TusTextos

El Cuerpo Biopolítico

Durante esta crisis, los aportes de Preciado en su artículo (Aprendiendo del virus) son fundantes para reflexionar este proceso que se está atravesando, teniendo en cuenta, la relación que se establece entre el virus, las autoridades políticas y el cuerpo individual.
Si bien, está presente esta idea de que el cuerpo, hace referencia, a un estado corporal individual o a un organismo biológico, se debe romper esta idea naturalizada, debido a que, el cuerpo individual es también un cuerpo político o como sostiene Preciado, que se trata de una biopolítica en términos de Foucault.
Cada cuerpo es el objeto central del Estado político. Sobre cada uno de ellos actúa el poder. Cada cuerpo está regido por leyes del Estado. Los políticos se encargan de establecer estas normas con el objetivo de que cada cuerpo deba cumplirlas.
En la actualidad con la pandemia que se está atravesando, el Estado político se encarga de la elaboración de nuevas normas con el fin de que cada individuo pueda cumplirlas.
Estas normas son medidas que produjeron cambios en nuestra vida cotidiana, cambios en los planes o en las proyecciones a un corto tiempo, con el fin de enfrentar este virus. Cada uno ha planificado, para los futuros tiempos, proyectos, objetivos, deseos que cumplir. Debido a esta pandemia, los mismos planes se encuentran en un modo de pausa hasta el momento en que se logre aclarar esta pandemia.
Una de las normas que estableció el Estado, consiste en quedarse en el hogar. Pero el domicilio personal aparece, como sostiene Preciado como el nuevo centro de producción, consumo y control biopolítico. Ya no se trata solo de que la casa sea el lugar de encierro del cuerpo, como era el caso en la gestión de la peste. El domicilio personal se ha convertido ahora en el centro de la economía del teleconsumo y de la teleproducción. Estas herramientas tecnológicas, forman parte de nuestra cotidianeidad en la actualidad.
Afrontar esta pandemia con miedo, no es fácil, pero no implica que esta pandemia tenga la culpa de la pausa de los planes de uno mismo, debido a que, la misma brinda otras oportunidades para que podamos realizar otros planes en este proceso. A su vez, se confía enormemente los objetivos que proponen los políticos, los científicos y otros profesionales, en estos tiempos sosteniendo que el cuerpo no es solamente un estado corporal individual sino también un estado corporal político.
Autor: Abel Velazquez
Ig: abel_vlz
Abelvelazquez29 de mayo de 2020

1 Recomendaciones

Más de Abelvelazquez