Tú.

Ya no sé si tengo más ganas de tenerte en mi cama o de tomarme un café contigo, verdaderamente preocupante. Y mira que sueño con eso de tus manos en mi nuca y tus dedos por dentro de mi pelo. Te juro que si hace falta, me creo uno a uno todos tus cuentos. Prométeme de todo. Descontextualiza mi rutina.

10 / marzo / 2018

Etiquetas:

Mas de Roapa