TT
Por Qué Necesitamos a Las Mujeres? 29 de julio de 2014
por equivocados
¿Por qué necesitamos a las mujeres?
A lo largo de los muchos años en los que la humanidad lleva conviviendo entre sí, siempre se ha demostrado que los hombres no podemos vivir sin las mujeres, y más allá de los rumores que corren por ahí hoy vengo a plantearme el porque yo, no podría vivir sin una mujer a mi lado.
Para empezar vivir sin ti a mi lado es dejar de vivir. Primero porque eres el aire fresco que respiro cuando tu cuerpo y el mío están tan juntos y unidos que es imposible saber que brazo o pierna corresponde al otro. Saber que mis labios al bajar por tu espalda te provocan una sensación parecida a la electricidad, es demasiado excitante como para dejar de buscar un hueco nuevo en el mapa que es tu cuerpo.
Si te muerdo gimes, y cuando entran en contacto los cinco sentidos. Tacto, al recorrer con mis yemas desnudas los recodos más oscuros de tu ser. Oído, porque el sexo mudo no es para mayores de dieciocho. Olfato. Olerte e inspirar tu aroma es suficiente para que entre un estado de éxtasis, desequilibrado e inhumano. Gusto, mi preferido. No podría pasar mis días sin morder tu cuello, morderlo hasta saciarme y ver en tus ojos el dolor y el sufrimiento si me aparto. Vista, ¿y es que hay algo mas hermoso que verte desnuda?
A ti, con el pelo color caoba cayendo lejos, muy lejos de tus hombros. Tu sencillez al descubierto y tus curvas al alcance. ¿Cómo no quieres que me encienda más rápido que un Ferrari? Y no me hagas hablar de tus ojos. Esos ojos cautos y endiabladamente hermosos.
Pero más allá del acto sexual de dos amantes lujuriosos y con poco tiempo por estar juntos, a mi parecer, la mejor forma de aprovechar las tardes de verano. Es el dilema del ¿por qué?
He tenido que pensar más de una razón por la que necesite ver tus labios y tus mejillas sonrosadas, aunque sepa que el rubor de tu cara es el simple efecto de un maquillaje caro.
Las personas siempre queremos aquello que no tenemos, y nos cansamos de aquello que poseemos demasiado pronto y demasiado rápido. Esto es siempre así, digan lo que digan, y se queje quien se queje.
Entonces ¿por qué yo no me siento así?
Y aquí es donde te describo sin tapujos ni misterios, ni cristales detrás de los que poder ocultarme.
Es posible que sea uno de los motivos por los que te quiero. Y no piense en buscar otros labios ajenos a los que acostumbro.
Porque cada inseguridad la hemos combatido juntos y juntos hemos vencido al propio tiempo. El mismo que se muere de celos al vernos caminar agarrados de la mano. Somos una equivocación, y aún así somos el error más bonito de este mundo.
Porque te apartaré en más de una ocasión, te diré mil mentiras para verte llorar, apenas mostraré que te quiero y seguramente piense que estas mejor sin mí y acabe alejándote de mí. Y no porqué quiera, sino porque soy lo suficiente inmaduro como para decirte lo mucho que me importas. Solo espero que te armes de paciencia, que seas lo suficiente valiente y fuerte como para resistir a mí personalidad auto-destructiva y poder volver. Aunque no sea siempre con una sonrisa.
Y no por eso pierdes tu orgullo o tu esencia. Creces como persona y me haces crecer a mí. Los cambios son muy lentos e imperceptibles, y las recaídas son muy comunes.
Porque aún me queda demasiado por aprender de ti, y a ti te falta respirar tres veces más antes de enfadarte. Y eso solo puedo enseñártelo yo.
Nunca habrá suficientes razones para valorizar la vida de una persona. Pero si no puedo pensar en razones, espero darte momentos que valgan la pena.
A pesar de lo que nos depare el destino, el futuro y el camino de piedras que nos queda en nuestra vida. Con tus manos siempre es más sencillo caminar.
Memorias De Un Joven Escritor.

1 Comentarios

El último párrafo ha sido la guinda a una declaración preciosa. Te felicito por haberlo sabido plasmar en un gran texto, compañero.

30/07/14 03:07

Sigue leyendo a Equivocados arrow_downward

Me Moría de Excusas
1621 lecturas, 0 comentarios
24/03/2013
1228 lecturas, 0 comentarios
Reencuentro
1134 lecturas, 3 comentarios
Ciudad Sin Nombre
1262 lecturas, 0 comentarios
Despedidas
1126 lecturas, 0 comentarios
Chat