TusTextos

Carta de un Abuelo a Su Nieto de 6 Años

Para mi amado nieto que recién empieza a conocer la asombrosa vida y a delinear el camino por el que irá en el futuro.
Quiero compartir contigo lo que he aprendido de la vida, elijo hacerlo por escrito ya que aún eres muy joven para entenderlo, pero espero que algún día, de mayor, leas esta carta y al fin puedas comprenderla.
Querido nieto, quiero contarte que la vida, por más dura (ya te darás cuenta), siempre valdrá la pena ser vivida. Que los malos momentos siempre, siempre, sin falta, arrastran tras de sí otros maravillosos y que todos los caminos, por más pedregosos, siempre nos dejarán enseñanzas que nos ayudarán a aprender a ver las cosas, porque sí, para ver, se debe aprender. Nunca te rindas, querido, cuando la bruma te impida ver hacia adelante, levanta los ojos al cielo.
Recuerda siempre que el mundo es tuyo y es un libro abierto del que nunca dejarás de aprender ni pararás de maravillarte, te lo aseguro; aprovéchalo. Aférrate siempre a los buenos sentimientos que en ocasiones son transitorios, no los dejes ir; los malos pensamientos, querido, esos hay que dejarlos correr como el agua.
Lucha siempre por lo que crees, no importa que la gente te diga lo contrario, nuestras convicciones son reflejos del alma.
Ama siempre, no pierdas tu tiempo odiando, el único sentimiento que trasciende es el amor que nos hace crecer y ser más fuertes. Ama a tu familia, a tus padres, valóralos mientras los tengas a tu lado, escucha siempre lo que tengan que decirte y no lo olvides jamás, porque esos consejos te llevarán de la mano en la adultez. Recuérdalos en los momentos difíciles, que por desgracia sé que habrá. Recuerda también que todas las tormentas se disipan al tiempo.
Sé feliz siempre, porque ese es el motivo de que estemos en este mundo, vive todo lo que puedas vivir, nunca te quedes atrás ni veas el camino desde una esquina: recórrelo sin temor, que el miedo jamás te impida ser todo lo que sé que puedes llegar a ser.
Que el dolor no te haga perderte, una vida bien vivida se lee en las cicatrices que te quedan.
Nunca te detengas, yo siempre estaré a tu lado esté donde esté, cada que dudes, cada que temas, lee esta carta, lee mis palabras y guárdalas siempre. Yo creo en ti.

Tu abuelo.
Ambarhelena22 de octubre de 2015

1 Recomendaciones

3 Comentarios

  • Abyssos

    "una vida bien vivida se lee en las cicatrices que te quedan."

    En general es un texto lleno de verdades, de cosas que te dejan algo, tal cual sabios consejos de los viejos, uno va comprendiendo la vida conforme ésta va pasando, hay sabiduría, hay gnosis humana en quienes nos llevan más años.

    Buen texto, buen mensaje.

    23/10/15 03:10

  • Francisco1

    Ambarhelena, tu reflexión acerca de la relación afectiva entre un abuelo y nieto me parece encantadora y llena de una inspiración que contagia

    23/10/15 03:10

  • Sandor

    Me descubro ante este texto, quizá porque mi abuelo paterno (al materno no lo conocí) me enseñó muchas cosas, que muchas no entendía pero que se fueron abriendo paso años más tarde.

    "Que el dolor no te haga perderte, una vida bien vivida se lee en las cicatrices que te quedan.
    Nunca te detengas, yo siempre estaré a tu lado esté donde esté, cada que dudes, cada que temas, lee esta carta, lee mis palabras y guárdalas siempre. Yo creo en ti." ES MUY HERMOSO Y RECOMIENDO,
    Saludos
    Carlos

    23/10/15 11:10

Más de Ambarhelena