TusTextos

Soy Feliz, Pero...

Una vez más me siento delante de mi ordenador y pienso. No tengo una mala vida. Al contrario. Tengo una familia que me quiere muchísimo, unas amigas fantásticas, estoy haciendo lo que me gusta... Entonces porque llego a casa, mojada porque esta lloviendo y en vez de reírme, lloro? Y no unas lagrimillas, si no que me derrumbo en la cama y las lagrimas no cesan. Por que?
Me lo pregunto cada día. Y creo que porque detrás de esta vida 'ideal' que se empeñan en decirme que tengo, hay tanta mierda que solo yo puedo ver, que me supera.
Me supera tener que hacerme la fuerte con mi familia, ser el pilar fundamental aun siendo la pequeña. Porque? No se, pero así fue, un día me creyeron lo suficiente fuerte para aguantar todos sus problemas, y así pase mi adolescencia. Sin poder llorar por tonterías, o ser una pava. No tuve esa época. Y, ojo, no me arrepiento de lo que soy hoy en día, de lo fuerte que me he convertido. Pero a veces el pilar que soporta a los demás también necesita alguien que le apoye. Ya no digo cada día, pero necesito derrumbarme con alguien. Pero no me sale. No me sale porque pienso que si los demás se apoyan en mi como voy a sumarles a ellos mis problemas? No quiero que piensen que quiero que me dejen de contar sus problemas, pero también necesito soltar los míos. Pero no puedo. Y por eso lloro. Por todos los pequeños problemas que día a día se van amontonando y al final del día son tantos que es imposible estar bien. Porque soy feliz donde estoy, pero muchas veces me cuesta ver esa felicidad. Incluso muchas veces pienso para mi en volver a mi casa, para estar con mi familia y ayudarles en sus momentos difíciles, pero eso seria renunciar a mi sueño, y en el fondo de mi ser se que eso no puedo hacerlo.
También soy la fuerte de mis amigas, la que no llora, la que da los consejos y la que nunca se queja. Esa chica súper independiente que no necesita a nadie y que tiene las cosas súper claras. Y si, soy así, pero esa chica fuerte también necesita que la escuchen de vez en cuando.
Si, estoy persiguiendo mi sueño, pero también es duro. Es duro estar en un mundo descocido completamente sola. Y aunque adore la soledad y me encante pasearme por la ciudad sola, o pasar momentos viendo películas sin mas compañía que mi manta, también necesito alguien a mi lado para esos momentos de tristeza máxima. Y si, tengo a dos amigas maravillosas aquí, pero siento que tampoco tengo derecho a meterlas en mi mierda.
Y sabéis que mas? Que duele mas que nada? Fingir día a día que has olvidado a esa persona, a la que dijiste que ibas a olvidar. Esa persona a la que le cerraste todas las puertas porque sabias que era lo mejor para todos. Pero que en el fondo de tu corazón, todo te recuerde a el. Y que nadie lo sepa. Que nadie entienda el porque de mi mirada perdida, y que esa mirada perdida fue porque perdí a una de las cosas que más quería. Porque le echo de menos, y fingir que no es así, duele.
Amoresprohibidos05 de noviembre de 2016

Más de Amoresprohibidos