TusTextos

La Horda de la Política Norteamericana



Dicen que por donde pasaba el caballo de Atila, no volvía a crecer la hierba.

Que extraño país son los Estados Unidos de América, dueños del mundo, garantes de la libertad y sin embargo tal vez por estar tan alejados de las otras partes del mundo, tienen la falsa creencia que todo el mundo se reduce a ellos.
La historia es algo que no se puede manipular, desde que los Estados Unidos son la potencia número uno de este planeta, han hecho grandes cosas, pero también las más nefastas.
Ellos se creen con el derecho a ingerir en todo el mundo, sin medir las consecuencias de sus actos, yo aquí no enunciaré ninguna, todos sabemos historia, pero su última actuación sobre Siria, me parece una atrocidad.
Me da igual quien tenga la razón, ni que parte del tablero de ajedrez quieran ganar, hay viven seres humano, niños, mujeres, hombres que todos los días vemos en la cámara de televisión como sacan a sus propios hijos muertos de los escombros.
Y que hacemos, no hacemos nada, desde la comodidad de nuestras casas, tragamos saliva en el mejor de los casos o simplemente cambiamos de canal.
Se está produciendo un tercera guerra mundial silenciosa de los desfavorecidos, y, si algún imbécil, y digo bien, imbécil piensa pararlo con muros o con mano dura, será mejor que se dedique a lo que sabe hacer, que es enriquecerse.
Hay un mundo que estaba callado y que la política exterior de los Estados Unidos de América ha despertado, el once de septiembre, sonó su alarma, desde entonces, no han entendido nada, volando drones, enviando bombas, no conseguirán callar a ese ejercito silencioso, y allí dentro de ellos mismos, parece no haber nadie que se dé cuenta.
El Mediterráneo está tiznado de rojo y el medio oriente es un avispero, hay una creciente animadversión contra todo lo que representan las barras y estrellas, el mundo ha cambiado, comenzamos a conocer la verdad y no puede ser que el 4 por ciento de población Estadounidense tenga casi toda la riqueza de esa nación, la gente no es tonta, pero por lo visto en la Casa Blanca nadie se ha dado cuenta.
No es toda la culpa de una sola nación, todas tienen su parte, las naciones están compuestas de seres humanos, y estos estamos cayendo en la más absoluta de las hipocresías.
A mi modo de ver, o que le peguen fuego a este planeta los de siempre, o hay que levantarse y decirles no, pero no hay que manifestarse por las grandes avenidas, hay que ir a sus casas rodeadas de excepcionales medidas de seguridad y decirles:

NO, EN MI NOMBRE, NO.
Derbi12 de febrero de 2017

Más de Derbi