TusTextos

Navidad.

Bueno, pues aquí estoy. No soy de las típicas personas que hacen este tipo de felicitación. A parte de ser muy poco navideña, soy más bien de esas personas que expresan a cada momento cómo se siente y por qué se siente así. Pero he necesitado hacer una excepción porque quiero ser lo más cercana y familiar posible. Creo que os lo merecéis.

Este año, 2014, ha sido un tanto agridulce. Me ha servido para darme cuenta de lo que verdaderamente quiero. Quizás, no es lo que muchos esperaban de mí, o no es lo que deseaban para mí. Quizás tampoco haya sido de lo más emocionante, como el año pasado, pero ha sido el año detonante para ver que el mundo solo es mundo cuando la gente lo quiere ver así.

He conocido gente de la que SIEMPRE he aprendido algo; Han sido personas que realmente no me han aportado nada, más que un relleno para los momentos de poca importancia. También he conocido a gente que a pesar de haber convivido muy poco, me han dado segundo a segundo y minuto a minuto lo mejor de sí mismas,me han hecho ver que la vida es un encanto a pesar de las adversidades, y me han valorado más que yo a mí misma, un factor muy importante en mí.

Desgraciadamente, he perdido a seres que han sido muy importantes en mi vida y en mi ser. Gente que para mí lo ha sido todo, ha desaparecido de mi vida como si la muerte hubiese llegado a sus vidas, pero son personas de las que he aprendido que si nacemos solos, moriremos solos.

Hace poco, una persona a la que realmente admiro, me dijo que mi asignatura pendiente es la seguridad. Y tiene razón, detrás de esa máscara risueña, se esconden muchos temores e inseguridades que no me dejan disfrutar de la esencia de la vida, ni de la esencia de la juventud. Pero es cuestión de superarme a mí misma, de descubrir potenciales en mí que todavía no han aflorado. Me queda muchísimo por aprender y por descubrir.Me queda por corregirme a mí misma en mis propios errores, pero es cosa del tiempo y de la experiencia.

Gracias a todos los que me habéis soportado cada día; en mis momentos buenos y en los malos. Pero también pido disculpas por eso mismo, y sobretodo a esas personas que esperaban que fuese otra persona, pero así soy y aquí estoy. Errar es de humanos.

Después de esto, aunque sé que estas fiestas son sobretodo para los más pequeños, porque son los que verdaderamente se lo merecen por darnos momentos de felicidad, os deseo Feliz navidad y un próspero Año Nuevo. Para todos, y para mí misma, un saludo.
Lagrimasenelcielo24 de diciembre de 2014

1 Comentarios

  • Sonoridario

    La sinceridad es una forma de regalo, no para mi, que te desconozco...sino para ti misma. Somos muy semejantes, aunque ignoramos la inmensa fuerza que nace de la necesidad. He leído tu texto como un regalo. Un corazón abierto...es una luz, o un arroyo. En tu caso ese momento emocional, donde nada sobra, porque todo es humano. Feliz Navidad.

    24/12/14 07:12

Más de Lagrimasenelcielo