TusTextos

Siete Leyes Útiles

En cierta ocasión me aseveraron que si el mundo fuera un lugar justo lo primero que desaparecería de la faz de la Tierra serían los abogados. No le quito descrédito a esta reflexión casi metafísica, o voz alzada con rasgos de entereza eternal, pero la verdad es que no coexistimos en un lugar pulcro, sino todo lo contrario, moramos en un terreno con vistas maravillosas, celestes, pero que, a ras de suelo, hiede a hollín y orín, a calculadora desacorde y pistolas que encañonan inocentes. No obstante hay leyes muy útiles, leyes alejadas de los juzgados de guardia, cercanas a los actos del día a día. Les enumero las que para mí no debemos olvidar en ningún momento: 1. “Todo requiere más tiempo del que prevés”. Esta ley la podemos usar para todas las posibilidades de la vida, ya que el hecho de intentar conseguir algo, supone que no lo consigas prontamente, es más, en el preciso momento en que “abdiques”, tendrás más posibilidades para conseguir el proyecto ansiado. 2. “La experiencia es una cosa que no tienes hasta después de haberla necesitado”. 3. “Nunca seas el primero. Nunca seas el último. Nunca te presentes voluntario”. Este punto supone una “comodidad vital” de la que muchos son partidarios. 4. “Decir que una cosa la harás más adelante, equivale a decir a que no la harás”. Ciertamente, esta ley nº 4, llamaba por los expertos Ley de la Inercia, viene a presentarse sin equívocos en la actitud de individuos denominados parásitos sociales, tales como perro flautas o “artistas sin vocación”. 5. “Decir que una persona no es más que un conjunto de células, equivale a decir que las obras de Shakespeare son simplemente un conjunto de letras”. 6. “Cualquier herramienta que caiga irá a parar al rincón más inaccesible”. Sugiero que en el momento en que esto suceda, se le rece con máxima devoción a San Antonio, ya que, según los Cristianos Católicos, la herramienta suele aparecer mediante la providencia del Santo anteriormente citado -casi nunca falla-. 7. “Cuando la gente a quien admiras parece estar pensando profundamente, probablemente están pensando en la comida”. En este punto 7, la Ley que les expongo, llamada también Ley de la Grandeza o del Endiosamiento Estúpido, nos hace pensar que ciertas personas que nos rodean poseen un halo de misticismo descarado, una magnificencia o sabiduría anti natura; no se dejen engañar, esto no es cierto; todos los seres humanos poseemos virtudes o dones característicos, pero la sociedad y nuestro, por momentos, “ego alicaído”, nos hacen creer que cohabitamos junto a seres con súper poderes, cuando la verdad, si algo así existe a nivel mundano, tengan por seguro que no lo advertiríamos fácilmente.

Alexandervortice17 de noviembre de 2010

Más de Alexandervortice