TusTextos

Al CompÁs Del Viento

Cuando la lengua de la soledad
me lame la espalda
le ruego al dios de los olvidados
que no me permita
olvidar tu voz, tu mirada.

Pero la tristeza tiene dedos largos
y le gusta acariciarme
aunque me esconda por la
noche debajo de mi almohada.

Y entonces recuerdo los días felices,
el viento, la lluvia,
las meriendas teñidas
de amorosa bruma.

Es buena cosa el recuerdo
y en ocasiones incluso ayuda,
pero es díficil seguir adelante
cuando el corazón se detiene
y sólo queda en la memoria
un trozo recortado en el tiempo,
un mar desbordado y
un adiós en la calle, al compás del viento
y todavía en la penumbra
Beth30 de abril de 2012

23 Comentarios

  • Buitrago

    Pese lo dificil, se sigue aveces por la propia inercia
    buen poema sin duda

    Antonio

    30/04/12 01:04

  • Beth

    Qué remedio Antonio, hay que seguir adelante siempre, aun en contra del viento o su compás. Gracias por la lectura

    30/04/12 01:04

  • Endlesslove

    Es difícil seguir cuando solo queda un trozo recortado en el tiempo ...
    pero se sigue... en la penumbra se sigue, ya veremos el sol de nuevo.
    Hermosos versos como siempre.
    Te envío un beso.
    Susana.

    30/04/12 01:04

  • Beth

    Gracias, querida Susana. Claro que se sigue, sobre todo cuando seguir merece mucho la pena. Besos

    30/04/12 02:04

  • Lambedxirroguen

    Las pruebas solo nos detienen para ayudarnos a crecer a la siguiente etapa, siempre lograremos seguir, si así lo anhelamos, me gusto , un saludo.

    30/04/12 04:04

  • Beth

    Muchas gracias por leerme, es verdad lo que dices, son pruebas que hay que superar y salir de ellas más fuerte. Saludos cordiales

    30/04/12 04:04

  • Bierrodot

    Hola Beth, señora de las frases deliciosas, punzantes, enamoradas...

    Como siempre, me gustó mucho tu texto, especialmente la primera frase: "Cuando la lengua de la soledad me lame la espalda..."

    Es extraño, es increíble, pero la soledad nos logra acurrucar entre tantos momentos bizarros y entre tanta espera de algún hueco.

    Me encantó.

    SALUDOS!

    PASA POR MIS MUGROSOS TEXTOS

    30/04/12 06:04

  • Febe

    "Y entonces recuerdo los días felices, el viento, la lluvia.
    las meriendas teñidas de amorosa bruma.
    Me transportaste a un picnic con mi familia dentro de un vocho (volkswagen escarabajo). Lluvias tropicales y ventanas cerradas .
    La mejor merienda de mi vida ,"amorosa bruma la teñía". como vos lo describís de manera maravillosamente evocadora de los días felices.
    Beth, me parece que eres como una venadita tierna y de grandes ojos bellos que ha veces se ven tristes. Y cuando estás triste aún así nos regalas tanta abundancia en lo que escribes.Eres bella , mi abrazo más grande y un beso .Te admiro MUCHO. con amor Cindy

    30/04/12 06:04

  • Beth

    Mi querido Biedorrot, es cierto, todos, aún en los mejores momentos de nuestra vida, pasamos por algún tipo de soledad, a veces solo de segundos, de minutos tal vez, pero que igualmente duele. Te mando un muy fuerte abrazo, mi querid amigo

    30/04/12 06:04

  • Beth

    Querida Cindy:

    Ya me compensa el haber evocado en ti esos bellos recuerdos, y te agradezco muchos tus palabras, más de lo que piedas imaginar. Pero no me admires, que tengo cuatro mil defectos, a cada cual peor que el otro. Un beso enorme, preciosa

    30/04/12 06:04

  • Creatividad

    Cuatro mil defectos...son bien invisibles por estas paginas, porque e "tal cual eres", es lo que nos gusta. Un beso muy fuerte y muy bonito tu poema.

    30/04/12 07:04

  • Beth

    Gracias Cretividad. Bueno...uno de esos cuatro mil defectos y que me ha causado muchos disgustos es mi total transparencia. Mi madre debió haberme puesto de nombre Cristal, pero cuando yo nací todavía no se conocía la telenovela de Delia Fiallo.

    Besos

    30/04/12 07:04

  • Creatividad

    Jajajaja! Besitos

    30/04/12 07:04

  • Serge

    Hay que coser esos tiempos idos a nuestra alma para que nos abriguen en la soledad.

    Amita, siempre es un deleite pasar por tu casa.

    Un gusto enorme.

    Sergei.

    01/05/12 12:05

  • Davidlg

    Es una pena que La orden... sólo admita damas. Siempre es bueno tener una amiga como tú cerca. Bellas tus palabras y más hermosa la dama que las escribe.

    Un beso y un abrazo!

    01/05/12 05:05

  • Beth

    Mi querido gatito, te he echado mucho de menos estos días de ausencia. Estoy feliz de que hayas vuelto. Una caricia

    01/05/12 09:05

  • Beth

    Querido David, es verdad que solo hay chicas, pero que sepas que hace ya tiempo hemos nombrado Perdulario de Honor a un amigo al que queremos mucho, aunque no le admitimos en todos los cónclaves. Así que ya ves, las excepciones existen, pueden hacerse de nuevo. Te mando un enorme y cariño abrazo

    01/05/12 09:05

  • Kc

    Es buena cosa el recuerdo
    y en ocasiones incluso ayuda,
    pero es díficil seguir adelante
    cuando el corazón se detiene
    y sólo queda en la memoria
    un trozo recortado en el tiempo,
    un mar desbordado y
    un adiós en la calle, al compás del viento
    y todavía en la penumbra

    Me idéntifico mucho con esta parte me has hecho suspirar hondo, como siempre es un placer pasar y visitarte no dudo, que saldré de tu espacio con el alma soñando despierta volando con tu poesia.
    Un abrazo grande

    01/05/12 05:05

  • Beth

    Gracias KC, para mi es un placer que pases por aquí y dejes tu amable comentario. Te mando un fuerte abrazo

    01/05/12 05:05

  • Lumino

    Antes era mucho de guardar recuerdos y tenía un cajon o mil lleno de ellos. Acudía a su reclamo para regocijarme en tiempos pasados, pero ahora sé que soy quien soy y que esos recuerdos no me necesitan; al igual que ya no me necesita el niño que fuí, ni el amante puber, ni el recien casado, ni el ciclista campeón, ni las notas del colegio, ni mi primer trabajo, ni las nanas que le he cantado a mi hijo...
    Estoy encima de esas cosas que he ido superando, por eso soy todo eso y lo que vendrá. Como tú. Un saludo

    02/05/12 10:05

  • Beth

    Pues si, cuando el pasado ha sido intenso no necesita de fetiches para recordarlo, aunque yo he de confesar que todavía tengo en medio de las páginas de un libro el primer mechón de pelo que le corté a mi hijo mayor. Saludos

    02/05/12 12:05

  • Vocesdelibertad

    Hermoso fragmento desde tu corazón de poeta.
    Un abrazo fuerte,

    03/05/12 05:05

  • Beth

    Querida Voces, cuanta alegría me da verte de nuevo por aquí. Un abrazo enorme

    03/05/12 06:05

Más de Beth