TT
Una de 1973 (diario) 20 de junio de 2017
por diesel
¡Qué cosas tiene el amor! Y es que el amor se está convirtiendo en una especie de comedia donde todos los comediantes buscan sus parejas dándose codazos como si estuviesen apurando las últimas horas del reloj de las emociones y hay que coger a tiempo el metro para llegar hasta la estación del sol. ¡Qué cosas tiene el amor! Veo desfilar, en este año de 1973, a mis amigos y a mis enemigos en un mismo quehacer: los esfuerzos por engancharse a la cola del vestido de novia para asegurarse una plaza en este "ruedo ibérico" del "ya se han casao ya se han casao ya se han casao se han casao se han casao" mientras los curas hacen su agosto. 1973 es año de apuros románticos y las casaderas se pelean utilizando hasta las artes marciales por el ramo de la recién casada para ser ellas las siguientes. Los mozos de las "corridas" se mueven en plan de "novilleros" y asoman "cuernos" por muchas partes del patio de las comedias. ¡Qué cosas tiene el amor!.

Por ejemplo: Germán Lorente no deja pasar la oportunidad del "carrusel" social para, en este inolvidable 1973 de las emociones "contenidas" ante un vaso de café con leche en las "maquinarias" de los oficinistas (como lo son los "bancarios") hacer que dos hermanos, Celia y Paco, que trabajan en los almacenes más importantes de la ciudad (quizás es que en "El Corte Inglés" está sucediendo lo mismo que en el Banco Hispano Americano), así como en aeropuertos (para pillar a la siempre penúltima extranjera o al extranjero ingenuo y darse el "lote" antes de pasar por "vicaría"), y otros lugares/ligares (que quiere decir sitios donde se "liga" para "ligarse" antes que los demás se den cuenta como en "Sésamo" y sus modorras de "sangría con piano") que facilitan sus labores delictivas. ¿Será por eso por lo que en 1973 se están poniendo de moda los detectives privados que se contratan para vigilar lo que hace "el pariente" o "la parienta" por si las moscas de la "movida", que ya comienzan a aparecer por el "Chueca" de Madrid, acuden a la "rica miel" de lo permitido con peligro de quedarse atrapados por las patas en el panal? Vender las mercancías robadas a don Dimas, que le paga una ínfima cantidad por ellas parece un chiste malo y... sin embargo... así es este año inolvidable de 1973 donde los "retales" están "por las nubes" y algunos, como los diversos "agustines" que voy conociendo, prefieren "bailar con la más fea" antes de quedarse "para vestir santos". ¡Qué cosas tiene el amor en este año de 1973 donde yo "flipo" en medio de esta zarabanda donde los "ires y venires" de ligones que no se comen roscas se ponen de moda por si "te la quito antes de que te la lleves tú"! Pero yo tranquilo. Yo estoy ya preparando mis estudios de COU para lanzarme a por la carrera del Periodismo en picado y sin paracaídas. Sé que voy a conseguir el objetivo de aterrizar donde deseo sin romperme los sesos.

¡Qué cosas tiene el amor en este año de 1973! La moda de Peret, Silvia Monti, Eli Gal, José Sazatornil, Luis Sánchez Polack, Rafaela Aparicio, José Luis Coll, María Elena Arpón, María Nevado y Rafael Hernández, es para avisarnos de que tengamos mucho cuidado con el "destape" no vaya a ser que "te den gato por liebre" o te metan "gata por conejo" porque las costumbres son divergentes: los que ansían casarse aunque sea "con lo puesto" antes de que los demás se den cuenta y los que buscan escapar del "casorio" aunque sea a fuerza de confundirse de "acera" e irse "a la de enfrente". Así están las cosas en 1973 y en el horizonte se vislumbra ya una nueva España y una nueva manera de ser español o española "a lo moderno" pero sin olvidarnos del "carro" de Escobar, ese Manolo que, al igual que su homónimo ("el del bombo") hace recordar a media España que la nostalgia siempre vuelve mientras la otra media España duerme en los brazos de un "morfeo" con aguja hipodérmica o a través del "canuto". Es 1973. ¡Qué cosas tiene el amor! Pili sí y Mili no pero, a partir de este mediático 1973, preveo que hay que ponerse "las pilas" para saber quien es Pili de verdad o quien se está haciendo pasar por Pili y te sale "rana" la cosa. Y, por si fuera poco, a las ricas de verdad (que además de ricas están ricas) les empieza a dar por casarse con los futbolistas. Por eso muchos se visten de "pantalón corto" por ver si consiguen "meter un gol" y pasar a la "galería de los afortunados".

Están de moda "Semana", "Hola", "Diez Minutos" y otras muchas "revistas del corazón" y en este año de 1973 el corazón les late "demasié" a los que sueñan con la "reconquista" de los valores patrios: una suculenta "cuenta corriente" aunque ella sea "corriente" porque, como pasa con los muchos "agustines" que estoy conociendo, es mejor "asegurarse una maroma" que quedarse "en cueros" por haberse tirado tantos "faroles" con las "suecas" cuando resulta que terminan casándose con una de "las ballesteras" del Fuencarral. En el Cine Fuencarral hay largas e interminables colas mientras yo observo la vida con mi "Coca Cola" de turno y empiezo a escribir en "Cigarras y Saltamontes". ¡Qué cosas tiene la vida! Este es uno de mis recuerdos más "apañaos" que tengo de mis 24 años de edad. Y es que España y yo somos así, señora. Y no se asuste que vendrán otros tiempos todavía más "ligth".

1 Comentarios

¡"Jesús qué cosas!" (famosa frase de mi abuela materna en 1973)

20/06/17 07:06

Sigue leyendo a Diesel arrow_downward

Azul
1289 lecturas, 1 comentarios
Juan Salvador Gaviota (reflexiones Segunda Jornada)
1441 lecturas, 2 comentarios, 1 lo recomienda
No es Cuestión de Suerte.
1362 lecturas, 2 comentarios
Por Este Noviembre...
1485 lecturas, 12 comentarios
Chat