TusTextos

Jardín Prohibido

Curiosa la duración de las cosas sujetas a mudanza, hoy me vine a instalar en tu cuerpo que es mi hogar, me vine a sentar en tu cama que es mi mar. No pedí permiso, no lo necesito ya porque soy de esta secuencia, de este arbitrio, y procedo porque así me lo indican tus besos. Y se viene de pronto la tempestad, enredadas de hora en hora las zarzas del rosal, jugoso el jugo del jugar y torcidos un solo cuerpo formar más o menos celestial. Tomo a tiempo crudo tu piel como quien toma el epicarpio de un ciruelo y la muerdo y la deseo y la saboreo jugosa. Tú eres trigo otoñal, yo, pera caída de un peral que a destiempo se hace amar. Somos una conjunción de estados atmosféricos, de lluvias de estrellas, de nieves carbónicas, de aguas de panela y de soles medios, y sobre todo somos lo que tú y yo queramos ser. Que nos envidien Adán y Eva porque su jardín prohibido no tenía tanto pecado para pecar y que nos odien Venus y Neptuno porque no es suficiente su eternidad para nuestro amar.
Zucette08 de enero de 2010

2 Comentarios

  • Ansgarius

    que nos odien venus y neptuno porque no es suficiente su eternidad para nuestro amar, orale megusto sin duda salio del rincon mas bonito del corazon, cuidate y gracias por leerme

    09/01/10 02:01

  • Buzz

    excelso zucette, verdaderamente excelso.

    saludozz

    09/01/10 07:01

Más de Zucette