TusTextos

Reflexión Del Arenero

Queridos niños, prestad atención.
Soy la voz que os acurruca cuando vais a dormir, el que os abraza en la oscuridad, quien os canta desde que la luna os acosa hasta que el sol, quien viene por la noche con demonios, hadas negras y fantasmas y se esconde cuando os despertáis o creéis que estamos allí, todos lo sabemos, pero nadie se atreve a confesarlo, mientras en silencio intentáis dormir y creer que solo son pesadillas, nos quedamos callados esperando que caigáis inconscientes y poder inyectar en nuestras venas frías vuestras lagrimas calientes.

Queridos niños, os he traído algo que me arranqué directamente del pecho, con este corazón mio, tengo el poder de engañar vuestros parpados y vuestros sentidos, convertir vuestras pesadillas en hermosos sueños ignorantes, porque no sabréis que no estabais dormidos y que no eran pesadillas.
Que vuestros miedos se cumplen todos los días, que algo dentro de vosotros muere y deja de existir, que para alguien en este planeta dejáis de existir y lentamente vuestra fama se convertirá en vapor, la única certeza que hay en este mundo es el olvido y nuestro temor al olvido que nos mueve a escondernos en la filantropia para ser recordados, cuando la posteridad no existe por mucho tiempo.
La vida en sí es una visión, un sueño... O una pesadilla, donde nada existe más que espacio vacío y ustedes mis queridos niños, quienes no sois más que vuestro propio pensamiento.
Un vacío, una eternidad oscura, fría y negra, donde el deseo no existe, la pasión y el amor tampoco, solo movido por el miedo de que esta pesadilla sea cierta, el miedo que impulsa más que el amor, amor inexistente cuyo deseo se basa en no ser olvidado, en dejar una lamentable y patética descendencia que tenga los mismos pensamientos que tú, que algún dia perecerán al vacio.
Una figura paternalista, proteccionista, celosa y controladora dentro de vosotros es la que os mantiene cuerdos y os ha evitado hacer una locura, porque, al igual que mi existencia, vosotros sabéis que esta pesadilla que conocéis como "realidad" es, en efecto "real" pero lo ignoráis, y el miedo os mantiene cuerdos a no tomar decisiones que puedan hacer que esas pesadillas se materialicen aunque ya lo hayan hecho y os de miedo verlo.
A partir de aquí, niños míos, no sufráis por la perdida de vuestros sueños, aspiraciones o amores, no podéis sufrir por lo que nunca habéis tenido. mas que una ilusión... Pero la ilusión nunca la perderéis, al fin y al cabo vivís y moriréis en una gran ilusión llamada realidad, no llores porque no vives amado, porque tampoco morirías amado.
Andresmb09 de junio de 2020

Más de Andresmb