TusTextos

Salvemos al Mundo de Tanta Tontería

Nunca había tenido una conversación seria con un contenedor de papeles y cartones. Aquella noche fue la primera, aunque en realidad solo quería desafiar al toque de queda dando un voltio de medianoche hasta la playa del Ozán.

No llegué hasta allí. Al pasar por delante de la esquina donde se alinean en formación una colorida gama de contenedores, alguien pronunció mi nombre. Miré de soslayo y no vi nada sospechoso. Hice un somero recuento de mis últimas adicciones y descarté cualquier contacto reciente con líquidos alcohólicos de alta graduación o sustancias psicotrópicas. Encendí la linterna del móvil y me fui a por el contenedor de papel con impetuosa ansiedad militante. Por desgracia, en el gesto apresurado y por la poca luz, no me fijé que rebosaba tanto por dentro como por fuera. Lo lamenté cuando me cayeron encima dos o tres cartones y un señor....
(Sigue en: https://bit.ly/3cktR1j)
Doctorkrapp11 de marzo de 2021

Más de Doctorkrapp