TusTextos.com

-malaria Dreams.

Iba bajando en el ascensor desde mi piso 16 de mi casa coruñesa, cuando...
Un charco de agua se formaba bajo mis pies al tiempo que el ascensor se quedaba parado en el piso cuarto.
¡Vaya por dios!.
Llamé al teléfono de emergencia que figuraba en el panel lateral. Pero, nada, pues no tenía cobertura.
Pasó un cuarto de hora y todo seguía igual. Bueno todo no. El agua me llegaba ya a la altura de las tibias. ¡Maldita sea mi suerte!.
Bueno pensaré en mis cosas: Reflexioné sobre el nuevo cargo de presidente de la ONG Ecos do Sur y también pensé en mis inmigrantes alumnos de español.
Di golpes y patadas en la puerta esperando que alguien me oyese. Pero, nada.
El agua ya me llegaba por los muslos. Y mi tensión se disparaba a ritmos frenéticos.
El liquido, aunque se vertía por los laterales, seguía aumentando su nivel, ya me rozaba el pecho.
Recordé cuando hace unos veinte años me incorporé de voluntario en la ONG. Fui -y soy- profe de español, luego vocal de prensa y finalmente director, durante cuatro años. El caso es que me habían vuelto a ofrecer la presidencia y había aceptado encantado.
Y ahora que me iba tan bien fíjate en que situación me hallo. Bueno no pasará de ser un breve y dramático episodio existencial.
Los rostros y lugares conocidos pasaban por mi mente sin ningún raciocinio, como sueños.
Fantasías oníricas se apoderaron de mí.
De repente recordé: Finalmente me había decidido a viajar a Mozambique como presidente de Ecos do Sur. Fue algo fantástico.
Construimos un pozo y una escuela. Me integré perfectamente.
Pero enfermé. Malaria.
Como mi enfermedad se agudizaba decidí volver a España y tratarme con el doctor López Vélez, jefe del Departamento de Medicina Tropical del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Primero iría unos días a casa para pasar por mi organización humanitaria.
Y en esta situación estaba cuando extrañas pesadillas me robaban mi apacible sueño.
Kikovacanillas15 de junio de 2016
Archivado en:
relato fantastico

Más de Kikovacanillas