TusTextos.com

Domingos.

Los domingos, las conversaciones por WhatsApp entre semana, las breves conversaciones cara a cara.
Los abrazos apretados de despedida, tus arrugas, el olor a tabaco y suavizante.
Tus macedonias.
El viaje exprés a Madrid.
Tu calma, tu serenidad, tu dejadez.
Tu forma de escucharnos, de entendernos, de juzgarnos.
Tu forma de dejarnos hacer, de dejarnos equivocarnos.
Tu forma de vivir, esa formar de rendirte ante la vida que tanto he odiado.
Tu tristeza.
No solo eso, tu forma de luchar por esta mierda de vida que has elegido, o no has podido cambiar. Pero podías haberlo hecho.

No puedo quitarme de la mente mis últimos minutos contigo, rabiando de dolor, aguantando tanto. Ojalá ya puedas estar en paz, ojalá no hubieras tenido que sufrir tanto en esta vida. Las cosas que tú solo sabes.

Las cosas por aquí siguen su curso, pero faltas.
Faltas los domingos.

Te quiero muchísimo.
26 de julio de 2018

Lo recomiendan

Más de Laurac