-celestino: El Caudillo de Barcala-

Nacido en la casa grande de Cores, que estaba en el valle de Barcala. Casa patricial en la que sus ojos claros y su pelo blanco siempre cubierto de boina, así como su costumbre de dormir con cuatro “palleiros”, pronto conformaron el personaje, caracterizado por su boina y el pitillo siempre colgando de la comisura de sus labios.
El aguardiente blanca de Ribeiro y su burra eran sus dos amores.
Los excesos etílicos -que desembocaban en discursos que le valieron el sobrenombre de caudillo- raramente le impedían llevar la canada de leche a la tía de Ceilán. Así como ir a la finca de Maia de Brión, en Santa Minia, “o inferno”, a arrancar las hierbas, sobre todo de la entrada.
Sabor a tierra gallega y muy querido por los niños, que ya viejos recuerdan sus atenciones y enseñanzas y conservan el recuerdo de un personaje que se movió entre la realidad y la ficción, de un relato propio de “El bosque animado” de W. Fernández Florez.
En fin, un personaje con sabor a tierra gallega y en el que el conocimiento natural y buen trato con los lugareños eran la nota dominante. Y muy querido por los testigos de los años franquistas y previos, en los que desarrolló y alimentó sus múltiples dotes.
Los niños de aquellos años son ya personas de avanzada edad, quienes recuerdan al personaje con mucho amor.

14 / octubre / 2015

Etiquetas:

Lo recomiendan

3 Comentarios

  • Sandor

    Me ha gustado este texto tan personal En Oviedo hay una familia amiga a quien todos llaman "los Cores", tienen un palacio precioso en un pueblo cercano a OVIEDO. Laine Cores es la madre de mi amigo Roberto Cores..sabes si tienen parientes en Asturias? Te informaré por mi parte si ellos saben algo
    Saludos
    Carlos


    14/10/15 07:10

  • Paulitinamente

    Efectivamente , hay sabor a Wenceslao en este retrato .
    Gran semblanza !

    15/10/15 09:10

  • Kikovacanillas

    Gracias Sandor y Paulitinamente...

    16/10/15 04:10

Mas de Kikovacanillas