reflexión y terminar escribiendo que he estado reflexionando sobre eso sin nisiquiera poner las palabras exactas que al principio había pendado. Todo mientras describo también lo que ocurre fuera de mi mente. Me siento como un narrador en tercera persona de mi propia historia, mientras yo misma siento el dolor de la protagonista (yo) en el pie. ¿Quizá esté logrando fusionar el narrador en primera y tercera persona?

Me siento mal conmigo misma incluso de pensar semejante soberbia. Seguramente lo hayan hecho ya un montonazo de escritores, ¿que voy a hacer yo que no haya hecho Cervantes antes? Menuda tontería. Y lo más curioso es escribir mientras piensas cómo serán los comentarios que tenga este texto, o si tendrá si quiera.

Me siento un poco confusa. Quería escribir algo tan profundo como el intenso vacío que siento en mi interior, parecido al eco de la tormenta que ruge en el exterior, pero no encontraba ni cómo empezar. Y hablando de tormentas, a veces he reparado en que la vida es un poco como una de ellas, dependiendo de dónde estés, la vives como un momento emotivo de tarde de domingo o como un auténtico infierno húmedo. Y tú decides dónde estar, o quizás no.

Me estoy dando cuenta de que es imposible escribir todo lo que pasa por mi mente, va más rápido que mi habilidad de codificar mis pensamientos en palabras y frases con sentido, ya no digamos de teclearlas. Muchas veces, las ideas vienen a mí en imágenes, sensaciones... De tal manera que no soy capaz de expresarlas por vía textual o son tan fugaces que se me olvidan.

Y ahora estoy intentando recordar la frase de una canción que me ha recordado mi frase anterior, con intento fallido, mientras muevo el pie para eliminar curiosamente el dolor, y dándome cuenta de que el sueño empieza a hacerse presente en mis ojos medio cerrados. Será mejor que vaya a dormir para mañana despertarme relativamente pronto e ir a correr, si es que no me quedo dormida como ayer (y ahora mismo, obviamente, ha venido a mi cabeza la imagen de los dos chicos con los que llevo dos días llendo de running, aunque mañana uno de ellos no puede ir. Todo esto mientras la ventana se ilumina por culpa de un rayo, acordándome también que esta mañana ese chico tampoco ha ido y el otro se ha quedado dormido al igual que yo, una casualidad que no he podido dejar de contar a mi mejor amigo, por culpa de quien me he quedé dormida por hablar hasta las tantas anoche... Y bueno, esto es así, un bucle).

Buenas noches, si alguien se va a dormir (mientras me acuerdo de una idea de mi cabello que no sé cómo explicar muy bien).

Y ahora lo leeré todo, por mencionar también algún tiempo futuro.
Superandoloimposible06 de julio de 2016

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Azuldiferente

    Hay ecos en tu interior, escribes profundamente.

    07/07/16 08:07

  • Superandoloimposible

    Gracias Azul, eso intento, necesito ser por una vez yo misma, aunque sea bajo pseudónimo.

    07/07/16 11:07

Más de Superandoloimposible