TusTextos

TravesÍa Interior Poemario


TRAVESÍA INTERIOR ( Primera Parte )



VILLA ENCANTADA

Villa encantada
y añosa
nueva Madrid de otros días
quiero ofrendarte mil rosas
y compararte
a una diosa
en sencilla melodía

Son tus ojos
dos luceros
que asoman por Santa Rita
y el Cautivo, en carretero
con rezos y agua bendita
llenas de paz al romero
aligerando su cuita

La Piñuela y Tejarito
tenían antes ríos vivientes
cauces largos y exquisitos
con caricias
relucientes
el Tejo y el río Chiquito

Llano Echávez y Llanadas
cual tenaza tibia
y fuerte
donde el alma es un juguete
y las penas
mascaradas

Monte sacro junto al cielo
cabellera vegetal
vieja heredad
de los Melo
que el hachazo sin igual
llenó el alma de consuelo
y de sagrado
ritual

Verde vientre con mil rayos
columna liberadora
aquí han nacido
vasallos
y briosos de alma cantora
parque con todas las horas
mi 29
de mayo



IRREPETIBLE

Eres irrepetible, mujer, alguien rompió
tu molde
se perdieron los planos, mujer, solo
copian tu nombre
eres únicamente, mujer, la bondad
de un milagro
levadura de amor y querer, que creces
en mis labios

Tu siempre me das todo, dulce
y gratuitamente
y hasta el pan de tu boca, haz querido
entregarme
cuando extravié mis pasos, fueron tus noches
negras
mas negras que la pena, que con amor
cuidaste

Pondré cual lazarillo mi cariño
en la noche
para que vele insomne este amor
sin palabras
brasa viva en rescoldo, sol sereno
en la tarde
canción de serenata, que en la noche
se esparce

Siempre te arrullará, mi Alondra
confidente
llevándote en el viento su trino
y mi canción
y en hermosos ocasos y en noches
refulgentes
te Llevará en sus trinos, mi voz
llena de amor



VOLVER AL NIDO


Quise ser
la golondrina
buscando nuevos caminos
atravesando neblinas
crucé montañas
y ríos

Cuando las fuerzas
y el frío
fueron fardo que pesaba
he vuelto a ti
mi terruño
a dejar mi alma y mi brío

Siempre seré
peregrino, visitando
mi montaña
y cuando salga de Ocaña
regresar
será mi sino

Hacaritama
en la sangre
y Español por los sentidos
en los ríos
de mi querencia
nunca habrá orillas
ni olvidos

Fuiste leche
que nutrió, mi carne
y mi pensamiento
aunque te olvides
de mi
tu en mi
seguirás
por
dentro




NO PREGUNTES

Que por qué no te quiero
me preguntan
tus ojos
sin saber los desvelos
que me ocasionas
tu

Dime tu
que arroyuelo
al pasar mansamente
por sobre de las piedras
no las llena
de luz ¿

Dime tu
que jilguero
al cantar junto al nido
no llena
con sus trinos
la inefable
quietud ¿

Qué quieres
que te cante
si eres mi inspiración
el fanal
que en mis noches
me da luz
y calor ¿

Si ya en mi corazón
las palabras
no caben
tratando de alcanzarte
para cantar
mi amor ¿

Hay muchas clases
de amor
y el mío por ti
es sin igual, otros habrá
cual la flor
que con su aroma
se
van



APRENDIENDO A CONTAR

Uno
dos
y tres
pongo mi vida a tus pies

Cuatro
cinco
y seis
aunque reciba desdén

Siete
ocho
y nueve
si hace sol o si es que llueve

Números me han de faltar
para cantar mi canción
y aunque no sepas sumar
eso hará
mi corazón

El ábaco de tu trenza
contabilista será
para contar y que sepas
lo que tengo que contar

Si ya a contar no aprendimos
si no llegamos
a amar
pues no importa que caminos
tengamos
que transitar

Uno más uno, los dos
Dos
Son nuestros corazones
Los que nos llevan
En pos
De las mismas
Ilusiones



EN EL PUENTE

En el puente de molino
jondié mis penas
al río
para ver si la corriente
las llevaba a ti
bien mío

Las vi perderse a los lejos
dichosas
por ir contigo
para lamer el cariño
ese que me había
sido esquivo

Me cuentan que al encontrarte
bailaron entre
la espuma
caprichosas y ondeantes
por obtener tu ternura

Es cierto que las tomaste
que las llevaste a tu pecho
que les diste
el dulce abrigo
que a mi siempre
me negaste ¿

Qué milagro tiene el agua
que no tuvo
mi cariño ¿
estaba sedienta tu alma
y no supe
presentirlo ¿



DULCE AMARGURA

Qué lejos se ve mi barrio
por sobre
los pardos techos
qué lejos mis pensamientos
de aquellos verdes
helechos

Dulce el nombre que acunó
en mis solares
mil flores
para prenderte en los ojos
cadenetas
de colores

Canicas de mi niñez
con mis pensamientos
dentro
con su feliz redondez
quisiera correr
al viento

En los claustros ateridos
donde ayer
bailé mis trompos
nube de olvido ha caído
ya no somos
como entonces

Y en mis calles de amargura
las serenatas
murieron
como canto
de cigarras
en pos de recuerdos viejos

Hoy el tiempo que se ha ido
me persigue
con usura
por esos mis otros días
que endulzaron
mi amargura.






PEQUEÑA POSTAL


Tu pubis
de
hembra
morena
comienza en el martinete.

Tu
cintura
tan sensual
en san Agustín
bullanguero


Tu
cabellera
sedosa
carretero, milanés
y la alegre
villanueva .

Y
en tu cara
tan bonita
relucen
como luceros
torcoroma y santa rita
ojos
que vienen
del cielo


Quiero
hacerte una canción
para
admirarte completa
y adornar
con las retretas
mi fuego
en
el
corazón



Carlos Carrascal




AMOR QUE NO PUEDE SER

Quiero guardar en secreto el amor que por ti siento
pues pienso
que con quererte
nada bueno
estoy
haciendo

La intimidad de tu alcoba me va quemando el aliento
y penumbra y aposento
es ventana en la alta noche
que me llena
de
tormento


Amor
que no puede ser
querer
que tropieza
el viento
sonido ahogado
que sé
me va
a
consumir
por dentro

¡ Ah mi querer
sin decir ¡
¡ Ah
mi aflicción
padeciendo ¡
mejor
es así
el morir
que
vivir
desfalleciendo



Carlos Carrascal


PARA LLEGAR A TI

A una niña de trenzas
yo
le cantaba
y el balcón
de
su casa
nos separaba

Era simple
el
cariño
que le brindaba
y un aroma
sutil
su ser
brindaba

Largas
eran las horas
para
buscarla
mas al llegar
con otro
yo
la encontraba

Nunca supe muy bien
qué
amor me daba
o quizá
su desdén
me
prodigaba

Mas cuando la dejé
sufrí
en el alma
un enorme dolor
que
no cesaba

Y fue mejor así que se acabara
pues hoy pienso quizá:
que amor que no es leal
no debe perdurar Carlos Carrascal
no es bueno
al alma



SIEMPRE TU

El perfume
de tu boca, nunca lo podré
olvidar
lo sensual
de tus caricias
tu
ternura
sin igual

Estrella
tu que
luciste, muy alto
en el firmamento
qué raudo
fue
tu pasar
para no copiar
tu acento

Verde de estrella
en
tus ojos
rojo el carmín
de tu boca
fresco
el olor de tu aliento
caliente el vaho
en
tu vientre

A mi amor
diste
consuelo
más del que podía tener
sin entender
que en tu pelo
mi vida
iba
a
perecer






APRENDI DE TI

Corazón corazoncito
cuantas
gotas
de rocío
quieres
que
vierta
en
tu pecho
para
ahuyentarte
el
hastío

Dime
corazón sediento
que manantial
quieres
tu
que haga
brotar de la roca
para
calmar
tu inquietud

Hoy
que he vuelto
pues te encuentro
cansada
de
padecer
en la escuela
de
la vida
se marchitó
tu
querer.



I NOCENCIA CAMPESINA

La mañana transcurría lenta, monótona y fría
como otras tantas mañanas
de las que hacía mucho tiempo
a habituarme proponía

En el umbral de la puerta, vi compungido y contrito
la imagen de aquel arriero
que ya jamás en mi vida
por mi gusto olvidaría

Le pesaba tanto el cuerpo que casi estuve tentado
a pararme presuroso
y acudir pronto a su lado

Pues mi impresión era tal que creí palidecer
al ver su semblante mustio
cera el color de su piel
y pensé en mi sufrimiento
si mi memoria me es fiel
que su magro y tosco cuerpo
se desharía en un momento

Con voz quejosa y exángüe a preguntarme alcanzó
en medio de la penuria
que denotaba en su voz:

Dígame, su señoría, por qué cambió tanto el pueblo
que ya ni lo reconozco

Antes traía mis cosechas, sobre mis cuatro mulitas
atravesando sin prisa
después de trepar las liscas

La piñuela y el tamaco eran mi paso obligado
antes de llevar mi recua serenamente al mercado

Hoy en tacaloa llegando, la policía me ha parado
y después de desnudarme
por armas me han preguntado
no entendiendo que jamás
con naide me he enemistado
y con mi machete limpio
a naide
yo he amenazado

Muy tranquilo me sentía al cumplir mi devoción
al pasar frente a la iglesia
justo en el altar mayor

Cuando al frente de la recua se oyó inmensa gritazón
que ¡ Qué mula pa’ hijuepuerca
oí gritar a un señor
que ¡ Quién sería el arrastrao
que echó este animal feroz ¡.

Todo fue lamentaciones, madrazos al por mayor
tazas, peroles, bandejas
mil ochocientos yoyós
setecientas cocas, ropas,
azufre el diablo dejó

Alcancé a coger dos mulas, las otras dos ni sé yo
pero a lo lejos las vide
en medio e´ la turbación
frente a Pablo Carrascal
Juancho Vila, las paró

No debe ser de esta tierra el que permitió Señor
que el espacio de la gente
se feriara al por mayor.
más bien parece lejana
la cuna
del que vendió
calles y andenes del alma
los que en su infancia,
no amó

Con mil penurias llegué, a descargar mi cosecha
muy cerca de Nino Lobo
hombre de bien, de otra época .
y cuando hube terminado de llegar a mis terrenos
sentí la enjalma del pecho
descansar en bulto ajeno.

Mucho pensé, pensé mucho y no supe distinguir
que había pasado en mi pueblo
al disponerme a partir.

Este es el mal, señoría, que casi me hace morir .

Dios le pague por la silla
y el café que me bebí.



SIEMPRE SERÉ BAMBUCO

Con mis mejores arpegios grandes amores tejí
junté la risa y el llanto
y dos alientos fundí
fue mi tañer en ventanas campana de sentimientos
y el susurro de mis notas
inicio de encantamiento

Si fui reír de unos labios y remanso en el riachuelo
por qué hoy tan olvidado
pocos me entonan al viento ¿

Y si fragüé con ternura en el lecho mil encuentros
por qué hoy pocos me recuerdan
y desconocen mi acento ¿

Fui bambuco y soy bambuco y bambuco moriré
y aunque me sigan matando
dentro del alma estaré

Aquel que niegue mi estirpe, se estará negando a sí
y aunque se callen los tiples
colombiano he de morir

Sin visa ni pasaporte soy de la tierra esmeralda
palma de cera en el monte
y cafeto en las montañas

Y aquel que quiera extrañarme cambiando mi identidad
renegará de la entraña
que le dio su libertad

Podrán matarme mil veces y cual fénix naceré
bambuco, bambuco fui
y bambuco moriré

Bambuco, bambuco fui
y cantando moriré.


POEMAS CAMPESTRES

Gota
suave
gota fresca.

Cómo
abre sus manos
la planta
para
gozar
tu esencia.

Dios bendiga
la
vida
que
tu llevas.
……………

Surtidor
de agua fresca
al fondo
sauces
procesión
de ritmos

En el verde
mediodía
la mente
que divaga
y
el agua
gira y gira
en
la rueca
del tiempo
…………..

Agua :
eres vida líquida
transparente
que haces crecer
afuera
renovando la savia
en el silencio
de mis terrenos
íntimos




La eternidad es solo este momento
de paz y de recuerdo
sobre el telar del día.


Con la alegría del ave
danzando en la rama más cercana
y el corazón
tan solo recordando
sobre el verde que crece.


Con la vida del agua
y la lengua del sol
que vivifica.

. . . . . . . . . .


Viejo tronco
que cuarteas tu piel
a la inclemencia del tiempo
para guardar la dulzura
que esconde tu alma.


Así debo ser yo
para lograr atesorar
lo que el tiempo y la distancia
me han dejado.


Otro podrá gozar
la dulce miel
el fruto
de mis horas.


TU AMOR PRIMERO

Ave que en este invierno
vas buscando el abrigo y el calor de un alero

Ven pósate en mi hombro
y cuando salga el sol te abrigará su fuego

Recuerda ave sin nido
que el frío de la noche aterirá tu cuerpo

Ven recibe el calor
de este tu otro amor, que fue tu amor primero.



Triste ave de la noche
no vendas
tus favores
al que primero llegue


Sólo dolor tendrás
por compartir amor
con hiel y con desdenes


Podar rosas ajenas solo dará placer al que ríe con la pena
solo con la ilusión vivirá el que ha perdido cariño en primavera


Si
un
amor
se
nos va
primero
habrá
un
dolor
después
un
amor
nuevo



TAN SOLO VIVIR

Agregar
al vacío de la noche
un caracol de sueños
una
risa
y un llanto
y el sonido de un eco
que no tenga en el fondo
ni comienzo
ni fin


Solo
quebrar el tiempo
sin ruidos
ni palabras
pero alegres de ser
pioneros de distancias
sin lazos
que nos aten
al comienzo
de todo .


Que es
tan
solo
el vivir



QUIJOTE EN TU TIEMPO

A Alfonso Carrascal Claro:
Para quien la palabra, es una campana
tocando a rebato para la libertad


Sombra larga
quebrada por el tiempo
los soles y las noches
han adormecido el trino
y la voz
en tu garganta

Esa forma de mirar la vida
es como un canto de cincel
sobre la roca

Tus palabras, preñadas de fragancias
de músicas y alas
son campanas colgadas en las ramas
de tus sauces
que se besan con el agua
y se acunan
a los pies de unos ojos
que adormecen la distancia

“ Cuando tu quieras volver a la Ocaña
de tus sueños
dile a Alfonso Carrascal, que galope
en el recuerdo
que atrape con su garganta la nostalgia
de otros tiempos
y nos la siembre en el pecho
para seguirla queriendo.

Grave timbre, voz de asombro, eres Quijote
en tu tiempo
muchos dirán bellos versos, pero sentirlos
Alfonso “.

Vuelve a pulsar tu lira
y déjanos oír el canto
ese canto con su llanto, tantas veces repetido y
decantado, en el tiempo sin fin
de la nostalgia.



CREACION y MUJER

La letra
y el papel
dieron comienzo al camino
que abrió la puerta
de mi primera canción.
permitió que el aire fresco
que es a un tiempo
siempre nuevo y siempre viejo
inundara la estancia
de mi ser


Nerviosa sensación infantil
de cometer la primera transgresión,
de contar y de esconder
la primera mentira piadosa,
de rozar por vez primera
una mano primeriza en el gesto,
de captar el primer guiño
cómplice
e inofensivo


El mal no está por ahora
en la acción
blanca o gris
sino en la mente que todo lo trastorna
y lo complica.

Sólo el tiempo dirá
si fue válida la primera decisión
sobre volver al amor.
PENITA y DOLOR POR TI

Ay que penita tan grande
diste a mi pecho
alma mía
nunca te deseo mi vida
que sufras
la pena mía


Ay dolor, dolor, dolor
dolor
de ausencia y de olvido
nunca volverás al nido
¡ Malhaya
tu desamor ¡


Ay querer, querer, querer
querer
que fuiste insensible
molienda
mi llanto fue
¡ muérgano amor imposible ¡


Con el corazón sangrando
la pena
la pena mía
irá cruzando riachuelos
hasta despuntar el día.



A DROSSHEN

Como excelente ejemplo de Radioaficionado


Te fuiste gran amigo
y compañero
H k 3 – Holanda Francia Quito
seguiremos tus ondas en el cielo
buscando Q T H, s y destinos.



7 0 7 2 , fue tu frecuencia
cariño y amistad nos prodigaste
caballero del aire tu presencia
cartero alado
al mundo nos llevaste.

C Q, Drosshen será nuestra llamada
irradiada a los puntos cardinales
el primer operador verá extasiado
tu pericia
en los Call Book celestiales.

Nuestra cita a las cinco quedará
muda ya de palabras
direcciones
mas el S H A C K en el alma guardará
un millón de Q S L s, con tu nombre

Ser así aficionado enorgullece
de los buenos modales, de la radio
hoy que te vas, amigo, se entristecen
antenas, transmisores
y los labios.


SABIO CONSEJO

Palomita mensajera tu que cansada llegaste
a guarecerte del frío bajo el alar de mi casa
cuéntame tu que penurias tuviste en el largo viaje
después de cruzar millares de kilómetros al aire


Qué nevadas y tormentas tuviste que soportar
para llegar al lugar que te indiqué que viajaras
en busca de aquel amor que acíbar dejo en mi vida
y que llenó de distancias la unión que había entre los dos

Dime por favor paloma, cómo al fin te recibió
que cuidados y cariños te brindó al reconocerte
al saber que eras la misma que en mi jardín conoció
y que en mañanas soleadas juguetona quiso verte

“ muchos fueron los tropiezos que en la travesía encontré
hasta llegar a tu amada que lloraba inconsolable
en lo más oscuro y triste de ese sucio y feo café

Al renocerme, vi , que lágrimas apretadas, escondidas
y apagadas, contenía por no apenarme
con su pena inocultable, con su llanto y su gemir.

Ella pensó que al dejarte, el mundo a sus pies sería
un edén lleno de dichas, risas, belleza y encanto..
que la pena y el dolor nunca serían compañeros
y que gozar cada instante
su tiempo depararía.

Mas la vida no le dio, ni las rosas ni claveles
con que tu la engalanabas
sino amargura sin fin, burla y desprecio a granel
y la hiel que otros dejaban,
amores que no eran tanto, sino maldad de verdad.

Fue tanto lo que contó
que hacerlo no debo yo, para no acabar de abrir
la herida que te dejó.

Yo que solo sé volar, para conseguir sustento
y disfrutar con lo grande y pequeño que es de Dios
te aconsejo simple humano
que busques otros amores
otro cariño que al menos
te brinde compensación “.

Al oír a esa paloma, dándome sabios consejos
la herida se fue cerrando, quizá imperceptiblemente.

No quise repreguntar, pues la tierna mensajera
se fue quedando dormida abrigada en el alar.

Si ella supo comprender lo inútil de mi pasión
también yo sabré tener en el pecho
algún rincón
un sitio donde enterrar
¡ Para siempre ¡
aquel amor.




ABRIENDO SURCOS

De un Ocañero, que no conoce el Valle
de Upar, pero que lo lleva pegado al alma
a través de sus notas musicales.


He recibido de Alberto Ramirez
su andanza por la Upar ya legendaria
su trato con juglares conocidos
amores idos y reciente historia.



Su verso musical lleva hermanado
acordeón picaresco y bullanguero
con nota andina y piano emocionado
ancestro tolimense y ocañero.

Hoy el mundo del arte y la cultura
en la ocaña lejana y señorial
posée un artesano en la amargura
en este bello oficio de crear.


EN LA OSCURIDAD

En la oscuridad del cuarto dejo volar por los aires
la mente y el pensamiento
que persiguen en tinieblas
tu imagen, que lleva el viento.

Parece que al fin tu vienes sombra larga y caminante
forzando ventana y entras
a cubrir con seda nueva
tu angustia y mi larga espera.

Me alegra que al fin tu quieras atenazar mi cintura
alimentando quimeras
y cabalgando llanuras
mi jinete sin fronteras.

Siempre que quieras que el sueño en tinieblas se repita
deja ya vagar sin dueño, tu mente a la mía cerquita
verás como sola vuelve
como agua mansa, quietica
remontando el mismo cauce
volando en la misma brisa.

Claridad no es menester para dibujar tu cuerpo
mapa en mi mente es tu piel
que me lleva mar adentro,
para ser buen timonel
tus clases me han hecho diestro.

Por eso es mi recorrer, en calma o en tempestad
siempre buscando tu norte
adentrándome en tu mar

y cuando quieras volver

¡ Mi corazón lo tendrás ¡.

POR TI VIVO
A mi compañera de viaje por casi
cuatro décadas

Cómo no amarla siempre
si es mucho más hermosa
en sus adentros.

Si el prosaico péndulo del reloj
pide permiso
para mecer
sus horas.

Cómo no ser de ella
si la sencilla
caricia de sus manos
se transforma en volcán
cuando me nombra.

Como no amarla tanto
si el canto de las aves
le remedan sus risas
en la aurora
y le llenan de trinos
la mañana.

Cómo no serle fiel
si llena con sus pasos
el reloj de mis días
que desgrana su arena
acariciando el tiempo
con sus horas

Y cómo no cuidarla
si su tiempo no cuenta si no para cuidarme
para nutrirme siempre
de amor
sin agotarse.

Vivo porque tu vives para mí
Siempre podré cantarte
aunque tu nombre
no quede encasillado
en las palabras

El lenguaje que te comprende
no se ha inventado
aún
con signos claros

Solo la fibra del corazón
puede
nombrarte
con la exacta medida
de un sonido
acorde con tu tiempo

Es mejor así
porque ninguno
profanar puede la esencia elemental
que hay en tus letras
ni la brisa sutil
que te acompaña
cuando vives en mi
sin que te nombre.


ESTRELLAS EN TUS OJOS

Son dos estrellas grandes y profundas las que posaron
en tu cara inquietas
dos fanales de luz
que en las tinieblas
alumbraron
mis penas vagabundas

Centinelas insomnes tu me has puesto para que me persigan
hasta en sombras
jamás puedo escaparme
voy huyendo
tratando de ocultarme
y tu me encuentras

Que obscuridades donde tu no alumbres, que sinsabores
Los que tu no alegres
que los pesares los que tu no alivies
que las congojas
que tu miel
no endulce

Será tiempo perdido el escaparme, estrellas insondables
son tus ojos
miles son las maneras
y al fugarme
tus radares de luz
vuelven
a hallarme



OBSESION


Por una loca obsesión que lastimó
yo me perdí en la sima insondable de tus ojos .
una risa nerviosa e infantil te delataba
y cruzaba el rostro
como queriendo salir a borbotones
a transitar por tus labios y venir hasta los míos a morir.

Es la vida: esa trajinada muñeca de todos los días
Siempre bella y siempre triste
pero al fin la vida ,
la que te ha enseñado a cruzar los malos pasos .
a desprenderte de ese rostro pinturero y soñoliento
y a empeñar siempre la angustia
en el primer monte de piedad de mala muerte
que te encuentras.

Mujer de carnaval
cansada y triste ,
fina imagen otoñal que se deshoja
sobre esa pared de cuarto
en que has convertido tu vida
cuarteada y agrietada por los años.
rostro ajado que todos han tocado y mancillado
pero que nadie ha consolado ni querido
con la suficiente honradez
ni el menor asomo de elemental de justicia.

Duele que la vida sea así
pero más, no poder hacer absolutamente nada
para cambiar las cosas .


OCAÑERO SOLO HAY UNO

Tierra encantada y añosa, Nueva Madrid de otros días
eres Ocaña , una moza , radiante en la lejanía.
arisco y brioso el caballo que me trae a Hacaritama
relincha y mueve hacia el llano, sus crines en la mañana.

Mas como se aprieta el alma al verte ciudad distante
hembra en el árido risco con eternidad de sueño.
sueño del que no despiertas y se anuda a tu garganta
como el viento a la veleta giratoria del recuerdo .

Ojalá que nuestra raza, la que riega sangre altiva
Con honor y con prestancia sobre la piel de la patria
Vuelva a sembrar esperanzas sobre esta tierra escondida
Y a reposar las angustias en el solar que dejara .

Buen Ocañero es aquel que retomando el camino
vuelve hasta su lar nativo y le entrega el corazón .
solo así es posible ser grande en tiempo y en distancia
Ocañero solo hay uno, quien solo piensa en Ocaña .


LA BRISA EN TU TALLE

Iba tu trenza en el aire danzando al caer la tarde
y en cada esquina del pueblo
sin que lo notara nadie
con sus manos invisibles
la brisa envolvía tu talle.

Era tu cuerpo cual sauce que se mece sobre el río
tus brazos aspas vivaces
dándole calor al frío
agitándose en el viento
quitando de mi el hastío.



PAULA

Suave , brisita mañanera
que entras por mi ventana
a mitigar la espera , dulce del corazón .

Traes los bucles en la frente y la risa estampada
con clara pincelada en tu cara de sol .

Mira mi nena como te quiero
oye mi nena como te adoro
dulce trinar de ave canora
luz de mi vida
mi ensoñación .


UN RUISEÑOR PARA VOS

Aquel cariño que un día te prendí en el corazón
se convirtió en rosas blancas cuando tu amor se rompió.
si el turpial que te cantaba, triste y huérfano quedó
me nació dentro del pecho un ruiseñor para vos.

Pero el destino es baquiano y en la selva del amor
va abriendo nuevos caminos y por el nuestro pasó.
cruzó como pasa el agua, sobre la arena con oro
tu amor fue arena liviana, mi amor se quedó muy solo.

¡ Ay caray, caray la vida ¡
fue más necia que mi amor
sobre tus manos mi herida
fue brasa que se apagó.

¡ Ay mi flor de barbatusca
veleta en el corazón
yo quisiera ser tu norte
y en tus labios ser canción.

Neblina de madrugada
que se disipara un día
acorde de mi guitarra
que se extinguió en tu partida.


UN NUEVO SER

Era tan solo un espejismo más
con los que habitualmente había poblado mi vida
o era una verdad tan radiante como el sol que me inundaba
y calentaba mi esperanza ¿
Era mi espíritu afiebrado y vacilante
acostumbrado a las caídas y al fracaso continuado
o, acaso era cierta esa realidad que se postraba ante mis ojos
y erradicaba de mi vida las alucinantes amanecidas
con su secuela de torpezas y palabras desbocadas ¿
¡ Pues no ¡. esa oportunidad que providencialmente
cruzó por mi camino
y me invitó a que fuera feliz y verdaderamente libre
al lado de quienes vivían la sobriedad y la verdad
dibujadas en sus ojos y estampadas en su corazón
era real .
colmada de gentes con la bondad saltándole en sus pupilas
y jugueteando entre sus manos.


En ese instante , supe que la sapiencia de Dios
podía tener cobijo y permanencia en el alma siempre eterna
del hombre .


Aquel día de octubre
esa luz que siempre había portado en mi vida
pero que había estado nublada por los continuos efluvios báquicos
se apareció más reluciente que nunca
e hizo que me estremeciera hasta el fondo de mi ser .
este ser que siempre había mirado las estrellas sin prismáticos
ni artificiales artilugios .
que había presentido desde siempre
que la esencia de las pequeñas y grandes cosas está dentro
del ser humano,
vaso sagrado para el Creador cuando se le mantiene
impolutamente limpio,
transparente, para contener a la Divina Presencia.
incompatible con las almas huecas, contaminadas y aferradas
al material y fugaz devenir de los pequeños seres.
Ahí supe que era un hombre nuevo
para cansar caminos y acortar distancias.

Empecé a erradicar con tesón y voluntad constantes
el monstruo maldito y consentido de siete cabezas
que hace pobre al hombre, que lo llena de orgullo, ira, avaricia,
lujuria y todas las demás aberraciones castrantes.

Qué nuevo amanecer fue refulgiendo
cuando comenzó a aparecer ese Ser lleno de infinita Luz
sinónimo de semejanza al Creador
reflejo de aquel Faro de galilea que ha hecho posible con su llegada
que nunca más volvamos a ser los mismos
que para ser verdaderamente nosotros
es preciso que nos demos a los demás.
que nos ha inculcado que es mejor querer a que nos quieran
mejor dar a que nos den,
mejor vivir que postergar la vida aferrados a cadenas
que nosotros mismos construimos
y a muros levantados con nuestra propia desidia e incomprensión.

Por algo muchos afirman que el nombre que nos dan desde la cuna
nos marca para toda la vida.
por alguna razón te han signado con ese que tiene letras de fuego
y que hizo que la soledad no fuera más un castigo,
sino símbolo creación, de construcción personal
y de contemplación suprema.

Ese tu nombre es :

¡ J E S Ú S ¡


RIQUEZA INTERIOR

Hoy he dado un paso más hacia el sitio sin par de la generosidad.
ese terreno al que no es preciso llevar equipajes
de cosas superfluas.
donde sobran todas las promesas
de dinero y de palabras no cumplidas.

Allí solo hay que llevar el espíritu liviano y transparente
con ansias de cariño para llenar los corazones en vigilia.

Fue Juan veintitrés, un visionario que revolucionó las almas
atadas al pasado de las cosas desuetas, caducas
y aferradas a la pátina obscurantista y enmohecida
de los ancestrales vicios consentidos ¿
o, es el nombre de un barriecillo de gentes trabajadoras y humildes
que encontraron en un jerarca de la iglesia
la respuesta precisa y oportuna para no morir a la intemperie
y bajo las más crueles inclemencias del tiempo ¿.
o, es un grupo de buscadores empedernidos de la verdad de la vida
venidos de los cuatro puntos cardinales
de las tradiciones y del duodécimo paso
sedientos por encontrar en el ejemplo de los demás
y en los errores de todos,
un punto de apoyo para comenzar a labrar a golpes de tesón
y de constancia, la única vida que es deseable vivir
porque la otra, la de las caídas sin remedio posible
solo es un infierno,
con placeres que duelen y alegrías que matan.

Por ello, hoy siento que soy verdaderamente rico
y no como consecuencia de los relumbrones de la fama
del poder o del dinero
o quizá por el envanecido ego y por el orgullo en el podio
de la servil adulación.
¡ No ¡. soy rico en amor desinteresado para el servicio útil.
con una generosidad esculpida en contra del feroz egoísmo
y de la avara tenencia de las cosas.

Prosternado Señor ante tus pies,
lacerados por el peso excesivo
de nuestras culpas y del áspero camino de la cruz,
te digo : ¡ Gracias ¡
porque me has concedido la serenidad
para aceptar aquellas cosas que no puedo cambiar.
pero más aún,
porque me has llenado el alma de causas y sentimientos
que para otros no valen, pero que para mi, como tu lo has dicho,
son aquellas que primero deberé buscar
y las que de acuerdo con tu santa voluntad
me permitirán llegar a todas las demás.


CANTORES

Cuando tu quieras volver a la Ocaña de tus sueños
revive con Milanés su navidad de misterio.
dile a Alfonso Carrascal que galope en el recuerdo
y se trepe a los vagones de su cable por los cerros.
Que atrape con su garganta la nostalgia de otros tiempos
y nos la siembre en el pecho para seguirla queriendo.

Grave timbre voz de asombro, eres quijote en tu tiempo
muchos dirán bellos versos pero sentirlos Alfonso.

Maestro Alfonso Carrascal, declámese un buen poema
el que nos haga vibrar recordando una canción
que aunque la noche esté clara de la rosa a la azucena
siempre hay espinas ocultas en la flor del corazón.

Cuando quieras renacer en la Ocaña de tus sueños
piensa en Rafael Contreras y en su flauta cantarina
hilvanando bellas notas en su telar musiquero
en el jardín de la costa con su romanza guajira.

Pero si quieres amar la tierra de tus abuelos
dile a Carlos Carrascal a orillas del arroyuelo
que tararée letras viejas de bambucos y boleros
cuando Ocaña era un pesebre del llano hasta el carretero.

Y bailando se dormía como trompo rochelero.


HACIENDO EL CAMINO

En el altar de la vida soy cirio que va alumbrando
repartiendo el corazón, amando, nada más amando.

Si pones el corazón sobre el fogón del cariño
todos comerán de él, será grande tu destino.

Picaflorcillo amarillo ven y liba el amor mío
repártelo y ve a curar corazones doloridos.


Sándalo
quisiera ser
para aromar el camino
cuando el hacha
de tus penas
se aloje en mi alma de lirio

Quiero ser
agua en tu fuente
clarear del sol
en tu día
trino de alondra
simiente
que te llene de alegría

Y si es muy grande tu pena
quiero ser la melodía
que tarareas en la noche
al alba y al mediodía.
en fin, que quiero ser todo
lo que te llena en la vida
canción, risa, beso y llanto
y que sigas siendo mía.


TU LINDA PIEL DE ORGANDÍ

Quiero
sumirme
en la noche
borracho en mi frenesí
para curarme la herida
que me dejaste al partir.

Ebrio de amor y caricias
deambulo dentro de mi
sacándome
las entrañas
para así ya no sufrir.

Solo tu amor me ha dejado
alegrías y dolor
caricias y sentimientos
desencuentros al amor.

En la orilla de esa fuente lavé mis penas
y olvidos
pidiendo que tu cariño
restañara
este dolor.

Para mi
tu eres la sombra, la luz y el calor del sol
la lluvia, el viento, los ríos
tu linda piel de organdí.

Tu linda
tu linda piel
de la lluvia va bebiendo
pero aquí en mi corazón, tu ausencia
va consumiendo.


VUELA GAVIOTA

Es este atardecer sin tu presencia como adios sin abrazo
y sin nostalgia
como barca sin remo y sin distancia
como pulir un verso sin pasión.

Después de mucho tiempo he comprendido
que la vida sin ti es solo cansancio
que el mar sin tu mirada es solo espacio
y la noche, una ausencia de pasión.

Ve tu gaviota amiga, remonta alto tu vuelo
ve hasta donde mi amada y entrégale mi amor
cuéntale qué tan solo me he sentido esta noche
como escruto en el cielo, su figura y su ser.

Dile que esta canción que me llega de lejos
y esta palmera esbelta que se mece a mis pies
me recuerdan su paso, su aroma y son talvéz
más fuertes que la ausencia que adormece mi piel.

Vuela, vuela gaviota, no importa que mi herida
con la sal de este mar que es espacio y no vida
me lastime en el alma y duela más y más.

Solo quiero que llegues donde está mi otra carne
y lleves mi recado, a esa mi otra vida
con las alas cansadas y tu extenuada voz.

Que le prendas del pecho mi queja dolorida
y entienda que la añoro
aún no estando los dos.


SIN ALMA

Cada vez que te miro mujer de ensoñación
siento arder en mis venas el fuego del amor.

Por qué siempre que llego a pulsar tus sentidos
tu te tornas esquiva y me das desamor ¿.

Dulce, dulce mujer, tierno abrazo o pasión
quiero llenar mi vida con tu cielo de luz.
dame, dame el calor, que solo hay en tu ser
sobre tu tersa piel y en lo que entregas tu.

Mira, te pido corazón, tu que vienes a mi
con tu tierna mirada y un duro corazón
llévate entera mi alma para que tu cariño
no pueda cuando llegues causarme más dolor.

Así estando vacío
será más fácil vida
que mis ojos no extrañen
lo que te llevas tú.

Dulce tierna y melosa
siempre vienes a mi
con tus lindos ojazos
a alegrarme y te vas.

Pero siempre te vas, sin voltear a mirar
lo que has dejado atrás
y que ya no podrás
hallar nunca jamás.



CATARSIS

Cariño
Sentimiento y emoción.

Es que debo acaso
Transitar sin vacilar
por la ruta sensible de tu boca
por la curva palpitante de tus senos
dejándome arrastrar sutil y levemente
por la rosa gentil de tus entrañas ¿

Solo sé que este grito irresistible y estentóreo
que sacude y se agazapa en mi pecho
debe salir, rodar, dejarse oir
convertido en canción.

Verter este furor y transitar
por tu cuerpo armonioso de mujer
recién hecho y estrenado.

Para encontrar calor
para avivar la luz
inextinguible
del amor.





ALGO EN TI



Mezcla extraña
la que tienes en el fondo de tu ser
hueles a pino limpio y fresco
por debajo
de la piel.

Hembra
el almizcle de tus pechos
es cadena que me arrastra
hasta hacerme
enloquecer.

Dame
dame un poco de ese néctar
que despides en tus brazos
cuando mueres
de placer.


AMARGA OSCURIDAD

Danza de sombras
aliento que se corta en la penumbra;
beso que se descuelga como lágrima en tu rostro;
ansiedad, miedo, espera ;
todo en un solo abrazo
inmensamente largo y corto
como el tiempo.

Que nos una el olvido
que es eco del silencio.

La gota deja rastro en el cristal
empañado y mortecino de tu alcoba.
quizá la huella y el sonido de pisadas nunca llegue
y la voz esperada con temor se entretenga
en la charla sin sentido y con sordina
de la alta anoche.

Acaso llegue al fin la madrugada
y a lo lejos se escuche la sedosa pisada del sereno de la cuadra
en su ronda de noria sempiterna
y el sol de la alborada
irrumpa en nuestra estancia
bañando con su luz nuestras miradas
tan nuevas y tan viejas
como el mismo comienzo
de la noche.

La noche del comienzo
y de la nada.



APURA y PRUEBAME

Que no daría por tener
todas las horas contigo
como tu bien lo quisieras
siempre como tu mandaras.
nada más por verte linda esclavo tuyo sería
mi voluntad sería tuya no importa que me perdiera.

Que las vueltas del camino
no prolongaran el tiempo
que tengo para volver
donde está tu pensamiento.
y que al llegar a tu lado
tu risa cascabelera fuera hoja sobre el viento
que se posara en mis manos
y allí estuviera un momento.

Que no crees que por tu vida, la mía
toda la diera
pues apura y pruébame
y verás que ni un instante de ti me separaré.

Ni jamás desistiré
de ser tu fiel vigilante
que a tus pies siempre estaré.


TU TIERNA RISA y LA IMPACIENTE ESPERA

Al compararte con las cosas bellas
contigo soy leal para que sepas
que yo a ti no te cambio por estrellas
ni por rosas, jazmines, ni azucenas
ni por todas las cosas que en la tierra
se parecen a ti
un poco
apenas.

Con la luna, el perfume y con la fuente
medito yo en las horas que recuerdo
que fue tu boca la que tiernamente
me fue enredando hasta tenerme entero
como una fiel mascota junto al fuego
al igual que un juguete
simplemente.

Es la miel de tus labios que se pega
dulcemente
hasta el fondo de mi ser
es la luz de tus ojos que al nacer
va buscando mi ser hasta la entrega
el abrazo final viene a tejer
tu tierna risa
y mi impaciente espera.


ENCUENTRO

Tu que apareces hoy después de tanto tiempo
golpea la lluvia gris
en mi ventana
trayéndome a la mente tu risa tierna
tu mirar profundo.

Es mi ruta
el camino hacia el deseo
los besos tantas veces esperados
en el abecedario sin palabras de la lección de grana
de tus labios.

Surco el camino lleno de distancias
sobre un potro indomable: tu cintura
sin zamarros, espuelas ni montura
solo al anca del viento
en tu fragancia.

Esa curva de guitarra en tu cintura que guarda ritmo
y dedondéz de estrella
es tesoro de música en espera
del saber de mis manos
siempre nuevas.

Eres canto olvidado que despierta
cuando subes tu enagua almidonada
muda testigo
del fugaz encuentro
al cerrarse la puerta
y su herrumbrosa aldaba.



NAVEGAR TU CUERPO

Chalán sobre tus pechos cabalgando
potro insaciable en su carrera
loca
lúbrico afán por encontrar tesoros
en el rojo sediento
de tu boca.

Feliz gozo vital el de tu entrega
vibración de guitarra
y de cordaje
barca a deriva en tarde veraniega
golondrina aterida
en su ramaje.

Y es al final tu cuerpo en la distancia
una garza que cruza el infinito
con sus alas bordando en lontanaza
un clímax de colores
con su grito.

Así has quedado tu dormida y plena
al fin navego yo tu mar serena
al fin navego yo tu mar serena
con luceros por norte
y por bandera.



SOBRE MIS PASOS

Que rumor, tan grande, tan hondo en mi alma
soy yo o es la sombra de otro ser
que vaga dentro por esas callejas sin puertas, ni luces ni distancias

Pero No. Es el recuerdo que viene embozado en su gruesa piel
a deambular sin horas, ni rutas prefijadas
ni horarios acordados, en la tersa y amplia avenida de mi alma.

Qué deseas le pregunto. Todo: me contesta
quiero volver a cabalgar por las noches de tus sueños
olvidados quizá en los viejos y empolvados armarios de tu ayer.

Sentir otra vez la presencia de cualquier amor
que haya dejado una herida con sabor de hiel
o una caricia y un beso, impregnados en el rocío de un amanecer.

Quiero saber si aprendiste el camino
que te dio la experiencia
o sigues cometiendo los mismos desatinos
que como niño tuviste y que luego olvidaste en el atardecer ¿

Es muy duro decirlo, pero no has aprendido que las heridas duelen
que el olvido es muy cruel
que aquel cuerpo que un día te dio amor o desdén
hoy se ha diluido sin dejarse aprehender
y que el tiempo que todo nos cobra al interés
va entregando el producto de tu siembra de ayer.

Si has aquilatado tu vida
con lo que no se pesa ni vale las monedas del interior crecer
o te has dedicado al lucro, al placer, al poder
y a fugaz vanaglorias del tener y tener.
¡ Ah que vana será ¡ esa que llamas vida y que como desierto
te matará de sed.

¡ Dalo todo !.entrégalo todo. Date tu. Entrégate tu.
Y verás brotar
de la roca que será tu verdadera vida,
las mieles que hartarán tu caminar sereno y aquel de los que sigan
la ruta que eres tu. La luz que serás tu.


MEJOR VETE

Que soledad cuando tu no estás conmigo
negra es la noche, no hay luceros en el cielo
aguas muy turbias bajo el puente van pasando
caminos rotos de lejanías infinitas

Ay muchachita de ojos garzos traicioneros
aparta el cáliz, ya pasó el tiempo de ir bebiendo
los horizontes me bebo, beso a beso
y tu no quieres ni darme, darme espera con tu tiempo

Ay prieta linda
hoja de mi calendario
tiempo que se malgastó
dulce agüita del remanso

Mejor vete
no me sigas molestando
lanza las redes al viento
de tu quebranto

Este amor pudo haber sido pudo endulzar una aurora
ser una risa y un llanto, un canto de ave canora
pero la luz ya cayó la hierba secó el verano
ese nido en el alero un huracán destruyó

Vete mujer, vete, vete
esta hoguera, este calor
tiene un guardián
mejor vete,

Por favor vete por Dios
aquí solo guardo amor
hipotequé
el corazón.



UN VOLAR NO APRENDIDO

Llegas
tu ropa sobra y cae
como pesada carga de culpas
sobre el suelo

Vuela la paloma negra
de tu sexo
aleteando insistentemente
sobre mi

De tu garganta
resbala el ronco grito
gutural
de tu deseo

La alcoba huele a sábana mojada
y a tus besos

Vienes, vas, subes, caes
jadeas inclemente sobre mi

Tus manos crispadas quieren arañar rabiosamente
el aire que respiro

Un furor no aprendido pero una y mil veces repetido
desde la edad primaria del hombre
se agita convulsivamente dentro de ti
y sale hecho grito
rítmica y lúbricamente
hacia la luz en su nido

Dejando en la penumbra
un tremolar
de voces
en vigilia
EXPERIENCIAS

Vida:
campo experimental donde solo ganan los que aprenden
a levantarse siempre.

Canción:
palabra que se adorna y embellece a golpes de tristeza o alegría
sobre el telar de la música.

Mujer:
La otra cara de la moneda que somos. Como el día es a la noche
o el sol a la luna. No somos importantes sin esa otra parte.

Trabajo:
pacto que se hace con el propio yo, para justificar la existencia.

Mentira:
apuesta de quien pretende ganarle a la ley de la compensación.

Sexo:
cuerda sobre el vacío, que permite probar el equilibrio o la
desarmonía de la vida.

Envidia:
acido que corroe el corazón y que mata lentamente.

Resentimiento:
fardo cuyo peso achacas a los demás, pero cargas en tus hombros.

Celos:
soga con nudo corredizo. Más te aprieta, cuanto mas tiras de ella.

Política:
quienes la practican con honradez y compromiso sirven para ser
hombres o mujeres. Quienes no, no pasan de simples proyectos

Hijo:
el mayor valor de nuestra cocreadora función. Más grande y
hermosa cuanto más la dignifiquemos.

Destino:
juego de cartas aparentemente en otras manos, pero cuyo éxito
depende de la pericia para jugar la partida.

Amor:
cuenta de ahorros que se acrecienta en la medida que invirtamos
en los demás.


SIDA : CARO PLACER

Vano cauce mortal sobre tu vientre
fuerza languideciente, tu abandonas
sin llantos ni sonrisas
la estructura carnal que se deshoja

Lobreguez sempiterna la que viertes
sobre el sexo vital que desmoronas
sin saber, ni entender, sin que despiertes
del letargo mortal
que es tu corona

Guarda tu cuerpo
y él lo hará contigo
quizá no valga tanto la pureza
pero paz te dará
mas no tristeza

Alto precio el que pagas
y que afrontas
por el vano placer que te destroza



MIS FRUTOS

Echad raíces
amamantad la raza
para que por las tardes bajes a vuestro río interno
a abrevar en la entraña clara de tus milagros.

Recréate en los ojos infantiles siempre nuevos
y extraños de nostalgia.
mírate allí en sus gestos
los tuyos tantas veces repetidos
llenando las alforjas de los sueños
con ideas sencillas y de las otras
las que hacen posible
empezar los caminos
comer en las fondas y pernoctar con el sexo
en las posadas.

Todo está ahí
enfrente de tus ojos
siempre fresco y siempre viejo.

Y dale una vez más las gracias al que todo lo dispuso.

El mañana es ya tu hoy en la distancia
que se mira asombrado en tu palabra.
es la pátina del tiempo, presentida
en la reja que hoy reluce
y brilla.

Lo que ha de ser espera
sentado en la baranda del silencio
a la espera de estrenar un nuevo día.


QUE ME REGRESEN MI PUEBLO

Alguna vez yo tuve
un pequeño pueblo elemental.

Sus noches, sus estrellas,
puras y cristalinas como el agua del río.

Las calles cosidas al alma de sus gentes
repletas de notas de guitarras
y aires de la sierra,
todavía limpia y azul tras la neblina blanca.
no el azul de la repudiada contaminación
sino aquel que es reflejo y emanación de lo vital
y virginal de las ceibas.

Con sus fuentes siempre limpias.

Donde la mirada de las gentes, siempre clara
solo se enturbiaba en los días de jolgorio provinciano
y no por causas oscuras anidadas en el alma.

Quiero y es apenas elemental hacerlo
que me devuelvan el pueblo de mis viejos
donde la sola palabra era señal de sagrado compromiso
y pesaba más
que el dudoso y pisoteado valor nominal de los papeles.

Iluso quizá pero en mis predios
me sentaré en el quicio de mi tranquila casa
a esperar que en lo alto de la noche
pase, aunque tan solo sea el fantasma
de esa tierra que añoro
y que llevo cosida al alma con alfileres de esperanza.
en la que la rectitud y el nombre
se forjaban en el crisol de la vida diaria
a pulso y no como fruto del azar, de la urdimbre y del temor.





Ese pequeño pueblo
que cabía íntegramente en el cuenco de la mano
escondido en el último pliego del pecho
y que es el que me hace esperar cada día
con la ilusión siempre nueva
de volverlo a encontrar
en la ingenua mirada de sus niños.


CABRAL : SU CASA, EL MUNDO

He aprendido de Cabral y comprobado
que atarse demasiado
es amarrar al hombre siempre libre
que todos llevamos muy adentro
en el fondo del alma
irrepetible.

Que pensar en el ayer y en el mañana
es no vivir el hoy bello y peremne
dejar ir el instante
irrepetible al fin y reluciente
que es dador de bellezas infinitas.

He leído a Cabral y me he llenado
de una imborrable sed de vientos
de horizontes
y de su trasegar incansable por la vida.

También he aprendido a no ponerme plazos
a disfrutar de las cosas
a no morir por ellas.

Y en fin he comprendido
que el seguir siendo niño es la dicha sin nombre
la luz en el camino.
pues el niño no se pone condiciones
no aplaza juegos, no espera nada a cambio
sino la plenitud de vivir el momento.
solo lo que le diga su corazón alado
que le susurra al alma sabia y muy quedamente
¡ Corre, juega, disfruta, exprímete la vida
y no preguntes nada ¡.







ENCUENTRO A LAS SEIS

Solo te vi una vez
y casi imperceptiblemente
el perfil
en tu cara
se volvió canción.

Solo fue suficiente
que tus manos
volaran
sobre la blanca hoja de papel
para saber que la poesía
estaba en tu gesto
y en el regalo
de tu mensaje

Ese que era alianza
y era
beso
al mismo tiempo.

Beso unido
por las palabras
de dos desconocidos
que siempre
se habían intuido
uno
al otro.


EN LA MITAD DEL RIO

El tiempo:
trasegar del minutero sobre la misma esfera.

Recuerdo tu nombre
en el bochorno tropical de esta tarde
de febrero.

Afuera:
bullicio juguetón de niños

Adentro:
bajo el aire de las aspas
una canción tropical
suena

Mi alma vuela hacia la mitad del río
en esa otra tarde ribereña
llena de años nuevos.
cuando todavía las palabras
apresadas por la larga espera del viaje
salían como niñas soltadas a recreo
de los sobres también recién abiertos.

El recuerdo regresa cabalgando
sobre las mismas neuronas
ostensiblemente envejecidas
por los años.


ANGUSTIA DE TI

Para ser tan fugaz el hastío
demasiado largo es el olvido.
para ser tan fugaz el instante de amor
es muy larga la espera de verte otra vez.
para hurgar en el fondo del alma la pena y la angustia
son muy largos los días y las noches.

Quiero hacer los segundos tan breves, tan cortos, de nuevo sentir
la caricia y el beso y el ansia al vivir.
que todas las cosas parezcan pequeñas en presencia de ti.
que por más que lo intentes, tu jamás podrás alejarte de mi.
desprenderte de mi.

Todo esto que te digo parece hecho a propósito de amor y de olvido
pero no es así.
es que siento que el ansia de verte que se aferra a mi
es como un sinsabor que descubro muy lejos de ti.
es como andar por las tardes sin ver el confín.
como esperar las mañanas y no presentir
ni el canto de las aves, ni el suave transcurrir
del pequeño arroyuelo a los pies y sentir
que la angustia atenaza y domina sin que estés en mi.

Que esta pena que es oro, o es plata o de cualquier metal
puede estar en el cuerpo y dejar transcurrir
una sombra en el fondo del alma y jamás sentir
qué son soles, qué lunas en noches
y ya no vivir.






HONOR Y HOMBRIA

Fue un regalo nuestra noche, la oscuridad nos cubrió
tus manos fueron de seda, mis labios brasa que ardió
fueron tus pies y los míos, alas sobre el edredón
y la canción un sonido de estrellas en el picó.
fue la alcoba en la penumbra nido enchido de pasión
y mis manos torbellinos incansables al amor.
quise que tu conservaras virginidad y candor
prefiriendo ser un hombre de respeto en la opinión.

Cuando los años te pesen y recuerdes la ocasión
dirás, que niños que fuimos al contener la pasión
pero amor que es limpio y puro sin niebla en el corazón
es el que no deja herida a pesar de la ocasión.

Ay que oscura fue la noche, la mejor que se nos dio
sigue siendo el alma blanca la que por allí pasó
porque el hombre no es solo hombre cuando rompe un corazón
ni cuando enturbia con penas un amor con ilusión.

Por eso duerme tranquila mi conciencia en el portón
ese que cual celestina fue acunando la pasión
ese que me vio salir como un hombre con honor.

La entrega no fue total como decía la canción
la entrega no fue total.

¡ Pero sí en el corazón ¡.


EN EL INTERIN

Las cuatro:
En esta quieta hora de bochorno y calor
¡ pienso en ti ¡

desgrano el minutero que gira sin parar
¡ Y pienso en ti ¡

echo atrás la rueca sin fin de la memoria
¡ Para pensar en ti ¡

deshilvano con paciencia uno a uno todos los segundos
minutos y horas que forman el acervo
de nuestro gran cariño.
¡ Para lamentarme por ti ¡



Ese cariño que tejimos como una pequeña y gran historia.
La que creímos que nunca acabaría
¡ Y sigo pensando en ti ¡


SIRENA DE VERDES OJOS

Te hallé en la roca prendida después de extraviar mis pasos
pero fueron tus ojazos los que causáronme heridas.
quema en tus ojos el verde, el mismo del limonar
roja boca que al besar con mil instintos me pierdes.

Qué verdes, qué verdes son, tus ojazos verde mar
amanecer en tus ojos y en el verde limonar.
pero que el verde mi vida, me está matando
el que tiene tu mirar.

Que eres de otro pues no importa, lo bello no tiene dueño
si eres mar, cielo y estrellas, siempre estarás en mis sueños.

La luz del sol con las manos es difícil detener
y aunque tu risa y tus ojos tan solo sean para él
me sentaré en el sendero a esperar que tu corcel
se desboque por los cielos y así poderte tener.

Fue el verte y no más sentir alcaravanes volando
miles de garzas cruzando por tus ojos al confín
fuego en tu boca asomó al darme tu risa a mi
nunca pensé q
Cacacla22 de abril de 2009

2 Comentarios

  • Miguel

    Hermoso, espero que todos tengan el place de leerlo.
    Es mejor si lo publicaras en 3 partes, para que la gente lo lea. Un saludo.

    22/04/09 11:04

  • Cacacla

    Gracias MIGUEL, saludos

    Me alegra que te guste. Un abrazo,

    Carlos

    22/04/09 02:04

Más de Cacacla