TusTextos

Enanos Enfadados, Ciudades Sin Alma

La conspiración taladradora me había hecho su víctima a una hora indecorosa para un detective trasnochador. Por eso, aquel mediodía, sentí un vil placer cuando desde la ventana observé a un grupo agitado de obreros intentando cerrar un surtidor de agua nacido tras agujerear en sitio indebido. Seguro que hay máquinas silenciosas que podrían hacer el trabajo sin causar el ruido y estropicio de esas perforadoras herrumbrosas. Calzadas reversibles de quita y pon. Aceras de fibra de carbono o grafeno con unos enganches en cada tramo para separar las piezas del puzzle. Luego hay que meter lo que haya que meter: tubos de agua, gas, cable, cualquier mierda falsamente necesaria y luego cerrar. Todo más cómodo y sencillo. Y no me hagáis reír con el asunto ese de que se perderían puestos de trabajo. ¿Desde cuándo la humanidad ha renunciado a unas pulgadas de confort por miedo a sacrificar unos miles de puestos de trabajo?....Sigue en: https://bit.ly/3veyyRZ
Doctorkrapp22 de abril de 2021

Más de Doctorkrapp