Pozo.

Publicado por Reid el 20 de mayo de 2016.
He derramado tantas lágrimas escribiendo mis textos que ya no se a quien darle las gracias por esto, gracias a la vida, por poner piedras en mi camino, a mis falsos amigos, por dejarme cuando estaba perdido, a aquella gente que decía que ser como yo era un castigo, y a mi madre, mamá, gracias por no dejarme darme por vencido.

Echo de menos esos abismos con encanto, esas agridulces épocas en las que con osadía, nos sentabamos al borde del barranco, increpadonos, deseando ver quien sería el primero en caer.

Fue mi hermano, secuestrado por las drogas, maniatado por la vida, torturado por los pensamientos y asesinado por una mente autodestructiva.

Todos cayeron poco a poco al fondo de ese oscuro pozo, mustias flores arrojadas, alguna que otra vieja foto, varios talismanes, ninguno lo suficientemente valioso.

Y así, paso de ser aquel lugar una pilleria divertida , a convertirse en la cuna de sus peores pesadillas, pues sus cuerpos no estaban dentro pero si sus almas de rodillas de aquellos que murieron rogando clemencia durante la caída.

Agarrotaron mi conciencia, algunas tardecillas llantos ahogados que provienen de aquel pozo colmado de barro y arcilla. Si algún día bajo, será para no volver pero tengo claro que sí me quedo allí no será de rodillas, sino de pie.

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Norma

    saludos, y como dices siempre de pie, nunca de rodilla.
    nunca te olvides que la maldad esta para destruirnos depende de nosotros, permitirlo o no.

    20/05/16 07:05

  • Reid

    Muchísimas gracias norma, saludos a ti también

    21/05/16 12:05

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Reid