TusTextos.com

Psicologo

Era viernes, y como cada viernes desde hacía largos meses Daniel ojeaba su reloj de manera impaciente. Sus largas piernas le permitían acortar la distancia a una velocidad lo suficiente rápida como para no tener que trotar por la calle. Aquella cita de las seis de la tarde era a la única que le gustaba llegar con el tiempo suficiente para relajarse, sacar un caramelo de su bolsillo izquierdo del pantalón vaquero y recostarse sobre el suave y cálido sillón de piel oscura. Daniel era muy impuntual, y sabía lo rápido que se enfada el gordo. En una ocasión ya decidió posponer su encuentro para una semana después. Daniel no daba crédito a que su psicólogo lo despechara con tal frialdad.
Así que desde entonces ya me había dejado claro que tipo de persona era. Y como debía actuar con él.
Toqué dos veces con el puño en la puerta de madera y una voz desde dentro me dijo que pasara.
-¿Qué tal Daniel? Te veo un poco agobiado –Dijo el gordo, detrás de su larga y ancha mesa. Sobre ella había un montón de cachivaches, fotografías extrañas, y documentos tirados aquí halla sin mucho orden.
-Veo que estás como siempre
-Sí, ya sabes. No existe orden en el caos –y me guiño-. Toma asiento, enseguida estoy contigo.
Miré el reloj y eran las 5:58, perfecto. Me tendí sobre aquél sillón tan apetecible y me metí en la boca el caramelo de menta.
-¿Y de qué vamos a hablar hoy? –Me dijo, con una voz suave y gentil-.
-Verás gordo… ayer, desperdiciando mi tiempo libre y andando sin un rumbo aparente, me encontré con alguien del pasado. Ella no iba sola. A diferencia de mí, sus manos iban entrelazadas en las de otro. Y para que voy a mentirte, me impresionó verla tan feliz.
-Vamos a ver Daniel, no habrás vuelto a venir para hablar de lo desgraciado que eres por…
-No, no gordo. Claro que no, gracias a ti he avanzado mucho en todo lo referente a mis sentimientos. Pero no crees que las personas estén, por alguna razón, ¿entrelazadas entre sí? Es posible que pienses que es una autentica locura. Pero no sé… me paro a pensar en la cantidad de casualidades que deben ocurrir para que dos personas que hace mucho que no se ven, vuelvan a mirarse a los ojos, aunque sea por unos segundos y…
- JaJajAJAJa Que ocurrencias tienes, Daniel. Por supuesto que las personas estamos conectadas unas a otras.
-¿Entonces no estoy loco por pensarlo?
-No más loco que la persona que escribió lo que voy a leerte.
Y ahí estaba. El propósito de cada visita por la que iba cada viernes a las seis de la tarde. Llegase con el problema que fuese el gordo siempre tenía una historia con la que podía aprender de ella y lo más importante, crecer personalmente.
-El relato que voy a leerte es de un escritor, y que actualmente sigue con su duro trabajo. Es de Paulo Coelho y dice así:

“Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores; uno con el que te casas o vives para siempre, puede que el padre o la madre de tus hijos… Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella…
Y dicen que hay un segundo gran amor, una persona que perderéis siempre. Alguien con quien naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan a la razón y os impedirán, siempre, alcanzar un final feliz. Hasta que cierto día dejaréis de intentarlo… Os rendiréis y buscaréis a esa otra persona que acabaréis encontrando.
Pero os aseguro que no pasaréis una sola noche, sin necesitar otro beso suyo, o tan siquiera discutir una vez más… Todos sabéis de qué estoy hablando, porque mientras estabais leyendo esto, os ha venido su nombre a la cabeza.
Os libraréis de él o ella, dejareis de sufrir, conseguiréis la paz (le sustituiréis por la calma), pero os aseguro que no pasará un día en que deseéis que estuviera aquí para perturbaros. Porque, a veces, se desprende más energía discutiendo con alguien a quien amas, que haciendo el amor con alguien a quien aprecias.”

Memorias De Un Joven Escritor.
Equivocados27 de junio de 2014

3 Comentarios

  • Cuandoalgopasa

    Me encanta este texto, es genial. a parte de llevar toda la razon, te hace pensar, y recapacitar, que eso no lo consigue cualquier texto, enhorabuena! No dejes de escribir :)

    27/06/14 09:06

  • Albertocubeiro

    MUY bueno. Se hace muy corto, te quedas con ganas de más. Y esa, creo es la clave que distingue a lo escritores de los que lo intentan.

    28/06/14 12:06

  • Equivocados

    Gracias por vuestro apoyo. Me encanta ver que en esta página, hay personas como yo a las que le gusta leer el texto de los demás. Vuestros comentarios son siempre bien recibidos. Espero poder transmitiros la misma sensación en otros.

    29/07/14 11:07

Más de Equivocados