TusTextos

Si es un Sueño, Te Pido No Despiertes, que Yo No Lo Haré

Si tan sólo se me permitiese probar una vez más el dulce amargor de esos bellos labios, sabré reconocer que fue más que sólo un sueño, una fantasía, un deseo de querer estar a su lado en esta realidad que nos aleja, de esta sociedad que nos separa, de estos cuerpos que son sólo material y cubren a los espíritus que realmente somos, flamas en movimiento, brisas bailantes, sombras fugaces. Chispas de pasión desenvolviéndose en el día, en el atardecer, al anochecer y amanecer, constantemente, etéreos, volátiles, escurridizos.
Si me permitiesen perderme en esos ojos que por un largo tiempo busqué, sabré a lo que me enfrento, combatiré a lo que más temo, veré a través de la luz más brillante que pueda existir. El brillo del amor me iluminará y a tu lado me podré quedar.
Si nos permitiesen acariciarnos, besarnos, amarnos, en una realidad cercana a mis sueños, a mis fantasías, a mis ilusiones, cercana a mis deseos, a mis perversiones, a mis secretos; sabré que no estoy sólo, que estuviste a mi lado desde el comienzo, como mi igual, como mi amante, como amigos y enamorados.
Si me permitieses amarte, si me permitieses sentirte, llorarte, odiarte, quererte...
Si te permitieses escucharme, verme, sentirme; entonces sabré que no estoy loco, que no inventé tus palabras, tus acciones, sabré que me amas tanto como yo a ti...
Porque somos fuego, somos aire, somos éter, somos sombras, somos chispas, somos cuerpos, somos almas, somos iguales. Somos lluvia, cera, agua. Somos soles, somos lunas. Somos todo, somos nada. Somos mente, deseos, imágenes. Somos colores, somos sabores. Somos paz, dolor. Somos guerra, somos pasión.
Somos espíritus rodeados de amor.
Eclipsegael02 de junio de 2010

Más de Eclipsegael