TusTextos

Demasiadas Previsiones

Escribo porque no tengo voz. No tengo alma. No tengo esperanza y, a veces, ni vida.

Luego la dama se ríe y canta. Callo y escucho, huelo y mis lágrimas titilantes piensan en arrojarse a la luz de la luna.

Crece mi intención, mas no así mi valor de hablarle. Ahí, sin manos que vaciar, sentado y suspirando azufre.

La dama camina y mueve su cadera como si tuviera una técnica exquisita de pincel y colores extraordinarios, de los que mis ojos solo ven en sus pasos, en su figura y su frase tan cortante de saludar.

Sé cómo se llama; su edad y a donde va y viene. Pero no sé si tenga corazón para mí. Me enveneno con ella todos los días y lo contrarresto con el mejor antídoto. Bebo por ella, y por ella estoy moribundo. Por ella moriré envenenado, caído, con su canto en mis oídos y mis sueños en lo que jamás le he dicho.

Verá mis versos empuñados en mis manos, con su nombre en cada uno de ellos. Apagará la luz de su alcoba y dirá: -Mañana será otro día"-.

Y luego, sin más tinta en mis dedos no quedará más opción que atacarla, comerla, destrozarla, mutilarla y adorarla como la princesa que siempre gobernó mi proceder, pero jamás mi juicio.
Bierrodot21 de agosto de 2021

3 Comentarios

  • Analiaesteves

    Hermosooo!!! Pasional, intenso, romántico y cruel!

    22/08/21 04:08

  • Analiaesteves

    Hermosooo!!! Pasional, intenso, romántico y cruel!

    22/08/21 04:08

  • Bierrodot

    Agradezco tu comentario.

    22/08/21 01:08

Más de Bierrodot